Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El talento femenino, clave para la actividad

Flexibilidad y equidad son dos requisitos para ser firmas inclusivas

Domingo 30 de abril de 2017
0

La disponibilidad y el acceso al talento se han convertido en una de las mayores preocupaciones de las organizaciones en todo el mundo, hasta el punto que más del 70% de los CEO se comprometen personalmente en las búsquedas de empleados. Las mujeres representan uno de los grupos de talentos más importantes. Sin embargo, las organizaciones aún no lograron aprovechar plenamente su excelencia profesional. Si bien organizaciones de todo el mundo están redoblando esfuerzos por la diversidad de género al contratar personal, la percepción de que los empleadores se inclinan a favor de los candidatos masculinos está en aumento. Para abordar esta situación se implementan prácticas de reclutamiento más inclusivas.

Entre las características que hacen más atractivo un empleo, mujeres y hombres coinciden en destacar las oportunidades para el desarrollo de la carrera, salarios competitivos, flexibilidad laboral y cultura de equilibrio entre la vida laboral y personal. De las tres, las posibilidades de progreso constituyen el principal atractivo para los hombres, en tanto que la flexibilidad lo es para las mujeres. No obstante, el desarrollo de la carrera ocupa el primer lugar para las mujeres que inician su vida laboral.

Balancear la vida familiar con la laboral es una tarea difícil -no imposible- que opera como factor determinante para que un talento femenino decida preservar su empleo. Las compañías lo saben y algunas se están adaptando. Los prejuicios aún existen, pero hay un cambio visible en la generación de los 30 años. En la medida en que los jóvenes buscan un balance entre vida laboral y personal sin distinción de género, esta vieja discusión se vuelve obsoleta.

Al evaluar un potencial empleo, más de la mitad de las mujeres buscan verificar un progreso efectivo de la diversidad en las empresas. Otro factor que cobra especial importancia es la equidad en la remuneración.

En definitiva, y tal como se concluyó en el encuentro anual sobre "Mujeres protagonistas" que realizamos días atrás en el marco de la campaña "HeforShe", la equidad, flexibilidad y posibilidad de progreso son los factores clave para que las empresas puedan avanzar en una integración de género más diversa y potenciar sus negocios con talentos formados y comprometidos con los objetivos de la organización.

La autora es socia de Diversidad de PwC Argentina

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas