Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cambiaso y un día especial: juega con sus sobrinos y contra Stirling

"Es un momento muy importante para toda la familia", dijo el mejor polista del mundo, que compartirá el equipo argentino con los hijos de Castagnola, con quien está distanciado; a Pelón le toca ser rival

Sábado 29 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: LA NACION

Desde 2010 son compañeros y multicampeones con La Dolfina, pero hoy dejarán las complicidades que suelen tener las grandes amistades para enfrentarse, y por qué no, chicanearse un poco en el césped de la cancha 1 de Palermo desde las 15.30. Adolfo Cambiaso, el mejor jugador del mundo, y David Stirling, uno de sus mejores discípulos, protagonizarán el atractivo test match entre la Argentina y Uruguay por la Copa de las Naciones 2017. Ambos cracks, que ostentan 10 goles de handicap, prometieron dar lo mejor para que sus equipos logren la victoria, pero por sobre todo buscarán divertirse y divertir.

Para Cambiaso, que con Valiente viene de obtener la Triple Corona en los Estados Unidos, será por demás una jornada muy especial, ya que jugará por primera vez junto a sus sobrinos Bartolomé (5) y Camilo Castagnola (3), completando la formación con Juan Martin Zubía (6). Stirling, por su parte, compartirá equipo con Mariano Álvarez (1), Juan Curbelo (6) y Alejo Taranco (7).

Se conocen demasiado Adolfito y Pelón y en el mundo del polo ya se sabe todo lo son capaces de hacer jugando juntos. Por eso, será un gran atractivo verlos competir entre sí en una ocasión única y tal vez difícil de repetir. Aseguran que, lógicamente, dejarán todo en la cancha para conseguir el triunfo para sus respectivos equipos, pero están convencidos de que nada les quitará la sensación de disfrute una vez finalizado este partido tan especial que, por más que se trate de un Argentina-Uruguay, será un choque para fortalecer viejas amistades.

"Pelón es un amigo, pero también lo son Jejo y Mariano. Son tres amigos de la vida, de Cañuelas. Son uruguayos, pero para mí son argentinos. Va a ser duro, porque juegan muy bien y Pelón es uno de los mejores del mundo", dijo Cambiaso a la nacion. "Seguramente nos pincharemos dentro de la cancha y va a ser un partido muy divertido para ver. Los dos queremos ganar, pero igual nos vamos a divertir", agregó.

"Vamos a jugar con el cuchillo entre los dientes frente al número uno del polo mundial y a jugadores que serán seguro el futuro", se entusiasmó Stirling, quién además negó que exista una fórmula para contener a Cambiaso: "¡Es lo que nos preguntamos todos desde hace años! Se va a poner cuesta arriba jugar contra la Argentina de Adolfito, pero es un orgullo estar representando a Uruguay".

Cambiaso, que sigue muy de cerca los desempeños de sus hijos Mía y Adolfo (h.) -Poroto-, no dudó ni un segundo en aceptar jugar con Barto y Camilo, sus sobrinos e hijos de su hermana Camila y de su cuñado Bartolomé "Lolo" Castagnola, con quien está distanciado desde 2010 tras haberlo apartado de la formación de La Dolfina.

"No iba a jugar, pero me convenció el llamado de Bartolito. En realidad fue por Whatsapp, que es donde las personas tímidas se expresan mejor", contó Adolfito, quien además manifestó su satisfacción por el hecho de contribuir a la unión familiar e intentar cerrar heridas que aún parecen seguir abiertas: "Sentí que era el momento de aceptar y por eso estoy acá. Yo creo que es un momento muy importante para toda la familia. Después de las cosas que han pasado, la separación con Lolo y el distanciamiento que hubo, es un buen momento para que yo pueda jugar al menos una vez con mis sobrinos".

"Quería presentarme lo mejor montado posible, porque la pasada por la Argentina siempre es muy corta y generalmente no agarro mucho el caballo, pero estoy muy contento de jugar con ellos y también con Juan Martín Zubía", agregó Cambiaso, señalando la gran importancia que tiene esta cita por más que su calendario por estos días sea más que apretado. En pocos días más viajará a Inglaterra.

Lolo Castagnola, a pesar de la distancia con Cambiaso, fue uno de los impulsores de que sus hijos tengan esta chance inigualable de competir al lado del mejor jugador de la historia. "Son etapas que van superando. Ahora juegan por la Argentina y tienen que ir a jugar bien, así que me parece una posibilidad muy linda y la verdad es que estoy esperando el partido y que las cosas salgan bien", expresó el ex back de La Dolfina.

"La familia está toda bien y esto es deporte. Está todo más que bien y por eso los voy a estar alentando", cerró, marcando la pauta de que ninguna distancia personal suya será un impedimento para el desarrollo deportivo y humano de sus hijos.

Para Cambiaso y sus sobrinos será una tarde en la que tendrán dos objetivos nada despreciables: lograr una victoria para la Argentina y estrechar el vínculo familiar.

Como detalle, Cambiaso está invicto con la selección argentina tras ocho actuaciones, con este detalle: 11-6 a Brasil (2002) por la Copa Roberto Cavanagh; 18-5 a Brasil (2004) por la Copa Getulio Vargas; 10-4 a Inglaterra (2006) por la Copa Evolution; 12-10 al Resto del Mundo, 12-8 a Inglaterra y 10-6 a Brasil (2009) por la Copa de las Naciones; 12-5 a Inglaterra (2009) por la Copa Coronación y 13-8 a Inglaterra (2014), también por la Copa Coronación. Aunque, sin dudas, este será un partido muy especial. Por la camiseta y por la familia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas