Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Newell´s superó a Huracán 1-0 y, al menos por unas horas, alcanzó a Boca en la cima

El conjunto rosarino se impuso con gol de Scocco; el árbitro Paletta detuvo el partido debido a los cánticos con amenazas de muerte que bajaban de la tribuna

Sábado 29 de abril de 2017 • 15:45
SEGUIR
LA NACION
  |  
HuracánHuracán

-

P
Newell's Old BoysNewell's Old Boys

-

P
0

Newell´s superó a Huracán 1-0 y, al menos por unas horas, alcanzó a Boca en la cima
Newell´s superó a Huracán 1-0 y, al menos por unas horas, alcanzó a Boca en la cima. Foto: DyN / Rodolfo Pezzoni

En tiempos de apariciones fugaces, se aferra a la experiencia. A hombres de mil batallas que, en momentos donde las luces europeas encandilan a cualquier precio, prefirieron volver a casa antes de tiempo. Por ahí aparecen Maximiliano Rodríguez (36 años), Ignacio Scocco (31), Mauro Formica (29), Sebastián Domínguez (36) y Víctor Figueroa (33). En una época marcada por el legado que Gerardo Martino dejó en el Parque Independencia, elige otro libreto. Un guión que le alcanza, y le sobra, para sostener números similares a los del Tata. Y en una temporada donde muchos competidores salieron a reforzarse con nombres rutilantes, Diego Osella encontró las incorporaciones puertas adentro. Recuperó a los pesos pesados y se reforzó con viejos conocidos de Olimpo. La firmeza de Néstor Moiraghi, la polifuncionalidad de Juan Sills y el sacrificio de Joel Amoroso dan muestra de eso.

A ocho fechas del final, Newell's, con sus limitaciones, se afirma como candidato, mira a todos desde arriba y se sienta en la misma mesa que Boca. Es el Newell's que derriba los paradigmas a base de un llamativo maridaje de entrega, sacrificio y jerarquía. El mismo que logra triunfos casi sin patear el arco. Ayer venció 1-0 a Huracán en Parque Patricios y las estadísticas hablan por sí solas: un solo remate claro del vencedor. Rivales como Arsenal y Atlético de Rafaela ya habían sufrido de la efectividad letal de los rojinegros.

Gana y sufre a la vez. Se apoya en los Scocco, Rodríguez y Formica -22 goles de los 31 que llevan los de Osella en la temporada-, pero también en una defensa granítica. Luciano Pocrnjic cumplió 500 minutos con la valla invicta y sólo le convirtieron 13 tantos en el campeonato. En la antesala de la seguidilla Independiente-Rosario Central-Boca, Newell's se pasea como un boxeador de paso tan lento como soporífero, que sólo se toma unos segundos para noquear. Y lo logra.

"Esta clase de partidos te dan tranquilidad, pero tenemos que ser autocríticos. No jugamos un buen partido, pero pudimos ganar", señaló Scocco tras el partido. "El partido que hicimos fue malo por donde se lo mire", añadió Osella. Sin circuito de pase (no se lució Facundo Quignon), ni cambio de ritmo, el reconocimiento del cuerpo técnico fue para una última línea que se terminó de armar en el pasado mercado de pases. A la confianza que le dio a Pocrnjic -lo sostuvo tras el regreso de Unsain, que se había fracturado la mandíbula al chocar con Carlos Tevez, en febrero del año pasado-, le sumó el respaldo a Domínguez, la necesidad de contar con un jugador con la talla de Nehuén Paz y la llegada de José San Román. Tras el traspié ante Defensa y Justicia, en el primer partido del año, Osella tomó nota y la defensa no desentonó. El conjunto rojinegro lleva siete partidos sin perder, cinco victorias y dos empates, y sólo un gol recibido, en el 1-1 ante Patronato.

Sin diferencias

En un partido que tuvo la particularidad de los siete minutos que paró el partido el árbitro Héctor Paletta por los insultos al equipo arbitral, Newell's y Huracán sólo mostraron diferencias en el marcador. Sin lucimiento desde lo colectivo, las buenas apariciones se dieron en cuentagotas. Y sólo la conexión Formica-Scocco logró destrabar un encuentro que parecía tener el cero marcado a fuego. Un instante que fue suficiente para el visitante y que lo lleva a cima, a la espera del partido entre Boca y Arsenal. Parece no necesitar mucho más. Sin dinero en la caja y con el respirador artificial que le da el juez Bellizia, a cargo del salvataje deportivo de la institución -en la semana, los jugadores se entrenaron con ropa particular en solidaridad con los empleados del club-, dentro del campo tampoco negocian el compromiso. Es el Newell's líder que se apoya en sus líderes. El que no enamora, pero que se sostiene. El que empezó la temporada mirando de reojo la zona del descenso, y que ahora pone bajo la lupa cualquier paso en falso xeneize. A su manera, tritura las frases hechas y encara la recta final con la confianza que le dan los triunfos logrados aun en los malos momentos.

El gol de Scocco

DPA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas