Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con chicos del Barrio 20, una experiencia diferente

Estudiantes de 12 años que por primera vez tomaron contacto con el rugby disfrutaron con varios Jaguares

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 29 de abril de 2017
Foto: LA NACION
0

"¡Pasala!". El grito no viene de la cancha. Los Jaguares se mueven silenciosamente en una de las canchas del Buenos Aires Cricket & Rugby Club. La noticia es el Captain's Run, el último ensayo antes del partido fundamental de esta tarde con Sharks. Mientras, al costado de la cancha está pasando algo que rompe con la rutina diaria. Un grupo de chicos del Barrio 20 de Villa Lugano vino con su escuela a compartir un entrenamiento con los jugadores. Van y vienen con la energía y el entusiasmo del que está viviendo algo nuevo. Sí, es la primera vez que entran en contacto con una pelota de rugby. Ahí está la historia.

"Ellos llegaron acá y se encontraron con otro mundo. Desde lo más mínimo, como cuando se subieron a las camionetas y tenían otro tapizado al de los escolares. No están acostumbrados a salir", describe Natalia Gerón, maestra de la Escuela Cristobal Colón N°3 Distrito Educativo 21, que trajo 46 chicos y chicas de 12 años que cursan 7° grado. En el marco de los Juegos de la Juventud Buenos Aires 2018, fueron invitados por Visa y el gobierno porteño con el fin de que los chicos empiecen a conocer las distintas disciplinas.

"Es todo un acontecimiento para nosotros porque no tenemos este tipo de oportunidades", cuenta Adriana Botta, directora del colegio primario, que recibe a diario unos 715 alumnos entre el turno mañana y tarde. Los docentes cuentan que la deserción escolar no es un problema en la institución porque hacen un seguimiento. "Por supuesto que tenemos dificultades de aprendizaje, sobre todo en lo emocional. No damos abasto con los psicólogos", agrega.

Con una población de 27 mil habitantes, el Barrio 20 es uno de los más vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires. "Es un barrio humilde, de gente trabajadora. Los chicos son muy educados", afirma Botta.

Alan es uno de los más inquietos del grupo, pero se vuelve tímido cuando se acerca a Juan Martín Hernández. Le pide que una firma y se saca una selfie con Hernández, cuya popularidad trascendió hace tiempo las barreras del rugby. "Es mi ídolo. Me encanta verlo cuando juegan los Pumas", dice, ya más relajado. "Es lindo que se acerquen los chicos a verte, más cuando no conocen el rugby. Nos sirve para difundir nuestro deporte", dice el ex Deportiva Francesa.

A unos metros, Juan Leguizamón es de los más participativos: enseña a tacklear a los chicos sin que se lastimen y es uno de los que más interactúa. "Es placentero compartir un rato con los chicos, nos encanta y lo disfrutamos, mucho más si logramos sacarles una sonrisa. Es muy lindo escucharlos y conocerlos. El deporte y el rugby, con sus valores, son una vía extraordinaria para educar", dice Legui, acompañado por Santiago Cordero y Santiago González Iglesias.

La clínica se cierra con un mini partido. Participan chicos y chicas. Como Ayelén, que quedó encantada con la experiencia y dice que le gustaría jugar porque admira a Agustín Creevy, el capitán. Soñadora, quiere estudiar para algún día ser actriz y protagonizar una película ligada al deporte. Botta, que es directora desde hace 10 años, dice que aprende a diario de ellos: "Aprendí a buscarles la vuelta, a ponerles una ficha a ellos porque sé que van a poder. Van a terminar bien, llegar al secundario y tener una vida diferente porque se las van a construir ellos mismos".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas