Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Cámara del Libro emite señales de S.O.S.

Sábado 29 de abril de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Tras el cruce de discursos entre el ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, y el presidente de la Fundación El Libro, Martín Gremmelspacher, la Cámara Argentina del Libro (CAL) junto con la de Papelerías, Librerías y Afines (Capla) lanzaron la campaña S.O.S. Libro Argentino. Con afiches exhibidos en los stands de editoriales, presentan su enfoque sobre la situación del sector en el país.

La CAL afirma que hubo una fuerte caída en el consumo de libros: un 25%. Esa caída estuvo acompañada por una merma en la producción, que también ronda el 25%. Se cerraron, incluso, varias librerías. "Más que una campaña, es la respuesta al pedido de varios socios de la CAL para visibilizar la problemática del sector -indicó a LA NACION Diana Segovia, gerenta de la CAL-. Durante 2016, las editoriales y librerías chicas fueron las que más sufrieron el aumento de costos y la baja en las ventas, pero desde hace unos meses las editoriales medianas sienten una fuerte restricción en las ventas." Siglo XXI, Bonum, Corregidor son algunos ejemplos de los sellos medianos locales. "Frente a este panorama, la CAL y Capla envían una señal de alarma al Estado."

A diferencia de los editores mexicanos y españoles, los argentinos pagan 19% de IVA en las compras de papel para libros. La solicitud de exención de ese pago aún no tiene respuesta. Y si bien el sector se mostró agradecido con la instrumentación del plan Ahora 3 para la compra de libros (que se activó luego de la eliminación del plan Ahora 12), la medida no resulta suficiente. Estará vigente mientras dure la Feria, hasta el 15 de mayo.

Respecto de la compra de libros por parte del gobierno nacional, las cámaras afirman que "disminuyó sensiblemente". Sin embargo, consultado por este diario, el ministro Pablo Avelluto señaló que en 2017 las compras del Estado habían aumentado. "La Conabip destinó trece mil millones de pesos para que mil bibliotecarios compren libros en la Feria con un 50% por ciento de descuento; además, se compraron 110.000 libros de 41 editoriales pequeñas, medianas y grandes para las bibliotecas populares."

Avelluto indicó, además, que en un informe contratado por el Ministerio de Cultura el diagnóstico sobre esta industria no coincide con las cifras de CAL y Capla, aunque reconoció que 2016 fue un año difícil. "Cuando hay restricción en el consumo, la gente deja de comprar libros, pero apenas se reactiva, vuelve a hacerlo", dijo. Y se lamentó: "Es un poco injusto el juicio del sector con el Gobierno".

Desmienten el IVA al libro

En los acalorados discursos inaugurales de la FIL, Gremmelspacher había llamado la atención sobre la posibilidad de que Economía impulsara "gravar al libro con un IVA del 19%, derogando la excepción sostenida por décadas". Ayer, fuentes oficiales de Hacienda desmintieron a LA NACION que existiera tal proyecto.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas