Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Pedrera, la carrera del millón y medio de pesos

La prueba, que repartirá una cifra récord, convocó a los mejores atletas del país. A pocas horas de la largada crece la expectativa por la competencia entre los atletas de elite; comenzará a las 10 en el puente Monseñor Miranda y finalizará en el autódromo

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 29 de abril de 2017 • 00:13
0

(VILLA MERCEDES).- Un nuevo ciclo olímpico está en marcha. Se apagó la llama en Río y muchos piensan repetir la experiencia en Tokio 2020. Y muchos otros quieren llegar.

Deportivamente, es el primer año post Juegos Olímpicos, y todo está planificado, pensado y ordenado para estar dentro de 3 años en el máximo evento. Los volúmenes, las cargas, las competiciones y el calendario están armados. De pronto una carrera imprevista, este domingo 30 de abril, que no estaba señalada en ningún lugar aparece, genera asombro, mucho asombro, mueve el tablero. Está claro que el altísimo estímulo económico invita a no dejar pasar la oportunidad: un millón y medio de pesos en premios en el Maratón La Pedrera. Una carrera que cuenta con cuatro distancias: una modalidad recreativa de 2 o 5 kilómetros y una competitiva de 10 ó 21 kilómetros.

¡Vale la pena ir! ¡Vale la pena estar! ¡Vale la pena soñar!

Desde distintos puntos del país y, obvio, desde afuera también se activa la logística para poder llegar a Villa Mercedes, San Luis. Allí, en la Pedrera, un imponente proyecto del gobierno provincial incluye un parque deportivo, estadios y un autódromo. En este sitio tendrá lugar una media maratón que se convertirá en la mejor premiada que la erigen, la elevan desde el fundamento económico. Nada que envidiar a las monstruosas carreras de Buenos Aires.

Desde el sur, Joaquín Arbe sabe de sus posibilidades. De lograr un buen papel, su rédito tendrá beneficios para su familia ya que quiere terminar su casa antes de que llegue el cruel invierno. Entre sus amigos hay corredores de bici de montaña, y este mismo domingo bikers de toda Sudamérica llegarán a Río Pinto, una carrera clásica en las sierras cordobesas. Sus amigos van a esta cita y en su trayecto pasarán por Villa Mercedes. Entonces, aparece la oportunidad del atleta para arribar sin demasiados inconvenientes. Por eso, se unió a ellos en el viaje de 1500 kilómetros desde Esquel.

De nuevo, ¡vale la pena estar!

Las noticias a veces tardan en llegar, pero llegan. Este es caso de Andrés Zamora. El corredor uruguayo tampoco quiere perderse esta cita. Es jueves y se pone en acción, debe lograr un permiso de la Fuerza Aérea de su país para poder viajar. Lo consigue. Es tiempo de buscar y encontrar pasajes Montevideo-Colonia-Buenos Aires-Villa Mercedes. Una especie de tren largo que como con vagones tiene distintas ciudades. No puede hacer todo de un solo trayecto y debe pasar una noche en la capital argentina. El reloj marca las 20.30 y está en camino con su destino final concreto. Acostumbrado a estas situaciones, no sabe dónde dormirá esa noche. Su duda queda despejada. Un amigo, Hernán Granja, atleta también, lo recibe en su casa para seguir el viernes a su destino final.

Desde Buenos Aires algo más cerca, Maria Luz Tesuri también inicia su camino. Su esposo Juan Manuel Benítez también debe pedir permiso laboral para facilitarle el desplazamiento y que los 700km sean más llevaderos. Antes deberán dejar a su pequeña bebe al cuidado de la familia que siempre le tiende una mano.

Así, desde distintos regiones del país y con historias similares o quizá más difíciles llegarán a Villa Mercedes. Así, cientos de atletas dispuestos a dar lucha y llevarse la mayor bolsa en la carrera del millón y medio.

Todos sienten lo mismo, todos sentimos lo mismo... ¡Vale la pena estar!

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas