Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Liberaron a la joven argentina que estaba detenida en Turquía y a su novia: ya aterrizaron en Barcelona

María Jimena Rico y Shaza Ismail estuvieron detenidas desde el lunes en Estambul por "problemas con su documentación"; viajarán pronto a Málaga, donde viven la familia Rico

Sábado 29 de abril de 2017 • 07:26
Foto: Facebook
0

MADRID.- La joven argentino-española María Jimena Rico fue liberada anoche por las autoridades turcas que la habían detenido el lunes en Estambul por problemas con su documentación, mientras huía de una persecución de la familia de su novia de origen egipcio, Shaza Ismail. Ambas se encuentran en España.

Después de dos días de gestiones diplomáticas, Jimena -de 28 años- y Shaza -de 22- consiguieron los papeles para ser deportadas desde Turquía. Volaron de inmediato a Barcelona, donde aterrizaron durante la madrugada del sábado, y viajarán pronto a Málaga, en el sur, donde viven los padres de la mujer nacida en la Argentina.

"Están bien, muy cansadas y en estado de shock por todo lo que han vivido. Por fin vamos a poder abrazarlas después de tantos días sin saber de ellas", confirmó María del Valle Rico, hermana de Jimena.

La familia Rico había denunciado el lunes que su hija estaba desaparecida en Turquía. Lo hicieron después de recibir un mensaje de ella en el que alertaba que el padre de Shaza, que no consiente la homosexualidad de su hija, las había amenazado de muerte.

El incidente se inició en Dubái, donde vive la familia Ismail. Las dos jóvenes, que residen en Londres, viajaron hacia allí porque les habían dicho que la madre de Shaza estaba muy grave. Al llegar, según relató Jimena, descubrieron que era mentira: querían retener a la chica egipcia y separarlas. Amenazaron con denunciarlas penalmente en un país donde la homosexualidad se considera delito.

Ellas lograron escapar. Tomaron un avión a Georgia, donde pasaron tres días con unos amigos. Al intentar irse a Londres, en el aeropuerto de Tiflis, el padre de Shaza las estaba esperando para llevarse a su hija por la fuerza. Hubo una pelea y, según denuncia Jimena, el hombre les rompió el pasaporte. Después de unas horas demoradas, un amigo las llevó a la frontera con Turquía.

La policía de ese país las detuvo por problemas de documentación. María del Valle Rico explicó que a las jóvenes las acusaron de "vinculación con el terrorismo" y las retuvieron por averiguación de antecedentes.

Foto: Facebook

Estuvieron tres días incomunicadas. Una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores de España explicó que las autoridades turcas justificaron su decisión en que "Jimena tuvo una actitud inadecuada al ser detenida por la policía".

Al cabo de tres días de angustia en su familia, la joven se comunicó por teléfono con su hermana el jueves desde un centro de alojamiento de extranjeros cerca de Estambul. Entonces empezaron las gestiones diplomáticas para conseguirle nuevos papeles y liberarla.

La duda era qué pasaría con Shaza. Si Turquía decidía enviarla al país de su pasaporte, su destino era Dubái, donde debería enfrentar a sus padres, que le prohíben seguir su relación con Jimena -son pareja desde hace seis meses- e incluso amenazaron con denunciarla.

Al final, el consulado español en Estambul consiguió liberar a las dos y las puso en el mismo avión que las llevó a Barcelona, primera escala para volver a su vida normal.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas