Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Corrían una picada a 240 KM/H y se grabaron durante varias horas por toda la Ciudad

Los jóvenes compartieron por redes sociales las imágenes tomadas desde uno de los vehículos de alta gama y se mofaron de que no fueron frenados por la Policía

Sábado 29 de abril de 2017 • 12:35
0

cerrar

Dos vehículos de alta gama, una cámara de video, la ciudad de Buenos Aires, la imprudencia. "Metanlé, boludos, empiecen a acelerar, que les chupe un huevo", es la frase inicial de un video que registró una peligrosa picada por las calles de la ciudad de Buenos Aires con velocidades de hasta 240 kilómetros por hora.

El video, que fue subido por los protagonistas a un canal de YouTube creado hace dos días, ya cuenta con miles de visitas. Dura 18.03 minutos y se ve a los dos vehículos, un Porsche Cayenne Turbo y una Dodge Ram 1500 HEMI, ir a altas velocidades por las calles y accesos a la ciudad de Buenos Aires.

Se los ve pasar por la Avenida 9 de Julio, a la altura del Obelisco, y por la avenida General Paz, entre otras.

"Sos un hijo de puta boludo, jaja. Sos un enfermo! Movete, movete, pasalo", se escucha la arenga de una chica exaltada por la picada.

Los conductores hacen giros en U en lugares donde no están permitidos e incluso llaman por teléfono a otras personas mientras el velocímetro marca 240 kilómetros por hora.

Casi al final del video, el conductor de uno de los vehículos se baja del auto y le relata al otro que pensaba que iba a ser detenido por la Policía en un semáforo y que se bajó rápido a sacar los cubrepatentes para evitar ser descubiertos.

La respuesta del otro conductor fue contarle que se habían cruzado al menos con tres patrulleros y que ninguno hizo nada.

En diciembre se sancionó la ley penal vial

El 22 de diciembre pasado, La Cámara de Diputados convirtió en ley, con amplia mayoría, el proyecto que agrava las penas por delitos viales. Se trata de una iniciativa presentada por varias organizaciones de familiares de víctimas, inicialmente propulsada por las Madres del Dolor.

Es la primera ley penal vial que rige en el país y establece penas de entre tres y seis años de prisión para quien, conduciendo en forma imprudente, negligente o antirreglamentaria, causare a otro la muerte.

Además, contempla agravantes en caso de que el conductor se fugara o no intentase socorrer a la víctima o estuviese bajo los efectos de estupefacientes o con un nivel de alcoholemia igual o superior a 0,5 gramos por litro de sangre en el caso de choferes de transporte público o 1 gramo por litro de sangre en los demás.

Otras transgresiones penadas de la misma manera son el exceso de velocidad de más de 30 km/h sobre la máxima permitida, las picadas, la violación del semáforo o la culpa temeraria, es decir, cuando se sabe que puede causarse daño.

Los impulsores de la ley destacaron la importancia de que el Código Penal sume los delitos llamados abstractos, como manejar alcoholizado, a velocidad excesiva o sin licencia, pues es un grave error que sólo se los considere contravenciones o infracciones, aun cuando fortuitamente no hubieren ocasionado la muerte.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas