Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Anthony Joshua, la gran figura de los pesados, enterró la hegemonía de Europa del Este

Derrotó por knock out técnico en el 11° round al ucraniano Vladimir Klitschko, en Wembley; a los 27 años, el británico defendió la corona de la FIB y ganó la de la AMB

Sábado 29 de abril de 2017 • 19:28
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Anthony Joshua noquea a Wladimir Klitschko en el 11° asalto y defendió su título de los pesados.
Anthony Joshua noquea a Wladimir Klitschko en el 11° asalto y defendió su título de los pesados.. Foto: Reuters

La hegemonía de los boxeadores de Europa del Este en los pesos pesado acaba de consumir las últimas ilusiones. El británico Anthony Joshua, actual campeón mundial de la AMB y la FIB, derrotó por KOT 11 al ucraniano Vladimir Klitschko y expuso el decaimiento de una raza boxística que, después del retiro de Lennox Lewis en 2003, se convirtió en dominadora absoluta de la máxima categoría. El combate se desarrolló en el célebre estadio de Wembley, ante 90.000 espectadores, y constituyó el acontecimiento pugilístico de mayor convocatoria en el Reino unido.

Las ambiciones de Klitschko de reconquistar las coronas que perdió ante el mediocre inglés Tyson Furi, en noviembre de 2015, fueron escasas para la juventud y la fortaleza de Joshua, quien se pudo reponer de una caída en el sexto round. De principio a fin, el match estuvo acorde con las expectativas y los 40 millones de euros que se repartieron en bolsas.

La pelea fue emotiva y con pasajes en los que ambos boxeadores estuvieron al borde del triunfo por nocaut. En los primeros asaltos, Joshua dominó ampliamente las acciones del combate y logró derribar al ucraniano en el 5° round. Sin embargo, a la vuelta siguiente Klitschko reaccionó y con un directo de derecha logró derrumbar al campeón defensor. Con las tarjetas muy parejas y un final cerrado, en el undécimo asalto apareció la pegada demoledora del campeón. Con un gancho de derecha a la mandíbula del ucraniano y unas posteriores combinaciones de golpes selló el triunfo.

Lejos de representar un rival en decadencia, el ucraniano Klitschko, a los 41 años y tras 17 meses de inactividad, lució una excelente forma física, transformándose en el mejor rival en la carrera del inglés, que al momento del desenlace estaba abajo en las tarjetas de los tres jurados. Con más de veinte años como boxeador profesional y 28 peleas mundialistas, Wladimir Klitschko, después de este duro nocaut -sufrió un preciso uppercut de Joshua-, puso en duda su continuidad en el boxeo: "Tengo que pensar bien qué voy a hacer. No me gustaría afrontar la revancha y ver nuevamente en alza la mano de mi rival", comentó.

A los 27 años, Anthony Joshua se convirtió la nueva figurita de los pesos completos. El triunfo ante Klitschko (64-4, 54 KO), representó su nocaut número 19 en igual cantidad de combates y la tercera defensa de la corona FIB y sumó la de la AMB. Hijo de inmigrantes nigeriano y con causas penales por venta de drogas en su haber, el inglés se convirtió en campeón mundial pesado, versión Federación Internacional de boxeo, en abril de 2016, al derrotar por KOT 2 al norteamericano Charles Martin.

La derrota del veterano ucraniano acabó definitivamente con la supremacía que los boxeadores soviéticos impusieron tras el retiro del británico Lennox Lewis, el último gran campeón pesado. Desde entonces los rusos Nikolay Valuev, Alexder Poventkin, Ruslan Chagaev, Oleg Maskaev, Siarhei Liakhovich, Sultan Ibragimov, más los ucranianos Vitali y Vladimir Klitschko marcaron el pulso de una categoría tradicionalmente dominada por americanos de color.

El ucraniano afincado en Alemania estuvo invicto 11 años dominando la escena del peso pesado hasta su derrota con Fury. Con un estilo eficaz pero sin lucimiento, sacando provecho de su imponente altura (1.98m) logró doblegar a rivales importante en su extensa carrera (totaliza 28 peleas mundialistas). Sin embargo, ayer, no pudo reivindicarse ante Joshua, un duro rival en claro ascenso, 14 años más joven y llamado a ser el heredero del majestuoso Lennox Lewis.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas