Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Turquía: liberaron a las dos jóvenes

Jimena Rico y su novia Shaza fueron deportadas a España

Domingo 30 de abril de 2017
0
Jimena, en el centro de la imagen, con remera gris; Sasha, la segunda desde la derecha
Jimena, en el centro de la imagen, con remera gris; Sasha, la segunda desde la derecha.

MADRID.- Aliviadas y juntas después de una semana de angustia, la argentino-española María Jimena Rico y su novia egipcia, Shaza Ismail, fueron liberadas de su encierro en Estambul y deportadas a Barcelona, a donde llegaron ayer a primera hora.

"Estamos psicológicamente destrozadas, pero fuertes porque no lograron separarnos", dijo Rico ya en tierra española, donde reside su familia desde hace 15 años. Había terminado la odisea en la que temió por su vida mientras huía de una persecución del padre de Shaza, que no consiente la orientación sexual de su hija.

El rastro de Rico se había perdido en Turquía el lunes pasado y su familia denunció que estaba desaparecida. En medio de una búsqueda en la que intervinieron Interpol y las autoridades diplomáticas de España y la Argentina, la joven logró ponerse en contacto con su familia el jueves: se supo que las habían detenido e incomunicado la policía turca por problemas con su documentación.

"Pensar que hace menos de un día creíamos que nos iban a separar. Gracias a Dios no pudieron. Estamos aturdidas. Shaza está en shock todavía. Ahora necesitamos descansar y asimilar todo lo que hemos vivido", dijo la joven nacida en la Argentina hace 28 años.

Se excusó en su cansancio para no hacer más declaraciones a la prensa. Había llegado a la madrugada al aeropuerto de El Prat. Ella y su novia -de 22 años- pasaron la noche en Barcelona y decidieron viajar nueve horas en auto hacia la casa familiar en Torrox, provincia de Málaga, para evitar la presión mediática.

El itinerario

El episodio que terminó con las dos presas en Turquía empezó la semana pasada en Dubai, donde reside la familia Ismail. Las dos jóvenes, que conviven desde principio de año en Londres, habían volado hacia allí porque les habían dicho que la madre de Ismail estaba muy grave. Al llegar, según relató Rico, descubrieron que era mentira. El padre -un empresario adinerado de origen egipcio- quería retener a su hija y separarlas. Amenazó con denunciarlas penalmente en un país donde la homosexualidad se considera delito.

Según la reconstrucción hecha por las autoridades consulares españolas, ellas decidieron irse de Dubai a escondidas. Tomaron un avión a Georgia, donde pasaron tres días con unos amigos. Al intentar irse a Londres, en el aeropuerto de Tiflis, el padre de Shaza las estaba esperando para llevarse a su hija por la fuerza. Hubo un altercado, gritos, peleas y, según denuncia la joven argentina, el hombre les rompió el pasaporte. Después de unas horas demoradas por la policía, los amigos georgianos las llevaron a la frontera con Turquía.

A poco de cruzarla -en circunstancias no aclaradas- la policía turca las detuvo por problemas en la documentación. María del Valle Rico, hermana de Jimena, explicó que las acusaron de "posible vinculación con el terrorismo" y las retuvieron por averiguación de antecedentes.

Una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores de España explicó que las autoridades turcas justificaron su actuación en que "Jimena tuvo una actitud inadecuada al ser abordada por la policía".

Las gestiones del gobierno español finalmente prosperaron. Tenían que volar juntas al mismo destino. "Turquía no quería inconvenientes en un momento en que su imagen internacional está muy dañada por las detenciones arbitrarias de opositores", explicó una fuente diplomática.

Así lograron salir juntas. Anteayer a última hora funcionarios del consulado español en Estambul las acompañaron hasta el aeropuerto.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas