Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un perro percibió lo que otros ignoraron

Un ovejero belga fue la clave para descubrir dónde estaba Araceli

Domingo 30 de abril de 2017

De no haber sido por el olfato de un ovejero belga llamado Halcón, el paradero de Araceli Fulles sería un misterio. Este perro, que forma parte del escuadrón canino K9 de los Bomberos Voluntarios de Punta Alta, marcó la casa donde estaba el cuerpo de la joven, de 22 años, que más de cincuenta policías bonaerenses buscaron durante 25 días.

Halcón y el equipo de bomberos de Punta Alta fueron enviados ayer a Arrecife para colaborar en la búsqueda de un anciano que desapareció allí el 16 del actual. Anoche se encontró su cuerpo.

En el caso de Araceli, según fuentes de la investigación, efectivos de la policía bonaerense y de la División Canes de Lomas de Zamora ya habían revisado la casa de Alfonsina Storni 4477. El 17 de abril pasado, un grupo de policías con los perros allanaron la vivienda que pertenece a la madre de Darío Gastón Badaracco, el principal sospechoso de asesinar a Araceli. No se trató de una inspección superficial, sino el cumplimiento de un mandato judicial, solicitado por la fiscal Graciela López Pereyra y autorizado por un juez de Garantías.

Sin embargo, estos perros y los policías no hallaron el cuerpo de Araceli, a pesar de que estaba enterrado en esa vivienda. Fuentes policiales explicaron que por entonces no se había derrumbado la carpeta de cal, arena y cemento.

Según Raúl Rodríguez, uno de los guías del escuadrón canino de los Bomberos de Punta Alta, que se sumaron a la búsqueda por una gestión realizada desde el municipio de San Martín, el perro Halcón fue llevado a la casa de la joven y olfateó prendas. Así obtuvo la huella de olor de Araceli.

Rodríguez explicó que esa huella de olor fue lo que el olfato del perro percibió el jueves a la tarde, mientras revisaban la plaza situada en Alfonsina Storni y 9 de Julio. En ese momento, Halcón llevó a los guías hasta la casa situada a media cuadra. Y encontró lo que nadie pudo hallar en 25 días de búsqueda.

Te puede interesar