Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Rafael Nadal repitió su marca histórica: venció a Dominic Thiem y conquistó el ATP de Barcelona por décima vez

Tras alcanzar esa cantidad de títulos en Montecarlo, repitió el hito una semana después; derrotó al austríaco por 6-4 y 6-1

Domingo 30 de abril de 2017 • 13:08
La celebración de Nadal en Barcelona
La celebración de Nadal en Barcelona. Foto: LA NACION / Adrián Quiroga
0

BARCELONA (dpa).- El español Rafael Nadal alcanzó hoy un nuevo récord en el tenis mundial al conquistar su décimo torneo de Barcelona tras imponerse a Dominic Thiem por 6-4 y 6-1 en una final en la que el austriaco batalló en el primer set y se desmoronó por completo en el segundo. Una semana después de convertirse en Montecarlo en el primer hombre en atesorar diez trofeos de un mismo torneo en la Era Abierta, el número cinco del mundo repitió hito en la cancha recién bautizada con su nombre tras vencer a la joven promesa en una hora y 30 minutos.

"Significa mucho para mí ganar aquí, en mi casa. Estoy muy feliz y emocionado", confesó Nadal, antes de que la organización hiciera estallar fuegos artificiales en su honor. "Son dos torneos súper especiales para mí; es el inicio de tierra soñado", añadió el tenista balear.

Tras la de Montecarlo, Nadal cerró en Barcelona otra semana de gran tenis. Rápido, sólido y paciente, el nueve veces ganador de Roland Garros no cedió ni un solo en su camino hasta una final que le exigió una gran actuación. Número nueve mundial, Thiem lo obligó a luchar por cada punto en el primer set. Ya en el primer juego del partido, en el que servía Nadal, el austriaco, de 23 años, lo obligó a luchar durante seis minutos para no perderlo después de salvar una pelota de quiebre. Fue un anuncio de lo que vendría después. Thiem ganó con más facilidad su servicio en los primeros compases del partido. Y Nadal tuvo que rebuscárselas, sobre todo con su revés, para encontrar alguna grieta.

Lo logró recién en el décimo juego del primer set, en el que aprovechó la primera pelota de set que tuvo para conquistarlo por 6-4 en 50 minutos de dura batalla.

La historia cambió por completo en el segundo parcial, cuyo inicio, sin embargo, pareció apuntar a una repetición del primero. Tras desperdiciar una pelota de quiebre en el segundo juego, Nadal rompió el servicio del austriaco en el cuarto y, con 3-1, inició su imparable despegue. Thiem se desplomó. Hundido psicológicamente por la resistencia de Nadal, el número nueve mundial fue incapaz de ofrecer la fabulosa réplica que había dado en el primer set. El ganador de 14 Grand Slam le quebró de nuevo el saque en el sexto juego, en blanco, y cerró con su servicio, sólido durante todo el partido.

Por segunda semana consecutiva, Nadal alzó así su décimo trofeo de un mismo torneo y siguió alimentando el sueño de hacer lo mismo en unas semanas en París

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas