Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El sospechoso del crimen de Araceli Fulles se negó a declarar y continuará detenido

Los otros seis acusados aceptaron la indagatoria y contaron lo que hicieron el día de la muerte de la joven

Domingo 30 de abril de 2017 • 19:38
Darío Badaracco se negó a declarar
Darío Badaracco se negó a declarar. Foto: LA NACION

Darío Badaracco, principal sospechoso del crimen de la joven Araceli Fulles, se negó a declarar ante los fiscales del caso mientras que los otros seis acusados aceptaron la indagatoria. La Justicia decidió que todos permanezcan detenidos.

Fuentes judiciales informaron que Badaracco, de 29 años, se negó a ser indagado por la fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción número 2 de San Martín, Graciela López Pereyra, junto a Héctor Scebba y Alejandra Alliaud, quienes se sumaron a la investigación.

En cambio, los otros seis detenidos aceptaron declarar e hicieron un relato de lo que hicieron en la madrugada del pasado 2 de abril, cuando desapareció Fulles, pero rechazaron haber tenido cualquier vínculo con el secuestro o el homicidio.

Los siete detenidos habían sido trasladados ayer a los Tribunales de San Martín y el trámite de indagatorias continuó hasta aproximadamente las 2 de hoy. La fiscalía dispuso que los siete acusados continúen detenidos, en el marco de la causa que está caratulada como homicidio agravado por la pluralidad de autores y femicidio.

La joven Fulles, de 22 años, permaneció desaparecida durante 25 días, hasta que el jueves pasado un perro entrenado de la Policía bonaerense halló el cadáver enterrado en la casa de Badaracco, en José León Suárez, partido de San Martín.

El hombre estuvo prófugo algunas horas hasta que fue encontrado deambulando en el bajo Flores, en la Capital Federal.

Fuentes de la investigación precisaron que el cuerpo de Araceli fue encontrado a unos "35 centímetros de profundidad bajo una losa de cemento y material de construcción". El cadáver, completamente desnudo, fue hallado en posición "decúbito dorsal, con las extremidades inferiores flexionadas hacia atrás".

Por último, los datos de la autopsia revelaron que la víctima presentaba signos de "asfixia mecánica por compresión extrínseca del cuello".

Agencia DyN

Te puede interesar