Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

EE.UU. confirmó oficialmente la autorización al ingreso de limones argentinos

Lo comunicó el organismo sanitario del Departamento de Agricultura; regirá a partir del 26 de mayo próximo

SEGUIR
LA NACION
Lunes 01 de mayo de 2017 • 20:29
0

Estados Unidos informó de manera oficial que a partir del 26 de mayo próximo autorizará el ingreso de limones en fresco de la Argentina, tras la prohibición que fijó hace 16 años.

En un comunicado del Servicio de Inspección de Plantas y Animales (Aphis, en sus siglas en inglés), que depende del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda, en sus siglas en inglés) se confirmó hoy que en esa fecha vence la prórroga a la apertura que se había impuesto el 23 de enero pasado y ratificada dos meses después.

Durante la reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en Washington, la semana pasada, el presidente Mauricio Macri planteó la necesidad de autorizar las exportaciones de limón desde la Argentina. El ministro de Producción, Francisco Cabrera, al término de su encuentro con el secretario de Comercio de los EE.UU., Wilbur Ross, anunció que la apertura ya estaba decidida y que sólo restaba la comunicación oficial, lo que sucedió hoy.

Los limones argentinos ya pueden ingresar a EE.UU.
Los limones argentinos ya pueden ingresar a EE.UU..

Los productores de limón calculan que el mercado norteamericano representa, en una primera etapa, unas 20.000 toneladas anuales, el 10% de las exportaciones totales argentinas, por unos 50 millones de dólares. Sin embargo, la autorización norteamericana es un antecedente para acceder a otros destinos exigentes como Japón.

El Aphis, en su comunicación oficial, aclaró que las importaciones de la Argentina sólo podrán realizarse por los puertos del noreste de los Estados Unidos en el ciclo comercial 2017/2018 hasta que termine de elaborar la norma definitiva, a partir de un trabajo conjunto con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), de la Argentina.

Esto era esperado por los productores y exportadores argentinos. El freno a las importaciones era motorizado por los productores citrícolas de California. En enero pasado, cuando se dio a conocer la primera postergación al ingreso de limones argentinos, la California Citrus Mutual (CCM), que agrupa a productores de la costa oeste de los EE.UU. saludó la decisión del gobierno norteamericano y, en un comunicado, dijo que su entidad continuaría trabajando con el USDA en "un plan de trabajo que proteja mejor la industria cítrica doméstica de la multitud de plagas y enfermedades que se sabe están presentes en el noroeste de la Argentina".

Por el contrario, los productores argentinos y el Senasa sostienen que la situación fitosanitaria de Tucumán, la principal región productora de limones del país, no presenta riesgos para el mercado norteamericano, lo que fue confirmado por el Aphis en inspecciones a chacras y establecimientos empacadores del NOA.

La autorización a importar limones desde la Argentina estaba otorgada en diciembre pasado, pero fue postergada en enero por una norma de la administración norteamericana que dice que cuando hay un cambio de signo político en la Casa Blanca todas las decisiones adoptadas en los 30 días anteriores al cambio presidencial entran en revisión. Eso ocurrió con los limones, aunque después volvieron a enfrentar otra postergación a la espera de que fuera ratificado en su cargo el nuevo secretario de Agricultura de Trump, Sonny Perdue, por el Senado, lo que sucedió recién la semana pasada.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas