Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La FIL arrancó arriba: visitas importantes, mucha gente y buenas ventas en el primer fin de semana

Este año, la feria empezó después y se favoreció con el feriado; ya se ven las primeras tendencias

SEGUIR
LA NACION
Martes 02 de mayo de 2017
A diferencia de otros años, a estas alturas ya es un éxito
A diferencia de otros años, a estas alturas ya es un éxito. Foto: Rodrigo Néspolo
0

Pasó el primer fin de semana de la Feria del Libro 2017 y, a pocos días de su inauguración, ya participaron de esta edición varios invitados extranjeros: Javier Cercas, Almudena Grandes, Etgar Keret, Olivier Bourdeaut, la poeta Ana Castillo. La novelista irlandesa Cecelia Ahern, autora de PD te amo, presentó el sábado el primer título de una bilogía juvenil, Imperfectos, publicada por Ediciones B. Llenó la sala y firmó más de 800 libros.

"Fue un primer fin de semana muy bueno -contó a LA NACION Oche Califa, director cultural e institucional de la Fundación El Libro-. A diferencia de años anteriores, éste empezamos una semana después y la feria coincidió con el fin de semana largo." A muchos asistentes, además, ya les habían depositado el sueldo, lo que permitió que hubiera movimiento en las cajas de los stands. La Fundación El Libro no brinda informes parciales de la concurrencia a la feria "para no generar opiniones distorsivas", acotó Califa. En 2016, la entrada a la FIL el 1º de mayo era gratis con la tarjeta SUBE (no así este año). Sin embargo, durante la soleada tarde otoñal muchos niños, jóvenes y adultos prefirieron celebrar un encuentro con los libros. Según el Ente de Turismo de la ciudad, la Feria del Libro propicia que habitantes de otras regiones del país visiten Buenos Aires.

"Los ingresos en la Fundación provienen de tres fuentes -explicó Califa-. El alquiler de la tierra, los sponsors y la boletería, pero evitamos la polución del esponsoreo; queremos que se vean los libros." Entre los millones de ejemplares hay uno diminuto que lleva su firma. Caminando ando (Pequeño Editor) tiene texto de Califa e ilustraciones de Maxi Luchini.

Un buen comienzo

"La feria comenzó muy bien de público -dice Juan Pretini, de Urano, donde prevalecen los libros de «crecimiento personal»-. Siempre el primer fin de semana era el más flojo, pero este año tuvo un buen inicio." Sus colegas de Fondo de Cultura Económica, Galerna, Losada, Siglo XXI, Riverside Agency, Waldhuter y los del stand colectivo Todo Libro es Político, que reúne 20 sellos independientes, coincidieron. "Nos está yendo bien", informaron. "Teníamos una expectativa baja por el contexto económico, pero este fin de semana nos sorprendimos", comentaron en Edhasa (stand 720 del Pabellón Azul). Allí, la nueva edición de La plaza del Diamante, de Mercè Rodoreda, y Alack Sinner, la novela gráfica de Muñoz y Sampayo, figuran entre los favoritos.

Las cajeras de los grandes grupos editoriales -10 en Penguin Random House y 8 en Planeta- atendieron intensamente ayer, en el Día de los Trabajadores. En PRH, los libros más solicitados fueron el thriller político Las maldiciones, de Claudia Piñeiro; El bazar de los malos sueños, de Stephen King, y Dis-tintas, compilación de nueva historieta argentina de Martín Pérez y Liniers. En Planeta encabezaban las ventas la nueva novela de Viviana Rivero, ; los libros de Gabriel Rolón y el cierre de la tetralogía de Carlos Ruiz Zafón, El Laberinto de los Espíritus.

Los infantiles, como suele suceder, están entre los más pedidos. En Eudeba, el más vendido hasta aquí es La pluma, del chino Cao Wenxuan, con ilustraciones de Roger de Mello. En ese stand (923 del Pabellón Verde) hay varias promociones para niños y adolescentes: 3 libros de las colecciones Ciencia Joven, Los Cuentos del Chiribitil y ¿Querés Saber? al precio de 2.

Es un best seller la novela Por trece razones, del californiano Jay Asher, que repite el éxito de la serie de Netflix 13 Reasons Why. En los 4 días que lleva la Feria superaron los mil ejemplares de esa novela juvenil en el stand de V&R Editoras (1617 del Pabellón Amarillo). "Salió como pan caliente", dijo uno de los informados vendedores. Con los años, la profesionalización de los libreros en los stands de la FIL ha ido creciendo. Bien por los trabajadores.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas