Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Potocar intensificó su defensa con una carta "a los vecinos"

Dijo que está preso "con nula prueba"; mañana, una marcha por su libertad

Martes 02 de mayo de 2017
0

En la celda que ocupa desde hace una semana en el Edificio Centinela, de la Gendarmería, escribió una carta manuscrita dirigida "a los vecinos" en la que afirma haber cumplido siempre con sus obligaciones "como policía y como ciudadano" y sostiene que no comprende "por qué, y con nula prueba", fue privado de su libertad. Así, el comisario general José Pedro Potocar, suspendido jefe de la Policía de la Ciudad, comenzó a trazar el camino público de su defensa en la causa en la que está acusado de integrar una asociación ilícita que, desde la comisaría 35», supuestamente extorsionaba a comerciantes de Núñez y de Saavedra para darles "seguridad privilegiada" y les cobraba un retorno a los "trapitos" para dejarles desplegar su actividad ilícita.

Será una semana clave para él. Mañana, a las 18.30, sus allegados se concentrarán en la puerta del Palacio de Tribunales. Ya circula por la web la invitación, con el hashtag #JusticiaPorPotocar. La familia Potocar, su convocatoria, argumentó: "Un hombre está privado de su libertad sin sustento jurídico. Sin banderas más que la de la justicia, los invitamos a acompañarnos pacíficamente para reclamar su libertad".

Facsímil de una de las dos hojas de la carta de Potocar
Facsímil de una de las dos hojas de la carta de Potocar.

Eso mismo harán, por otra vía, los abogados del jefe policial, Christian Poletti y Raúl Alcalde. Esta semana, mientras esperan que se resuelva su recusación del fiscal José María Campagnoli, el hombre que puso a Potocar tras las rejas, no sólo pedirán que el suspendido jefe de la Policía de la Ciudad amplíe su declaración indagatoria. También insistirán en su pedido de excarcelación, esta vez, ante la Cámara del Crimen. La semana pasada el juez de instrucción Ricardo Farías, en consonancia con el dictamen del fiscal, había rechazado la libertad de Potocar: el principal argumento fue que, desde su lugar de poder como mandamás de la fuerza de seguridad porteña, podía entorpecer la marcha de la investigación.

En cuanto a la misiva, fechada el sábado y encarada a los "estimados vecinos", Potocar sostuvo que confía "en la Justicia y en Dios para que se revierta rápidamente esta injusta situación" que le toca atravesar.

"Me formé para ser policía, proteger y servir a la sociedad. Gracias a Dios me topé con personas en todos los ámbitos que me escucharon y me dieron la oportunidad de difundir mi formación y conceptos con otros policías, para poder así contar con una fuerza digna para los vecinos de esta ciudad",

"Tengo vocación de servicio y amo mi profesión. Basta con preguntar a los vecinos a cuántos de ellos tuve el placer de recibir y escuchar, cara a cara, sus problemas, siempre para intentar dar una solución acorde a la función de servicio público para la que me formé", afirmó en la carta.

Luego de aclarar que en esta causa estuvo "siempre" a disposición de la Justicia, sostuvo: "No puedo comprender, entonces, por qué, y con la nula prueba, se me priva de mi libertad", dijo el suspendido jefe de la flamante Policía de la Ciudad, quien agregó que trabajó toda su vida "para que, como en otros países, ser policía sea sinónimo de estar al servicio y no de corrupción".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas