Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Livinio Stuyck, el "okupa" de lujo que se niega a abandonar un palacio en Madrid

La Real Fábrica de Tapices sigue funcionando como un taller tradicional pero también como museo público.

Martes 02 de mayo de 2017 • 08:52
La Real Fábrica de Tapices sigue funcionando como un taller tradicional pero también como museo público.
La Real Fábrica de Tapices sigue funcionando como un taller tradicional pero también como museo público.. Foto: LA NACION
0

Durante tres siglos, los descendientes del maestro tejedor flamenco Jacob van der Goten movieron los hilos de la histórica Real Fábrica de Tapices de España.

En ese edificio Francisco de Goya pintó las escenas que sirvieron para confeccionar tapices destinados a los palacios de la monarquía española.

Pero todo ha cambiado para el heredero de Van der Goten, Livinio Stuyck, a quien le han comunicado que ocupa de forma ilegal el palacio, situado en el centro de Madrid.

Stuyck, sin embargo, se niega a abandonar su lujoso apartamento, ubicado en las dos últimas plantas del edificio.

Se trata de una decisión que le puede costar decenas de miles de euros en concepto de multas.

Vivir gratis en un palacio

La disputa entre Stuyck y el gobierno español se remonta a mucho antes de la crisis económica del 2008, que golpeó con dureza a España y provocó una caída del 9% del PIB en cinco años.

Livinio Stuyck fue el último propietario privado de la Real Fábrica de Tapices.

El negocio pasó de generación en generación desde que Jacob van der Goten fuera traído a España desde Amberes por el rey Felipe V en 1720.

Stuyck dice que la fábrica ha sido su hogar durante 71 años.
Stuyck dice que la fábrica ha sido su hogar durante 71 años.. Foto: LA NACION

En 1997 el taller entró en bancarrota. El gobierno español y las autoridades de la ciudad de Madrid se unieron entonces e inyectaron de forma conjunta cerca de 2 millones para tratar de salvar la fábrica.

La Real Fábrica de Tapices pasó a ser de titularidad pública y Stuyck quedó al frente de la resultante Fundación Real Fábrica de Tapices.

Sin embargo, parece que nadie se dio cuenta de que el heredero de Van der Goten siguió viviendo de forma gratuita en el apartamento de 700 metros cuadrados y elegantes balcones situado en el palacio.

A pesar de que en 2002 la fábrica volvió a quebrar y Stuyck fue despedido como dirigente de la fundación, se quedó a vivir en el palacio.

300 años de la Real Fábrica de Tapices

La Merienda, de Francisco de Goya, 1776.
La Merienda, de Francisco de Goya, 1776.. Foto: LA NACION

1720: El maestro tapicero Jacob van der Goten y sus seis hijos son contratados en España por Felipe V.

1775-1792: Francisco de Goya pintó más de 70 cartones para tapices. Muchos de ellos están expuestos hoy en día como cuadros en el Museo del Prado de Madrid.

1931: Cuando se declaró la Segunda República, el taller perdió la protección de la corona y negoció su futuro con el presidente Niceto Alcalá-Zamora.

1936: Con el estallido de la Guerra Civil Española, Gabino Stuyck buscó refugio en la embajada de Bélgica y movió temporalmente su taller fuera de Madrid.

1997: Livinio Stuyck, novena generación de herederos de la Real Fábrica de Tapices, traspasó la propiedad al gobierno español.

2002: Stuyck es cesado como director de la Fundación Real Fábrica de Tapices.

"Esto es una anomalía histórica y ha llegado el momento de ponerle fin", dijo un portavoz del ministro de Cultura a la BBC.

"Este personaje ha disfrutado de un edificio público como su espacio personal durante 20 años sin pagar un centavo".

Desde el Ministerio aseguran que en dos ocasiones se pidió amablemente a Stuyck que abandonara el edificio. Ante la negativa del heredero, el Ministerio decidió sancionarlo económicamente con el objetivo de que abandone el palacio.

A partir de ahora, Stuyck tendrá que pagar semanalmente el 5% del valor de la propiedad si no se muda.

Las autoridades calculan que la multa será de ?75.000 a la semana.

Cuando la orden de desalojo fue emitida a finales de marzo, el director de la Fundación Real Fábrica de Tapices, Alejandro Klecker, explicó que, a pesar de la larga historia de su familia en el edificio, Livinio Stuyck no tiene ningún derecho legal para seguir viviendo allí.

"Tenemos planes para usar todo el espacio del museo", asegura una portavoz del Ayuntamiento de Madrid.
"Tenemos planes para usar todo el espacio del museo", asegura una portavoz del Ayuntamiento de Madrid.. Foto: LA NACION

"Se hizo una búsqueda de títulos de propiedad que apoyara la idea de que tenía derecho a usar el apartamento. No se encontró ninguna", asegura Klecker.

Stuyck, sin embargo, ve las cosas de manera diferente.

"Mi familia ha vivido aquí durante 300 años. Yo nací aquí y he vivido en esta casa durante 71 años. Es mi hogar", dijo a un reportero del periódico español El Confidencial.

La BBC trató sin éxito de contactar con Livino Stuyck a través de sus familiares.

El conflicto sorprendió desde el principio al gobierno de izquierdas que dirige el Ayuntamiento de Madrid desde 2015.

"El ayuntamiento está negociando con él. Tenemos planes para usar todo el espacio del museo", dijo una portavoz de la alcaldesa Manuela Carmena.

"En su momento preguntamos por qué este caballero ha estado viviendo en el palacio sin que nadie haya hecho nada al respecto. Es algo inexplicable y la policía ya ha sido informada de la situación".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas