Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Naiara Awada: "Mi primita no quiere que vean a Juliana a la salida del colegio porque la acosan"

En el Día contra el Acoso Escolar, la sobrina de la Primera Dama habló de su adolescencia como víctima de Bullying y dijo estar preocupada por sus primas

Martes 02 de mayo de 2017 • 11:58

cerrar

El Bullying es un problema silencioso que cada vez fue ganando más territorio y se convirtió en el fantasma de cientos de niños, adolescentes y docentes. La problemática no distingue clases sociales, edades ni contextos. De hecho, Naiara Awada, la sobrina de la primera dama, fue víctima durante su adolescencia al punto de tener que dejar el colegio, y hoy sufre por miedo a que su prima Valentina, la hija de Juliana, le pase lo mismo.

"Me pasó en la secundaria, sufrí mucho Bullying por parte de mis compañeros, fui a tres colegios y terminé dejándolos hasta casi no poder terminar. Era tímida e introvertida", contó Naiara en +Despiertos, por LN+. Y algo así cree que le pasa a su prima Valentina, por la que siente miedo que pase el mismo padecimiento: "Va al Liceo Francés. Es un muy buen colegio, pero Juliana la va a buscar y ella no quiere que vean a la madre porque a la salida la acosan, por ahí se queda horas encerrada en el baño. En otra escala me pasaba lo mismo con mi papá", explicó.

Para ella, gran parte del acoso que sufrió tenía que ver con su carrera artística que empezó muy joven, y con su familia. "Me tildaban de soberbia, además tengo una familia atrás. Le pasa a mis primitas, a mi primita Valentina le hablan de la madre y es muy introvertida. Cada vez se cierra más. Me siento en la obligación de decirle que no conteste y ayudarla a cuidarse", aseguró.

Según Naiara, el Bullying es un tema que pudo superar, sin embargo milita por la causa. "Gracias a la terapia y al teatro me salvé, encontré mi lugar y mi grupo de pertenencia. Eso es muy importante, también contar lo que pasa. Yo no lo quería hacerlo porque tenía miedo de que la situación empeore. No hay que esperar a no dar más, a mi el Bullying me llevó a tener ataques de pánico, no comía ni dormía, tampoco quería ir al colegio", dijo Awada.

Ella también se apoyó en la fe y cree que pese a los malos momentos la experiencia le sirvió para fortalecerse.

El mismo problema, distintas soluciones

Paula Ratti, psicopedagoga de la Escuela Montessori de Pilar e implementadora del programa KiVa, también participó del piso de +Despiertos. En su paso por el programa explicó cómo implementan el método finlandés Kiva para combatir el Bullying. Se trata de un programa que consiste en prevenir y enfrentar el acoso en los colegios, a partir del cambio de actitudes y de actuación de los alumnos para la convivencia respetuosa. "El acosador busca aceptación social, entonces si no es reconocido por el resto, se desarticula", explicó Ratti.

Juan José Alberdi de la Fundación Franciscana, también trabaja en contra del Bullying, pero él lo hace en las escuelas de Fuerte Apache y desde otro abordaje. "Conformamos un grupo donde se trabaja principalmente la comunicación. La violencia es una expresión de no poder poner palabra a lo que le sucede a un adolescente, entonces trabajamos fuertemente en ese aspecto", señaló.

En esta nota:
Te puede interesar