Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mar del Plata: un video, la última pista firme sobre la desaparición de Érica Romero

Se la ve caminar distendida junto a un hombre con un perro en inmediaciones de Moreno y Corrientes, a unos 400 metros de la Rambla

Martes 02 de mayo de 2017 • 17:21
SEGUIR
LA NACION
0

cerrar

MAR DEL PLATA.- El registro de una cámara de seguridad de un hotel céntrico aporta la última pista firme sobre el aún desconocido paradero de Erica Romero, una joven de 32 años y madre de dos niños que el jueves pasado salió de su casa y desde el domingo es buscada por orden judicial.

En ese video, cuya difusión fue autorizada hoy por el fiscal Leandro Arévalo, a cargo de la causa, se la ve caminar distendida junto a un hombre con un perro en inmediaciones de Moreno y Corrientes, a unos 400 metros de la Rambla.

El otro indicio conocido en las últimas horas, teñido de dudas, es un posteo que apareció en la cuenta personal que la joven tiene en Facebook más algunos mensajes privados que envió a familiares y allegados a través de Messenger, siempre por escrito.

"Gente estoy muy bien me fui de viaje,,, Necesitaba unos días. Gracias todos por preocparse (SIC)..Los quiero!!! Estaba sin batería. Ahora cargo el celu!", se escribió a las 20.30 del lunes. Horas después, cuando los comentarios al pie combinaban reclamos desesperados para que se comunique y críticas a su supuesto alejamiento voluntario, ese posteo fue borrado.

Arévalo confirmó que se está intentando determinar quién y desde dónde escribió aquellas líneas, a las que se sumaron mensajes que desde la misma red social se hizo por vía privado. "Estamos en pleno proceso para confirmar si fue ella quien los redactó", dijo.

Esos contactos por Messenger los tuvo con su madre, hermana y un allegado. En el último caso, según pudo saber La Nación, el diálogo -siempre por escrito- incluyó alguna pregunta clave como para certificar si quien respondía era Romero. "La respuesta fue positiva", confió un investigador sobre lo que entiende que podría ser la primera prueba de vida concreta desde el inicio de la pesquisa. Prometió volver hoy a su casa.

También destacó el funcionario que si bien a Romero se la había visto por última vez el jueves último, cuando salió de su casa, la revisión de registros de cámaras de seguridad permitió advertir su presencia el sábado, cuando caminaba por calles céntricas. Un ex compañero de trabajo que la cruzó ese día y en esa zona se acercó a declarar cuando supo que la policía la buscaba.

Romero tiene 32 años, mide 1,80 metros, de contextura delgada y cabello castaño. Tiene dos hijos y ayer, apenas conocido el mensaje publicado en su cuenta de Facebook, familiares y amigos comenzaron a escribir al pie para pedirle no solo que regrese sino que se comunique pronto para llevar tranquilidad a los suyos y en particular a sus niños, que tienen uno y cuatro años.

Personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) se despliega en la ciudad y la zona en procura de sumar pistas sobre el posible recorrido que pudo haber tenido Romero, así como técnicos especializados rastrean origen de los mensajes subidos a su cuenta personal de Facebook y desde el Messenger, que permite comunicaciones privadas con sus contactos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas