Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ma motivó a bucear oportunidades "allá donde estén las quejas"

En una charla con emprendedores, los convocó a enfrentar los desafíos en el país

Miércoles 03 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Jack Ma, fundador y presidente ejecutivo de Alibabá
Jack Ma, fundador y presidente ejecutivo de Alibabá. Foto: Imaginechina

El auditorio del Centro Cultural de la Ciencia nunca estuvo tan concurrido como en la conferencia de ayer por la tarde con Jack Ma, fundador y presidente ejecutivo de Alibabá, la plataforma china de comercio electrónico más grande del mundo. Ma habló sobre las particularidades de la actual revolución tecnológica, de tomar los desafíos en el país como oportunidades para crear nuevos negocios y de cómo el Gobierno puede mejorar las perspectivas de las nuevas empresas.

Varias veces usó su propia experiencia e inicios precarios para ilustrar la importancia de persistir frente a las adversidades y desestimar la poca fé de los entendidos. "No hay expertos en el futuro, sólo hay expertos en el pasado" explicó en un inglés claro.

"La infraestructura logística en Argentina no es buena, y todos lo sabemos, pero aun así es mucho mejor que la situación en China 15 años atrás", contestó cuando le manifestaron la preocupación de que en el país no hay un sistema de transporte que funcione con la precisión necesaria para operar un comercio online. Para Ma, esas quejas representan la oportunidad de iniciar negocios que se ocupen de resolverlo. "Encontrarán las oportunidades donde estén las quejas, ahí es donde hay lugar para mejorar", generalizó, y luego dijo que, por el contrario, los emprendedores nunca se quejan.

Aun así, planteó la ironía de que es más barato trasladar un paquete desde China a la Argentina que de Buenos Aires a otra provincia. Luego cosechó aplausos del público cuando sugirió que las startups que se focalicen en mejorar el estado del comercio electrónico y ayuden a generar exportaciones no deberían pagar impuestos por los primeros cinco años de operación. "Déjenlas crecer primero, después cobren impuestos", azuzó. Como ejemplo, recordó que los vinos argentinos, de cuya existencia casi no están enterados los consumidores chinos, pagan el 18% de impuestos a la exportación, comparado con los difundidos chilenos, que pagan cero.

"Lo único que me da lástima de Argentina es la velocidad de Internet y que sea tan costoso. Tuve una gran discusión con los ministros y ya están al tanto de que si eso no mejora el progreso se retrasará una generación entera", dijo, en tono serio.

Ma, el segundo hombre más rico de China, presentó tres puntos claves con el número 30 para sobrevivir en los negocios del futuro. El primero, pensar en los menores de 30 años, nacidos en un mundo conectado a Internet, ya que los negocios online representarán el 90% de todo el comercio futuro. Luego, pensar en las pequeñas empresas con menos de 30 empleados como las únicas realmente capaces de innovar y hacer cosas distintas. Por último, remarcó que uno de los éxitos de Alibaba recae en la cantidad de mujeres que trabajan en la empresa (40% de los empleados) y las que ocupan cargos jerárquicos (35%). Según el fundador, cualquier organización debería tener al menos un 30% de sus gerentes mujeres.

"La primer revolución tecnológica trajo como consecuencia la primera Guerra Mundial, y lo mismo pasó con la segunda. Si ahora no luchamos todos contra la pobreza, lucharemos entre nosotros", dijo el emprendedor, y aclaró que viaja por el mundo para llevarles ese mensaje a los gobiernos. Concluyó su charla con una frase final contundente: "El Gobierno se tiene que ocupar de las pequeñas empresas, y las pequeñas empresas se harán cargo de todo el país".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas