Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Locos por las papas fritas: ante la escasez, en Japón pagan precios exorbitantes por un paquete

Por problemas en la cosecha, la empresa líder no tiene materia prima y produce poco

Miércoles 03 de mayo de 2017 • 12:15
0
Locos por papas fritas: por la escasez, en Japón pagan mucho por un paquete
Locos por papas fritas: por la escasez, en Japón pagan mucho por un paquete. Foto: Facebook

Una mala cosecha dejó a todos en llamas. Sí. En Japón , uno de los países más desarrollados del mundo, pueden controlarlo todo menos la naturaleza. Por eso ahora se quedaron sin papas fritas.

Es que durante la cosecha del otoño pasado, las lluvias y los tifones complicaron la situación y afectaron los números de la producción, por lo que Calbee, la marca más tradicional y popular del país, no tiene la materia prima que necesita para saciar a sus consumidores.

Ante esta crisis agraria, la empresa suspendió la realización de 15 de sus variedades en abril y aun no las reanudó. Y cuando baja la oferta y sube la demanda, los precios se disparan.

De acuerdo a lo publica por el diario chileno 24, el paquete de papas fritas que habitualmente cuesta 200 yenes (1,78 dólares), debido a la escasez los japoneses llegan a pagar por esa misma cantidad de chips más de 26 dólares, 15 veces más .

Encima, los agricultores se han puesto reticentes a cultivar el tubérculo para las papas industrializadas, que son distintos al tradicional y se producen en Hokkaido, lo que complicaría aún más la situación para Calbee y sus fanáticos.

Y tomar la decisión de importar papas tampoco es algo simple, dado que Japón cuenta con un fuerte sistema de inspección vegetal comandado por el Servicio de Sanidad Vegetal de Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentos.

Locos por papas fritas: por la escasez, en Japón pagan mucho por un paquete
Locos por papas fritas: por la escasez, en Japón pagan mucho por un paquete. Foto: Facebook
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas