Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Venezuela: miles de opositores realizan la "marcha sorpresa" contra Nicolás Maduro

La multitud se dirige hacia la Asamblea Constituyente; se sumaron un centenar de diputados

Miércoles 03 de mayo de 2017 • 13:37
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Nueva marcha contra Maduro
Nueva marcha contra Maduro. Foto: Reuters

Miles de opositores se concentran a esta hora a Caracas, reuniendo fuerzas para lanzarse a una nueva jornada de protestas. Al frente de la denominada marcha sorpresa, que finalmente se dirige hacia la Asamblea, casi un centenar de diputados.

"Aquí estamos, dispuestos, yo voy a dónde sea. Maduro se ha fabricado con esta falsa Constituyente un traje a la medida mayor que el de Hugo Chávez , porque es un mastodonte al que solo le cabe el traje del eterno poder. Pero el pueblo no se lo va a permitir", asegura rotundo el parlamentario Arnoldo Benítez mientras ondea su bandera. Ambos se hicieron famosos durante las protestas de abril, cuando el dirigente de La Causa Revolucionaria corrió hacia la Guardia Nacional sin hacer caso de los gases lacrimógenos que le lanzaban.

"¿Jaque de Maduro con la declaración de la Constituyente? Todavía no, aquí estamos para defender la democracia. Se quiere hacer el demócrata ante el mundo, que está comprobando su traje de luchador", apunta la diputada Mariela Magallanes.

Junto a sus dirigentes, muchos jóvenes, dispuestos también a seguir en la lucha. Entre ellos destaca un grupito de uno de los barrios más populares de Caracas, Caricuao. "Allí no podemos ni protestar, los colectivos revolucionarios no permiten ni tocar cacerolas, y lo hacen a tiro limpio", señala su líder mientras posan para la fotografía, varios de ellos con las caras tapadas.

"Vamos a luchar hasta esto se acabe", añade jaleado por sus amigos, que conforman el grupo Resistencia Caricuao, tras reconocer que cuando se encaran frente a militares y policías armados "pensamos en todos los compañeros caídos en la batalla".

Las víctimas de las protestas tienen un pequeño altar improvisado a pies de la Milagrosa
Las víctimas de las protestas tienen un pequeño altar improvisado a pies de la Milagrosa.

Precisamente las víctimas de las protestas tienen un pequeño altar improvisado a pies de la Milagrosa, la virgen de la Plaza de Altamira, lugar del inicio de la marcha. Rosmery Ruette, universitaria de 19 años, enciende pacientemente varias velas "por todos los que se fueron y por todos los que luchamos por una Venezuela diferente". La joven también se prepara para la concentración, esperando a sus amigos convencida de que "Venezuela puede cambiar, puede salir adelante, pero no con este gobierno. Por eso quiero el cambio".

Uno de los manifestantes con un cartel donde reclama respeto por la Constitución
Uno de los manifestantes con un cartel donde reclama respeto por la Constitución.

¿Y hasta dónde está dispuesta a llegar? "Hasta el final, ellos dieron su vida. Yo también estoy dispuesta a asumir ese riesgo", añade Rosmery.

Muy parecido piensa Christian Norgaard, estudiante de Derecho de 23 años, que todavía sufre el dolor por el impacto de una bomba lacrimógena en su espalda. "La Constituyente de Maduro es una aberración jurídica que viola la Constitución", resume el universitario, mientras estudia su teléfono móvil. Su grupo de wassap lo conforman 20 personas de las que ya solo 3 permanecen en el país. El mismo, deseando viajar a Dinamarca, la tierra de su familia, y los otros dos restantes, haciendo las maletas para los próximos meses.

Christian prosigue su camino, mochila en la espalda. En ella porta el guante para devolver las bombas lacrimógenas a la policía. Le falta el casco. Tampoco se separa de una pancarta que resume su grito de protesta: "Mi Constitución se respeta".

Muy cerca del joven de sangre escandinava se agrupan los estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, la mayor pública del país. "Venimos a protestar para que se respete la Constitución y también para que se acabe la crisis de los hospitales", sintetiza Óscar Omaña, futuro médico en un país sin medicinas ni útiles quirúrgicos. Son 25 "terroristas", como les llama el gobierno. "Estamos acostumbrados, en la Universidad también nos acusan de guerrilleros. Pero nosotros solo buscamos lo mejor para Venezuela".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas