Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En Canadá, una argentina está atrapada a más de 3000 metros

El lunes pasado, Natalia Martínez, de 37 años, quedó aislada en el monte más alto de ese país; fue por una serie de avalanchas provocadas por dos fuertes terremotos

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 04 de mayo de 2017
0

MENDOZA.- La montaña siempre la cautivó. Sin embargo, esta vez el Monte Logan, el más alto de Canadá, tiene a Natalia Martínez, de 37 años, literalmente atrapada. En los últimos días, su experiencia y pasión por las cumbres le permitieron sobrevivir a dos terremotos y a una serie de avalanchas. Pero allí está, sola, a más de 3400 metros de altura, en medio del peligro, en un campamento en este monte en Yukón, a la espera de ser rescatada, o de descender por sus propios medios cuando el tiempo mejore.

cerrar

Martínez sólo mantiene contacto a través de un teléfono satelital con Camilo Rada, su pareja y compañero de aventuras. Esta mendocina, oriunda de San Rafael, es una experta montañista, instructora de esquí y guía de montaña, por lo que tiene herramientas para sobrevivir, incluso, cuando el tiempo le juega en contra. Según su novio, sería rescatada mañana y no antes por las extremas condiciones climáticas. "Ella intenta hacer todo lo que puede para mantenerse a salvo. Está en un campamento a 3000 metros de altura", expresó Rada a los medios canadienses. Y agregó: "Las cosas aún no están en calma, podría producirse otro sacudón en cualquier momento, por lo que es peligroso que se mueva. El plan es que sea rescatada en helicóptero". El experto en expediciones en altura graficó lo que su novia vivió: "La montaña se estaba cayendo a pedazos. Sintió que el suelo se movía y, por supuesto, que tuvo miedo".

Foto: LA NACION

El lunes pasado debió interrumpir su ascenso por una inmensa avalancha generada por dos sismos de gran magnitud, de 6,2 y 6,3 grados en la escala de Richter. Estaba sola, desde hacia nueve días, intentando superar una travesía en el monte. "Nati está bien, queremos llevar tranquilidad, aunque es una situación de riesgo. Ella es muy osada y apasionada, pero en estos momentos sólo está preocupada y un poco triste por no haber logrado el objetivo, por no haber hecho cumbre, sin tomar dimensión de lo que ocurrió. Tal vez si esto no hubiera pasado, nadie se enteraba de que llegaba a la cima", contó a LA NACIÓN desde San Rafael, Graciela Martínez, la hermana de la montañista que vive desde hace tres años en Canadá. "Tenemos contacto permanente con Camilo y está todo controlado. En el campamento, Nati se la pasa limpiando la cantidad de nieve. Si el clima acompaña, el viernes se produciría el rescate o el descenso, siempre y cuando ella no esté muy cansada", agregó Graciela, profesora de Educación Física. Ella contó que su hermana también estudiaba esa carrera, pero a los 21 años decidió dejar todo, atrapada por el montañismo.

Natalia, una vez al año, viene a la Argentina para visitar a sus familiares y mantener vivo un proyecto en el monte Sarmiento, en el sur de Chile. La iniciativa consiste en recorrer las montañas de la zona y nombrarlas, y llevar un registro de los que se animan a ascender a los cerros más altos.

"Estamos confiados en la experiencia que tiene. Sabemos que todo depende del clima, pero cuando sucedió el terremoto ella estaba a 4000 metros de altura, por lo que entre hoy y mañana debería haber bajado. Por eso, si el viernes es el rescate estaría todo bajo control, teniendo en cuenta que tiene todos los elementos y alimentos para mantenerse a salvo", aclaró Graciela.

La experiencia de Martínez la mantiene a salvo. Los que la conocen saben de sus condiciones. Los especialistas en andinismo consultados por LA NACIÓN destacaron las cualidades de la joven, su entrega por el trabajo en las alturas y se mostraron confiados en que descenderá por sus propios medios. "Una vez que mejoren las condiciones climáticas, creemos que saldrá de esto por sus propios medios, porque es una persona con mucha experiencia y bien equipada. Está viviendo un situación incómoda, pero está capacitada para resolver este problema. En caso de emergencia puede activarse otro operativo, con un rescate con helicóptero", expresó a este diario el andinista mendocino Ignacio Rogé, jefe del Servicio Médico Parque Aconcagua.

Sian Williams, integrante de la firma que organizó el viaje, Icefield Discovery Tours, indicó que Martínez está en un "lugar relativamente seguro", pero que todavía está en riesgo.

Los especialistas en expediciones del sitio Expenews, que siguen paso a paso la travesía de Martínez, afirman que la situación está controlada. "El pronóstico sugiere que la tormenta seguirá pegando duro hasta mañana [por hoy] en la tarde, luego irá paulatinamente mejorando hasta desaparecer el viernes", señalaron.

Una joven con experiencia

Natalia Martínez

Montañista

Edad: 37 años

Ocupación: guía de montaña e instructora de esquí

Antecedentes

Ya atravesó situaciones de tormenta en la montaña, sobre todo en la Patagonia. "Ella conoce muy bien cómo acampar de manera segura en situaciones de tormentas intensas", señaló su amigo, Camilo Rada, desde Vancouver.

Preparación

La joven, oriunda de San Rafael, se preparó para subir hasta la cima del Monte Logan durante cerca de dos años. Su familia, en Mendoza, confesó que ese era su sueño. "Estos han sido días muy duros para ella. Primero con la decepción de ver su ruta devastada por un terremoto, lo que la obligó a abandonar el sueño de la cumbre, y luego con esta espera forzada en medio de la tormenta", indicaron en un comunicado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas