Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un áspero debate deja a Macron más cerca de la presidencia

El candidato liberal superó de manera categórica a la ultraderechista a Le Pen en un duelo televisado; los sondeos de opinión lo dieron ganador por el 63% de los votos

Jueves 04 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
Le Pen y Macron, con los moderadores en el centro, listos para el duelo verbal
Le Pen y Macron, con los moderadores en el centro, listos para el duelo verbal. Foto: AP / Eric Feferberg

PARÍS.- Emmanuel Macron dio un gran paso ayer para transformarse en el próximo presidente de Francia al derrotar categóricamente a Marine Le Pen , candidata del Frente Nacional (FN) de extrema derecha, en el único debate televisado previo al ballotage del domingo.

Desde la primera frase, el debate asumió una violencia probablemente nunca vista en un intercambio similar. Marine Le Pen lanzó una andana de acusaciones que intentaron presentar a su adversario como el representante de "la globalización salvaje", "heredero de François Hollande", responsable "del desempleo y la mala situación que padecen los franceses".

Pero su mala preparación, contrarrestada por un sólido Emmanuel Macron, que consiguió desmontar cada uno de sus argumentos, la condujo a un callejón sin salida.

Los sondeos de opinión fueron terminantes: el candidato social-liberal obtuvo 63% de opiniones positivas contra 34% para la presidenta del Frente Nacional.

Los franceses no habían esperado las encuestas para reaccionar en las redes sociales y expresar su consternación: "Al escucharla, se podría decir que Emmanuel Macron es responsable de la derrota de Waterloo y del asesinato de César", fue uno de los miles de comentarios.

El duelo, filmado por 14 cámaras, se desarrolló en un estudio de la Plaine Saint-Denis, en los suburbios de París. Después de largas tratativas de sus equipos respectivos, ambos candidatos estaban separados por una mesa oval sin público.

El debate -que se asemejó a un duelo- duró dos horas y media. Consciente de que perdía puntos, Le Pen hizo todos los esfuerzos posibles para presentarse como "la candidata del pueblo y de la Francia que todos amamos" frente al hombre que venderá el país, "complaciente con el islamismo", con "el gran capital" y "de rodillas frente a la canciller alemana Angela Merkel".

Interrumpiéndose constantemente, al punto de ser por momentos imposible seguir la discusión, ambos intentaron exponer sus respectivos programas. "Yo soy la candidata del poder adquisitivo. Usted es el candidato del poder de adquirir porque en su modelo de sociedad todo se vende y se compra. Usted no quiere un país, quiere una sala de mercado", acusó Le Pen cuando se habló de política fiscal.

Decidido a convencer al 30% de los franceses que ayer aún no habían definido por quién votar y a todos aquellos que consideran que -por falta de experiencia electoral- carece de estatura presidencial, Macron devolvió uno a uno cada ataque, repitiendo hasta el cansancio: "Usted dice tonterías", "Madame Le Pen, usted no sabe lo que dice".

Uno de los momentos más esperados llegó cuando la candidata del FN tuvo que explicar su propuesta de retirarse de la Unión Europea (UE). Le Pen afirmó que de esa manera Francia ahorrará 9000 millones de euros por año. Macron volvió a corregirla: "Francia paga a la UE 4500 millones de euros anuales". Los facts checkers de la prensa le dieron de inmediato razón.

Le Pen insistió en su proyecto de expulsar del país a todos los "sospechosos de terrorismo", "retirar la nacionalidad de los binacionales" y crear una "agencia especializada en la lucha contra el islamismo". También acusó a su rival de apoyar a las organizaciones islamistas.

"No mienta más. Estos debates son serios. ¡Hay que ser responsables en la vida política!", replicó Macron, recordándole que cuando alguien está dispuesto a suicidarse "se muere de risa de que le quiten la nacionalidad".

Otro momento de tensión se produjo cuando Le Pen desarrolló su proyecto de abandonar la UE, para lo cual convocará a un referéndum. Luego explicó su intención de abandonar el euro -que "no es la moneda del pueblo"- para adoptar un sistema de doble (¿o triple?) divisa euro-ecu-franco. A título de ejemplo mencionó a Gran Bretaña, "cuya economía, después del Brexit, mejoró en forma considerable".

"El primer problema -replicó Macron elevando los ojos al cielo- es que Gran Bretaña no está en el sistema euro." Luego explicó la razón por la cual el sistema propuesto por el FN es "absurdo, irrealista e inaplicable". Sobre todo por que "penalizará la balanza comercial de Francia, provocará una devaluación del franco, desencadenará una fuga masiva de capitales y hará evaporar en 24 horas el 30% de los depósitos de los pequeños ahorristas".

Interrogados sobre su visión de las relaciones de Francia con Rusia y Estados Unidos, Macron defendió su idea de "una Francia creíble y fuerte en Europa", que no debe someterse "al diktat de Vladimir Putin". También señaló sus diferencias con Marine Le Pen, gran admiradora del jefe del Kremlin, como de Donald Trump.

Francia "está sometida" a Alemania y a Estados Unidos, respondió Le Pen.

Tras dos horas de epítetos, las redes sociales estaban al rojo vivo y los franceses, agotados.

Los cruces de los candidatos

Marine Le Pen (candidata del Frente Nacional)

Economía: "El euro es la moneda de los banqueros, no es la moneda del pueblo; es la razón por la cual debemos salir de esta moneda"

Política fiscal: "Yo soy la candidata del poder adquisitivo. Usted es el candidato del poder de adquirir porque en su modelo de sociedad todo se vende y se compra. Usted no quiere un país, quiere una sala de mercado"

Terrorismo: "Hay que expulsar del país a todos los sospechosos de terrorismo, retirar la nacionalidad de los que tienen doble nacionalidad y crear una agencia especializada en la lucha contra el islamismo"

El rival: "El señor Macron es el candidato de la globalización salvaje, de la uberización, de la precariedad, de la brutalidad social y del descuartizamiento de Francia por los grandes intereses económicos"

Emmanuel Macron (candidato de En Marcha)

Economía: "Una gran empresa no podría, por un lado, pagar en euros [lo que compra] y, por otro, pagar a sus empleados en francos. Eso nunca existió, señora Le Pen, es cualquier cosa"

Política fiscal: "La promesa de Le Pen de reducir la edad de jubilación a los 60 años no es sustentable, ya que costará 30.000 millones de euros. Yo prometo disminuir los impuestos a los trabajadores"

Terrorismo: "Cerrar las fronteras no sirve de nada, es vender humo. Lo que quieren los terroristas es la guerra civil que Le Pen trae al país. No hay que ceder a la trampa de los terroristas"

El rival: "La estrategia de Le Pen es decir muchas mentiras y no propone nada. Su proyecto se alimenta del miedo y las mentiras. Es lo que durante décadas alimentó a su padre. Vive de él. Es una parásita"

En esta nota:
Te puede interesar