Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Rojo le dijo no al Sub 20: la intransigencia de Independiente dejó a Barco sin Mundial

"No fue convocado", dijo, llamativamente, Hugo Moyano; el club de Avellaneda no cedió al juvenil, que se perderá la gran cita en Corea

SEGUIR
LA NACION
Jueves 04 de mayo de 2017
Otros tiempos: Barco, con ropa de la selección. El juvenil no irá al Mundial de Corea del Sur
Otros tiempos: Barco, con ropa de la selección. El juvenil no irá al Mundial de Corea del Sur. Foto: LA NACION / DIEGO SPIVACOW / AFV
0

Tres días antes de iniciar la gira por Vietnam, viaje que tendrá como destino final Corea del Sur, la sede de la Copa del Mundo , la comedia de enredos que envolvió a la convocatoria de Ezequiel Barco a la selección Sub 20 tuvo su capítulo final. Un desenlace que muestra las trabas que impusieron desde Independiente para que el futbolista quedara como rehén de una disputa que ensombrece a la "nueva AFA". La determinación de los Rojos expone que muchos de quienes conducen los clubes privilegian los colores de la camiseta por encima del equipo nacional.

El juvenil será el gran ausente de la lista que entregó el director técnico Claudio Úbeda hace casi una semana, esa que se envió a la secretaría general de la FIFA y que ayer sufrió la primera enmienda. Una desprolijidad más de nuestro fútbol, una extraña manera de reflejar ante el máximo organismo internacional del deporte que la desorganización sigue imperando en la Argentina, aunque el Comité de Regularización ya no esté y los que tomaron las riendas inviten a pensar que las medidas tomadas son renovadoras.

Los tironeos por Barco no son nuevos y la definición más irrisoria del caso la dio Hugo Moyano, vicepresidente 2º de la AFA, titular de Independiente y suegro de Claudio Chiqui Tapia , quien ocupa el sillón que durante 35 años le correspondió a Julio Grondona en la AFA. "Creo que Barco no fue convocado, tengo entendido que no fue convocado, averigüen bien", manifestó en la puerta del edificio de la calle Viamonte. Una frase que habla de un total desconocimiento de la situación o un intento de endilgar culpas en otros, ya sea el cuerpo técnico de la Argentina o el propio jugador. El Nº 20 de la nómina de 21 futbolistas que Úbeda eligió para el Mundial de Corea del Sur y que fue inscripto en el formulario oficial le correspondía a Barco; ahora le pertenecerá a Juan Ignacio Méndez, de Argentinos (ver aparte).

El cuerpo técnico del Sub 20 intuyó que Barco no sería de la cita cuando el jugador no se presentó a ninguno de los tres días de entrenamientos que, desde el lunes pasado, Úbeda y sus ayudantes realizaron en el predio de la AFA con los convocados que no tuvieran competencia en sus clubes. Si necesitaban una ratificación sobre el pensamiento, éste llegó de parte de Tapia que, junto con Jorge Miadosqui, secretario de selecciones nacionales, compartió con el grupo el almuerzo de ayer en Ezeiza.

"Nos comunicaron que Independiente tomaba la decisión de no ceder al jugador. Una lástima, porque Ezequiel [Barco] es muy buen jugador. No me gustaría ponerlo en el medio, porque hablé un largo rato el lunes [pasado] y él nos dijo que aceptaría la decisión que tomara el club. ?Lo único que quiero es jugar a la pelota, ya sea en la selección o en Independiente', me confesó. Nosotros hicimos la citación, pero no nos podemos meter en las decisiones del club", dijo Fernando Batista, entrenador alterno del Sub 20, que sin nombrar a los dirigentes de los Rojos hizo blanco en ellos por la ausencia del juvenil, de 18 años. "No sé si la decisión es de él, el padre aclaró que tenía muchas ganas de jugar el Mundial y también que Ezequiel nunca tuvo un problema con este cuerpo técnico", agregó, en diálogo con radio Continental.

Desde hace un tiempo la mitad roja de Avellaneda levantó barreras para liberar a Barco. El vicepresidente Jorge Damiani y el secretario general Héctor Maldonado comentaron que el juvenil recibió maltratos del cuerpo técnico argentino y que regresó del campeonato Sudamericano de Ecuador mal anímicamente. Úbeda desmintió ese mensaje y redobló la apuesta al invitar a aclarar la situación en el predio de Ezeiza. Más tarde, la fecha denominada de los clásicos, del fin de semana próximo, fue de la que se aferraron en Independiente, ya que deseaban que Barco jugara frente a Racing y para luego sí ser liberado para el Mundial. La respuesta de Úbeda fue tajante: aquel que no viajaba a la gira no participaría de la Copa del Mundo.

Hace dos años, la Argentina debutó ante Panamá sin Emanuel Mammana ni Leandro Vega, que arribaron a Nueva Zelanda el mismo día del partido. El DT Marcelo Gallardo no autorizó a los futbolistas que se desempeñaban en River porque los millonarios jugaban ante Cruzeiro, en Belo Horizonte, el desquite por los 4tos de final de la Copa Libertadores. Ninguno de los dos juveniles firmó la planilla. Un caso llamativo, ya que el propio estratego de River tuvo como cuenta pendiente su participación en la Copa del Mundo Sub 20 de 1995, en Qatar, porque el club decidió no cederlo. Aquella excursión terminó con un título, el primero del ciclo Pekerman con los juveniles.

El último pasajero llegó desde la Paternal

Con rapidez, el cuerpo técnico convocó al mendocino Juan Ignacio Méndez para reemplazar a Ezequiel Barco. El mediocampista, de Argentinos, que se entrena con el plantel que dirige Gabriel Heinze y que ya debutó en primera, es un futbolista polifuncional. "Puede jugar como externo por las dos bandas o de doble cinco", señaló Fernando Batista, colaborador de Claudio Úbeda en el Sub 20, quien lo dirigió en las inferiores del club de la Paternal. "Había quedado fuera del corte, pero nos dijeron que siguiéramos entrenando porque se podían dar situaciones como esta o una lesión de un compañero", comentó el juvenil, que tiene como referente a Juan Román Riquelme, con quien tuvo la oportunidad de compartir entrenamientos en la última etapa del Nº 10 en Argentinos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas