Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Perdió a Parker y ahora Manu Ginóbili tendrá que asumir otras tareas en los playoffs

San Antonio sufre la baja del francés, que será operado de un tendón tras la grave lesión

Viernes 05 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Manu Ginóbili deberá asumir por momentos la conducción del equipo
Manu Ginóbili deberá asumir por momentos la conducción del equipo. Foto: AFP

SAN ANTONIO.- De repente, el silencio. Tony Parker estaba inmóvil sobre el parquet de un enmudecido AT&T Center, sosteniéndose su rodilla izquierda. Parecía como si de repente hubieran muteado desde un control remoto el ruidoso ambiente inherente a la NBA . Ninguna de las 18.418 personas en el estadio hacía una mueca, un gesto. El ambiente era espeso durante esos segundos de incertidumbre.

Faltaban 8m52s cuando el base francés intentó una flotadora sobre su marca, el verborrágico Patrick Beverley. La pelota no entró, pegó en la base del aro, Ryan Anderson bajó el rebote y Houston, el equipo que se alimenta del caos, se lanzó en transición para recortar la diferencia en el marcador. San Antonio retrocedió en desventaja, cuatro contra cinco...porque Parker jamás volvió a pararse. Eric Gordon falló un triple y Patty Mills cortó con falta ante el pedido desesperado de Gregg Popovich, quien inmediatamente pidió un timeout para constatar la gravedad de la lesión del francés, quien todavía permanecía quieto del otro lado de la cancha. Era grave.

Dewayne Dedmon, pivot de San Antonio , fue uno de los primeros en llegar a la escena junto a Mills y Will Sevening, el jefe del departamento médico de los Spurs. Rodeado por todos sus compañeros, Parker se paró e intentó caminar pero no podía ni siquiera pisar con la pierna izquierda. Dedmon lo ayudó a salir de la cancha junto a Dejounte Murray, el base rookie que inevitablemente deberá sumar más minutos de juego y quien incluso podría ocupar el lugar en el quinteto inicial para no desajustar la rotación. "Cuando le pregunté si necesitaba que lo cargue y me respondió que sí, me preocupó", reflexionó Dedmon. Tras cruzar toda la cancha mientras recibía el aliento de un aforo que ahora coreaba su nombre, Parker se sentó en una silla de ruedas que lo llevó de vuelta al vestuario.

"No es bueno", vaticinó Popovich en la conferencia de prensa posterior al triunfo de sus Spurs por 121-96 en el partido que igualó la serie 1-1 por las semifinales de la Conferencia Oeste. "Está muy dolorido, no soy muy optimista", agregó Manu Ginóbili tras verlo en el vestuario. El pesimismo reinante en el plantel se correspondió con el resultado de los estudios, donde una resonancia magnética reveló el peor escenario: Parker sufrió una rotura del tendón del cuádriceps izquierdo, deberá someterse una cirugía y se perderá el resto de los playoffs.

Es una baja sensible para San Antonio por múltiples motivos. Parker, quien minutos antes de su desafortunada jugada se convirtió en el 9° jugador en alcanzar 4000 puntos en playoffs, parecía rejuvenecido en una postemporada en la que se había consolidado como la segunda opción ofensiva del plantel, por detrás de Kawhi Leonard, pero por encima de un decepcionante LaMarcus Aldridge. El francés, quien hasta la fecha no se había perdido ni siquiera un partido de playoffs en su carrera en la NBA, es también uno de los líderes del grupo por su experiencia, vital para atravesar el primer año después de Tim Duncan. Su baja afecta directamente a la rotación y deja aún más desguarnecido un puesto en el que de por sí escaseaban las opciones.

Sin embargo, en San Antonio están confiados en que podrán matizar su ausencia. "Estamos todos preparados para dar un paso al frente y generar un impacto en el equipo", aseguró Mills. El australiano, quien promedió casi 21 minutos durante los playoffs como uno de los caudillos de la segunda unidad que ha sido clave durante toda la temporada, es el reemplazo natural de Parker y deberá asumir mayores responsabilidades.

La ausencia de Parker también impactará en la actuación de Ginóbili, quien promedia 15 minutos en los playoffs y podría aumentar su participación dado que es una de las alternativas para llevar la base de San Antonio: "Tenemos recursos para variar el quinteto, así que vamos a ver qué decide Pop. De la forma en la que estamos jugando, tal vez no necesitamos un base convencional porque la realidad es que durante muchas partes del juego, Kawhi lo hace".

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas