Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las nuevas estrellas en los viajes de lujo

Hoteles, embarcaciones y otros productos de alta gama se reinventan para seducir al público más exigente, mientras América latina se perfila como el próximo mercado a conquistar

SEGUIR
LA NACION
Domingo 07 de mayo de 2017
Post crucerismo: grandes veleros con itinerarios exclusivos
Post crucerismo: grandes veleros con itinerarios exclusivos.
0

Una caja con lápices de colores. Ni piscina "infinita", ni restaurante con estrellas Michelin, ni amenidades envasadas en La Provence. ¿Con qué se puede agasajar y a las vez sorprender a los clientes más exigentes en el mercado del turismo, esos pasajeros frecuentes de clase ejecutiva, que ya han viajado allí donde sencillamente tuvieron ganas sin necesidad de mirar antes el precio?

Operadores y representantes de productos turísticos de alta gama de todo el mundo se reunieron en San Pablo a fines de abril para la feria Travelweek. Y la respuesta más original a este dilema la tuvo Gladys Camphuijsen, directora de ventas del hotel Pulitzer, de Ámsterdam. Desde su punto de vista, la diferencia la marcan las pinturitas: "Es un detalle, pero a nuestros huéspedes les encantan", asegura la representante de este hotel, en verdad un conjunto de 25 típicas canal houses de esa ciudad, conectadas entre sí. Por eso en cada habitación dejan un lapicero surtido junto a hojas en blanco listas para dar rienda suelta a la creatividad. Los huéspedes VIP, felices como chicos.

Descoloca un poco, entre tanta suite de cien metros cuadrados y spa con tratamientos exóticos, dominantes en esta feria consagrada al turismo de lujo. Pero... ¿qué se le ofrece a aquellos que ya lo tienen casi todo? ¿Con qué se los impresiona y, mejor, con qué detalle se conquista su fidelidad?

Los lápices de colores son sólo una respuesta posible. Belmond, una de las más exclusivas colecciones de hoteles, trenes y cruceros en cuatro continentes, comenzó a hacerse esa pregunta y optó por diferenciarse con propuestas especiales, más allá de lo material: hoy los destacados en su catálogo son los cruceros con coachs expertos en mindfulness por el río Ayeyarwady, en Myanmar, y los safaris en helicóptero sobre el Delta de Okavango, en Botswana, según presentaron en la feria de San Pablo.

Belmond estrena por estos días un tren de superlujo para 68 pasajeros en camarotes con baño privado. El Andean Explorer unirá Cuzco y Arequipa pasando por el lago Titicaca y Puno. Es el primer tren de lujo en América latina y confirma la tendencia más clara en Travelweek: que a pesar de las crisis económicas y políticas y las casi eternas deudas sociales, la región se perfila como el próximo gran mercado a conquistar en el segmento del lujo, tanto para el turismo como para otras industrias.

Hotel Pulitzer, en Ámsterdam: 25 casas interconectadas
Hotel Pulitzer, en Ámsterdam: 25 casas interconectadas.

"Actualmente, en América latina está basado el 28,7 por ciento de las mayores fortunas del planeta. Colombia y Perú están entre los cinco países con más alto ritmo de crecimiento del globo. Brasil, en particular, tiene el 56,3 por ciento de las denominadas ultrarriquezas de su región y a pesar de la crisis política registró durante el último año un aumento del 42 por ciento en sus gastos en el exterior. El mundo mira a América latina como el próximo gran mercado para los viajes de lujo -aseguró Simon Mayle, responsable de esta feria especializada en la materia-. La recuperación de Argentina y la salida de Brasil de la recesión colaboran en mucho para levantar el crecimiento regional. El pronóstico para México también es positivo."

Un palacio a estrenar

Si hacían falta más indicios, la ceremonia de inicio de Travelweek se llevó a cabo en el Palacio Tangará, un impresionante hotel aún no inaugurado, con fecha de apertura para el próximo miércoles, a cargo del grupo de origen alemán Oetker. El lujo del hotel, de un nivel inédito en San Pablo, comienza por su ubicación: es un auténtico palacio de 141 habitaciones (desde 500 dólares la noche) y un spa de película rodeado por la arboleda del parque Burle Marx, en el barrio de Panamby, muy cerca de las torres corporativas de Morumbi.

Como un palacio: el hotel Tangará, a punto de inaugurarse en pleno San Pablo
Como un palacio: el hotel Tangará, a punto de inaugurarse en pleno San Pablo.

Marx fue un muy reconocido paisajista paulista. Colaboró en el diseño del parque, pero murió en 1994, un año antes de su inauguración. No alcanzó a ver esta verdadera reserva urbana, que preserva una milagrosa porción de Mata Atlántica (el bosque característico de esta deforestada región) dentro de la mayor megaciudad de América. La idea de un edificio de estas características rodeado de verde es algo impensado en San Pablo.

"Para nosotros, lujo es poder elegir -detalló Celso David do Valle, director del Tangará-, así que cuidamos que el huésped cuente con suficientes espacios para elegir en nuestro hotel". El logo de Oetker es un collar de perlas. "Las perlas son bellas, pero irregulares. No hay dos iguales".

Otro paradigma

Hyatt es otro ejemplo de cómo la franja más alta de la industria recalcula sus estrategias y pone el foco en América latina. Para este año y 2018, el grupo prevé diez aperturas en el continente, incluyendo un Grand Hyatt (su línea más lujosa) en Bogotá. El uruguayo Álvaro Valeriani, vicepresidente regional de los hoteles, explicó en San Pablo: "La relación con el cliente cambió. Cambió la competencia, con modelos como el de Airbnb. Y cambiaron los sistemas de reserva, entre otras transformaciones. Entonces, en el nuevo escenario, estamos obligados a preguntarnos: ¿cómo nos diferenciamos? Pero no para ser cool sino para ganar la lealtad del huésped. La respuesta es que no podemos gustarles a todos con una única propuesta así que este año segmentamos a nuestros hoteles en quince marcas diferentes para enfocarnos mejor en las distintas necesidades: trabajo, placer, bienestar...".

Los cruceros también adaptaron su propuesta para los navegantes más exigentes. Ya no basta con barcos más pequeños, con más tripulantes que pasajeros. La novedad son los veleros, como los de Star Clipper (Royal Clipper, Star Clipper y Star Flyer), que permiten itinerarios similares a los de un crucero, pero con una experiencia de navegación muy distinta. Producto ya consolidado en Europa y Asia, estos veleros comenzaron ahora a surcar el Caribe, incorporando a Cuba como destino estrella.

La experiencia, ante todo. "Los millennials latinos (Brasil tiene uno de los mayores números de millonarios de menos de 35 años en el mundo) buscan experiencias vacacionales diferentes, que amplíen sus horizontes de manera más personal. Buscan más experiencias que cosas", asegura Mayle, de Travelweek. Su compañía acredita larga experiencia en organizar ferias de lujo también en Tokio, Ciudad del Cabo, Cannes y Shanghai. Pero este año apostó fuerte a San Pablo y a la región.

Del "yo tengo" al "yo pude"

El brasileño Carlos Ferreirinha, influyente consultor para el mercado del lujo, traza un perfil claro del viajero premium latino. "Aunque con una cuota común de show off, de exhibición, hay una diferencia entre otros mercados y el latinoamericano. Mientras que viajeros de otros lugares buscan demostrar que tienen poder, el latino quiere decir que pudo, que lo logró", explicó durante Travelweek, en San Pablo.

Ante un auditorio de agentes de viaje europeos y norteamericanos, Ferreirinha ofreció algunas claves para seducir al huésped latino: "Somos apasionados y demandantes de atención, así que deben darnos protagonismo. En Brasil, especialmente, adoran que los sirvan. El idioma no es una barrera: siempre encontramos la manera de comunicarnos; es importante que nos den conversación y sentir que hacemos nuevos amigos, aunque se trate de un conserje o una camarera. Jamás nos negamos a las actividades al aire libre, aunque secretamente no nos interesen. Y, muy importante, siempre nos llevamos a casa los amenities del hotel. Que quede claro: los amenities están ahí para llevárselos."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas