Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los tangos fatales de la nueva generación

Viernes 05 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Alto Bondi, de lo nuevo lo mejor
Alto Bondi, de lo nuevo lo mejor.

"El tango que ocultamos mejor, del que preferimos no hablar", escribía el Indio Solari en "Ropa sucia", como una manifiesto de época, en una de sus tantas frases grafitti. El tango de hoy todavía permanece oculto, pero hay una generación que sigue produciendo y creando sus propios himnos para la tribu tanguera: "Tragando el polvo que junta el que viene de atrás", canta con vena ricotera Natalia Lagos en "Guadaña", uno de los cortes del disco Lymbo de Alto Bondi. No son los únicos. La aparición del álbum de Alto Bondi junto a producciones de Vruma y los Dynamos, Va de Nuevo y Barsut marcan el surgimiento de una nueva generación de tangos oscuros de potente actualidad y con guiños al rock de los ochenta, el Tata Cedrón, El Tape Rubín, 34 puñaladas y Altertango.

Con su flamante producción Lymbo, el grupo Alto Bondi se revela como una de las agrupaciones más interesantes del nuevo panorama. Su segundo disco se arma alrededor de una contundente letrística urbana y un sonido punzante en el ataque de los riffs de bandoneón de Ignacio Santos, la guitarra eléctrica de Jonatan Alvarez, el contrapunto del piano de Noelia Sinkunas y el violín de Gabriel Gowezniansky, y la base del contrabajista Germán Sánchez. La voz de Natalia Lagos está hecha para esas aguafuertes en "Hotel familiar", "Guadaña"y "Pastillita", donde canta: "Ayer deseé morir matando un ideal, para aceptarme y verme claro en la ansiedad. ¿Quién soy yo para caer primero? ¿Quién sos vos para mirarme en el suelo?"

Hace tiempo se viene hablando de Federico "Vruma" Ottavianelli entre los buenos letristas del tango. Su primer disco Chan chan, que se presenta el 12 de julio en el Centro Cultural de la Cooperación, lo confirma. Su disco oscila entre la ironía a los clisés del género en "Novelón" y el potente gesto performático en "Lenguita" y "Gardel batió la posta", con la participación del cantor Cucuza Castiello. Pero lo más interesante de Vruma y los Dynamos es esa capacidad para escaparse de los lugares comunes en "Andromeda" (parece el título de una canción de Spinetta), o escribir un tangazo clásico al estilo vieja escuela como "Sensiblero", con Daniel Melingo como partenaire.

La agrupación de tango Va De Nuevo, integrada por tres guitarras, contrabajo y cantor, presenta en su disco debut, Pavimento, un sonido áspero y denso con autores como Julio Coviello, Julián Peralta (Astillero), Tape Rubín y citas ineludibles a Salgán y Piazzolla. Pero abre con un tema propio, el que da nombre al disco: toda una postura estética que mira hacia el futuro.

Nacido en 2011, Barsut ofrece diez canciones que llegan del otro lado de Dock Sud.El grupo recrea el universo noir de Roberto Arlt a través de nuevos clásicos que son versionados por la Fernández Fierro como "6.25". Con una buena base de compositores -Beto Flores en voz y las guitarras de Cintia Trigo, Diego Antico y Agustín Urbicaín- el grupo explota una lunfa rea y convence de principio a fin con "El polilla", "El remate" o "Sirena réquiem": los tangos fatales de una nueva generación.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas