Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cuál es el otro factor clave que mantiene a Boca en lo más alto del torneo local

En el transcurso de las fechas, el equipo de Guillermo Barros Schelotto mostró una tendencia favorable que va más allá de los partidos ganados y los goles convertidos

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 04 de mayo de 2017 • 23:59
Ricardo Centurión, uno de los tres expulsados de Boca en el torneo
Ricardo Centurión, uno de los tres expulsados de Boca en el torneo.
0

Los números de Boca evidencian por qué es el líder del torneo: es el equipo que más partidos ganó (14), el que más tantos convirtió (48) y el que tiene al goleador del torneo (Darío Benedetto, con 14). Pero hay otro rubro en el cual el equipo de Guillermo y Gustavo Barros Schelotto también define su perfil, y es el de la conducta durante los partidos. A falta de ocho fechas para el final del certamen, el Xeneize sufrió poco por suspensiones y apenas le sancionaron un penal en contra.

Boca tuvo tres expulsados en el torneo, y solamente uno fue por una acción brusca. En la segunda fecha, ante Belgrano, Germán Delfino mandó antes al vestuario a Carlos Tevez por un insulto que le implicaría una sanción de tres partidos. Ricardo Centurión también vio la tarjeta roja por una situación ajena al juego cuando en el encuentro frente a Rosario Central tuvo un encontronazo con Teófilo Gutiérrez después de que el colombiano festejase su tanto en la Bombonera dibujándose imaginariamente la franja de River cruzándole el pecho. El único futbolista expulsado por un golpe fue Sebastián Pérez, que sobre el final del partido ante Banfield, en la reanudación del campeonato, elevó su brazo izquierdo a la altura del rostro de Emanuel Cecchini.

En tanto, solamente Pablo Pérez debió cumplir con una fecha de suspensión por acumulación de amonestaciones. El rosarino purgó la pena ante Arsenal y mañana reaparecerá frente a Estudiantes. En 22 fechas, Boca promedia menos de dos tarjetas amarillas por partido. De cara a la exigente seguidilla frente al Pincha, River y Newell´s, el único al límite con cuatro amonestaciones es Gino Peruzzi.

Otro aspecto favorable es que marca que el conjunto de los Mellizos lleva 1941 minutos sin un penal en contra. El único que le sancionaron fue en el primer compromiso del certamen, frente a Lanús, luego de que Santiago Vergini derribase a Lautaro Acosta sobre el vértice izquierdo del área. En la ejecución, Brian Montenegro elevó el remate sobre el travesaño del arco que defendía Guillermo Sara.

Por su parte, Newell´s, escolta a tres puntos de distancia, tuvo hasta acá dos expulsados, uno menos que Boca; pero tres jugadores fueron suspendidos por acumulación de amonestaciones. En cuanto a las tarjetas amarillas promedia más de dos por fecha y tienen al límite con cuatro a una de sus figuras, Ignacio Sccoco. Además, el elenco rosarino acumula tres penales en contra.

Guillermo arriesgó que el torneo no se definirá hasta la última fecha y lo determinante que será en el tramo final mantener la mente fría. Controlar las pulsaciones para evitar suspensiones tendrá un peso relevante en las fechas que restan. Boca mantuvo una conducta que no lo condicionó en el camino que lleva transitado. Mantenerla puede hacer también la diferencia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas