Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Papa y el magnate se verán las caras en un encuentro de opuestos el 24 de mayo

La Santa Sede y la Casa Blanca confirmaron que Francisco recibirá al presidente norteamericano temprano por la mañana, en el Palacio Apostólico

Viernes 05 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

ROMA.- En el imaginario colectivo, la foto es de dos adversarios en un ring. Y es justamente por eso que despierta inmensa expectativa el primer encuentro que tendrán, el próximo 24 de mayo, el Papa y el presidente norteamericano, Donald Trump.

Tanto el Vaticano como la Casa Blanca confirmaron ayer que el tan esperado cara a cara entre dos líderes del mundo antitéticos tendrá lugar a las 8.30 en el Palacio Apostólico del Vaticano, un horario inusual para la visita de un jefe de Estado. Tratándose de un miércoles, día de audiencia general en la Plaza de San Pedro, con miles de fieles, imposible no imaginarse el caos que habrá entonces en el pequeño Estado, debido a las medidas de seguridad que determinará el evento.

La confirmación de la audiencia entre Trump y el Papa terminó con semanas de especulaciones. Desde que la Casa Blanca confirmó que el presidente viajará a la cumbre del G-7 en Taormina, Sicilia (26 y 27 de mayo), comenzó a plantearse la posibilidad. ¿Qué se dirán el papa argentino y el magnate, dos personajes con ideas totalmente distintas en temas clave como guerra y paz, proliferación de armas, inmigración, cambio climático y justicia social? "Por lo pronto es bueno que se encuentren, que se conozcan, que hablen y se escuchen. Como dice el Santo Padre, el diálogo, la cultura del encuentro, son esenciales", comentó a LA NACION un monseñor.

Al regresar de México, a principios del año pasado, ante una pregunta sobre el muro querido por el entonces candidato Trump a lo largo de la frontera con Estados Unidos, Francisco fue lapidario. "Una persona que piensa sólo en hacer muros, sea donde sea, y no en hacer puentes, no es cristiano", dijo, en una frase que causó gran revuelo. La respuesta de Trump no tardó en llegar: "Para un líder religioso poner en duda la fe de una persona es vergonzoso", expresó el mandatario, que no es católico, sino protestante presbiteriano.

En enero pasado, en plena alarma mundial justo en el día de la asunción de Trump, ante una pregunta de El País, el Papa fue cauto: "Veremos lo que hace y ahí se evalúa", dijo, al advertir, por otro lado, que "en momentos de crisis, no funciona el discernimiento" y los pueblos buscan "salvadores" que les devuelvan la identidad "con muros y alambres".

La primera visita de Trump al Vaticano se enmarca en su primer viaje al exterior, que incluirá, al margen de Italia, Arabia Saudita e Israel, según se anunció ayer en Washington. Se descuenta que Francisco, que tuvo inmensa sintonía con su antecesor, Barack Obama -con él logró negociar el deshielo con Cuba-, apelará a sus dotes diplomáticas.

En este sentido, ayer el Papa se anotó otro éxito. El Vaticano, de hecho, anunció que establecerá relaciones diplomáticas con Myanmar, justo después de que el Papa recibió en audiencia privada a la líder de ese país, canciller y premio Nobel de la Paz, Aung Sam Suu Kyi.

En otro orden, el Papa pidió ayer que los medios vaticanos no se aten "a un pasado glorioso" y convocó a las nueve oficinas que forman parte de la Secretaría para la Comunicación (SPC) de la Santa Sede a "responder a los desafíos comunicativos que demanda hoy la cultura".

"No nos dejemos vencer por la tentación de atarnos a un pasado glorioso; hagamos en cambio un gran trabajo de equipo para responder mejor a los desafíos comunicativos que la cultura nos demanda hoy, sin miedo y sin imaginar escenarios apocalípticos", pidió Francisco en una encendida defensa de su reforma comunicacional.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas
5