Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Plantean dudas sobre los motivos de la agresión a Cartasegna

Los investigadores apuntan tanto a una red de trata desbaratada por el fiscal como a una venganza de un empleado de tribunales

Viernes 05 de mayo de 2017
SEGUIR
Corresponsalía La Plata
0
La Policía Federal se hizo cargo de la custodia del amenazado fiscal Fernando Cartasegna
La Policía Federal se hizo cargo de la custodia del amenazado fiscal Fernando Cartasegna. Foto: LA NACION / Santiago Hafford

LA PLATA.- La justicia bonaerense investigaba anoche varias hipótesis sobre el ataque sufrido por el fiscal Fernando Cartasegna en su despacho de los tribunales de esta ciudad. Entre estas, crecía la idea de que el funcionario judicial habría sido víctima de una organización dedicada a la trata de personas y que podría tener vínculos con la policía.

El ataque "no lo debemos asociar con la causa colateral de los sobres", había dicho el procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand. Los investigadores deslizaron que podría tener relación con una causa que investigó hace tiempo y que todavía hay asuntos pendientes. "Me da la impresión de que esto tiene que ver con algo de revancha, más que con una investigación en curso", dijo a LA NACIÓN una fuente con acceso al expediente.

Ayer, tras recibir el alta en el Hospital Italiano de esta ciudad, Cartasegna salió a decir que no se trató de una entrega de alguien cercano a su despacho. "No había forma de que me pasara algo. Si las cosas son como yo las recuerdo, todos se darán cuenta de que lo que se hizo estaba muy planeado", aseguró el fiscal.

Cartasegna fue encontrado en su oficina, atado boca abajo, con los brazos y las piernas sujetados a la espalda con cables de computadora. Lo amordazaron y lo intimidaron con dañar a su familia. Lo asfixiaron y tras dejarlo atado escribieron la palabra Nisman con azúcar en el piso.

"No puedo contar lo que pasó, la fiscal me pidió mucha prudencia. No sé qué fue lo que pasó, me han dado mucho medicamento y no puedo reconstruir lo que pasó", dijo el fiscal en declaraciones a Radio El Mundo. "No entiendo qué fue lo que pasó, estoy muy perdido, fue todo muy confuso. No quiero decir algo y después contradecirme", insistió.

Cartasegna tenía asignados dos policías de custodia: el subcomisario de la policía bonaerense Juan Ramírez y el oficial principal Mauricio Catalán, que en el momento del ataque no estaban en su puesto porque los habían mandado a hacer un trámite personal. Eso fue lo que declararon los dos uniformados ante las autoridades de la División Custodias Especiales de la policía bonaerense. "Es algo común que los funcionarios que tienen custodia los utilicen para hacer trámites personales", dijo una fuente oficial.

Foto: Archivo

Durante la tarde, la fiscal Ana Medica, que tiene a cargo la investigación de lo que sucedió, les tomó declaración a los guardias de seguridad, que dependen del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), y a los empleados auxiliares que trabajan con Cartasegna. La Fiscalía General de La Plata también dispuso que la fiscal Betina Lacky se sumara a la instrucción. Pero los dos funcionarios judiciales prefirieron mantener el hermetismo y no dar detalles de cómo avanza la investigación.

Sucede que durante gran parte del día surgieron todo tipo de versiones contradictorias: desde aquella que afirma que Cartasegna podría haber simulado un ataque hasta la que sostiene que integrantes de su propio equipo fueron los responsables del ataque.

Lo cierto es que el caso podría tomar un nuevo rumbo cuando se terminen de analizar las imágenes de las cámaras de seguridad del perímetro de tribunales. En ella quizá fue captado el momento en que el agresor salió de los tribunales y también la secuencia del primer ataque, cuando Cartasegna dijo que fue agredido a pocos metros de la fiscalía el sábado pasado.

Si bien los ministros y distintos funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal se llamaron a silencio, fuentes oficiales contaron a LA NACIÓN que un auxiliar del fiscal Cartasegna fue sorprendido cuando salía del baño, donde encontraron un panfleto con la leyenda "Conozca el próximo Nisman".

Sin embargo, también se puso en duda esa pista, ya que el propio fiscal Cartasegna explicó que ese integrante de su equipo fue, junto con otros, enviado a retirar los afiches con amenazas. De todas maneras, se hizo circular esa versión con fuerza. Apoyándose en una frase del procurador Conte Grand, quien había señalado: "Es altamente probable que la persona (que atacó al fiscal) sea alguien que presta servicios dentro del edificio, porque no ha habido nada llamativo para quienes custodian los ingresos".

Apoyo del Colegio de Abogados

El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires sumó su voz en apoyo al amenazado fiscal Fernando Cartasegna. En un comunicado se consignó el repudio de esa entidad al ataque sufrido por el representante del Ministerio Público y se calificó a la agresión como "un acto intimidatorio y un inadmisible atentado contra el Estado de Derecho y sus instituciones". El Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires pidió, además, que sean adoptadas "las medidas necesarias para garantizar la integridad, seguridad personal e independencia de todos los miembros del Ministerio Público y del Poder Judicial".

Fernando Cartasegna (fiscal)

"Estoy bien, por suerte. Ya estoy tranquilo, pero no puedo contar lo que sucedió por las investigaciones. Pero fue bastante fuerte"

"No dejé de ir a ningún lugar sin alguien al lado, así que buscaron la manera entre los imposibles y la encontraron. Estuvo muy bien planeado"

"No hubo una entrega. Lo quiero dejar en claro eso, porque por ahí la gente cree que alguien me entregó"

Una anormal sucesión de intimidaciones

Ataques consecutivos

El fiscal Fernando Cartasegna fue agredido el fin de semana pasado por dos hombres vestidos como policías. Recibió un golpe en la cabeza y advertencias por el comienzo de una investigación sobre defraudaciones con accidentes de tránsito. Desconocidos se metieron luego en su casa y torturaron a sus mascotas. En el edificio de tribunales de La Plata, donde tiene su despacho, aparecieron panfletos que amenazaban con transformar al fiscal en un nuevo Nisman.

Otra emboscada

Inmediatamente después de efectuar la denuncia judicial y pública por las amenazas recibidas, Cartasegna fue atacado en su oficina, donde fue encontrado atado.

Enemigos posibles

Para Cartasegna, las agresiones fueron provocadas por el inicio de una investigación paralela a la causa de sobres con dinero ilegal que involucra a comisarios de La Plata. Los investigadores también analizan posibles vínculos con una red de trata y pornografía infantil. Esa banda operaba en Cañuelas y en la causa hay situaciones llamativas, como tres testigos que se suicidaron.

Silencio oficial

Las autoridades bonaerenses decidieron no hablar sobre la agresión a un fiscal, sin dar precisiones sobre la causa de esa decisión.Fernando Cartasegna fiscal "Estoy bien, por suerte. Ya estoy tranquilo, pero no puedo contar lo que sucedió por las investigaciones. Pero fue bastante fuerte" "No dejé de ir a ningún lugar sin alguien al lado, así que buscaron la manera entre los imposibles y la encontraron. Estuvo muy bien planeado" "No hubo una entrega. Lo quiero dejar en claro eso, porque por ahí la gente cree que alguien me entregó"

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas