Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En fotos: de noche, surfistas desafían las olas del Pacífico

Con poderosas luces, se acercan a La Pampilla para disfrutar de la experiencia

Cuando los casi 10 millones de habitantes de Lima se alistan para dormir, un puñado de surfistas baja hasta la única playa de Perú donde se puede surfear por la noche . Foto: AP / Rodrigo Abd
La Pampilla es la segunda playa de América Latina preparada para el surf nocturno, la otra es Arpoador, uno de los puntos más importantes de Río de Janeiro, cuenta con luces artificiales desde 1989. Foto: AP / Rodrigo Abd
La playa de Pampilla no atrae tiburones, a diferencia de algunas playas en los Estados Unidos y Australia, el peor peligro es chocar entre ellos cegados por las poderosas luces que iluminan el agua. Foto: AP / Rodrigo Abd
La luz llega a unos 200 metros adentro del mar lo que permite practicar éste deporte por la noche. Foto: AP / Rodrigo Abd
Un hombre observa el mar antes de entrar a surfear. Foto: AP / Rodrigo Abd
Ernesto Benavides monta una ola en la playa de La Pampilla. Foto: AP / Rodrigo Abd
Dos jóvenes esperan la llegada de una ola. Foto: AP / Rodrigo Abd
La figura de un surfista se recorta en las aguas del pacífico mientras espera la llegada de una ola . Foto: AP / Rodrigo Abd
El surf nocturna comenzó en La Pampilla luego de una disputa con el municipio en el 2015 porque querían ensanchas el camino costero. Foto: AP / Rodrigo Abd
Renato de Negri de 15 años levanta su tabla para avisarle a su compañero que ha regresado a la playa. Foto: AP / Rodrigo Abd
Luego de varias protestas y acampes en la playa para evitar el ensanche del camino nace el surf nocturno; la municipalidad igual ensanchó el camino costero. Foto: AP / Rodrigo Abd
 Marie Schoene se meta al agua en busca de una buena ola. Foto: AP / Rodrigo Abd
Vista de la playa en donde se puede observar las poderosas luces que iluminan éstas playas del pacífico. Foto: AP / Rodrigo Abd
Un hombre se envuelve en una toalla luego de surfear por varias horas. Foto: AP / Rodrigo Abd
Mario Razzeto acomoda la tabla en el techo de su auto. Foto: AP / Rodrigo Abd
Los surfistas enjuagan sus cuerpos de arena y agua salada antes de subir a sus vehículos. Foto: AP / Rodrigo Abd
Un surfista camina por el paseo que bordea la playa. Foto: AP / Rodrigo Abd
Viernes 05 de mayo de 2017 • 11:48
0

Cuando en 2015 el municipio decidió ensanchar el camino costero y achicar las playas las protestas en contra comenzaron. Eso dio lugar a que gran cantidad de gente comenzara a reunirse en las playas para oponerse a la obra.

En ese contexto nace la costumbre de surfear de noche. Perfeccionados, ahora, lo hacen con luces que podrían iluminar un campo de fútbol.

Mientras diez millones de personas se van a dormir, una pequeña cantidad de surfistas se dirigen a la playa a sortear las olas bajo la noche.

La Pampilla es la segunda playa de América latina preparada para el surf nocturno. La otra es Arpoador, uno de los puntos más importantes de Río de Janeiro, que cuenta con luces artificiales desde 1989.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas