Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Julio Borges: "Se empiezan a ver fracturas en el chavismo"

El presidente de la Asamblea Nacional señaló que el reto de la oposición es demostrar que puede gobernar Venezuela; descartó una guerra civil

SEGUIR
El País
Sábado 06 de mayo de 2017
0

WASHINGTON .- La crisis de Venezuela está en su punto álgido. Tras un mes de protestas, el gobierno de Nicolás Maduro inició su retirada de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y convocó una asamblea para elaborar una nueva Constitución que le garantice un mayor control. Ante el deterioro de la situación, el presidente de la Asamblea Nacional y uno de los principales líderes de la oposición, Julio Borges, de visita en Washington, dijo en una entrevista con El País que ya "se empiezan a ver fracturas en el chavismo".

-¿Puede haber guerra civil en Venezuela?

-No. Ya no somos un país dividido en bandos. Ahora es un solo pueblo unido frente a un régimen que decidió hacerse con el poder y quitarle los derechos a los venezolanos. Es la lucha de un pueblo que pide que se le reconozca su dignidad y sus derechos contra una minoría que está en el poder, y que lo que ha hecho es robar, usurpar el poder y violar la Constitución.

-¿Está unida la oposición?

-Sí. Pero ahora tenemos que demostrar ser capaces de gobernar. El reto no es solamente quién puede vencer la inflación o quién puede lograr seguridad, sino quién puede unir al país de nuevo. Quién puede lograr una sola Venezuela con una visión compartida. Nosotros como dirigentes políticos entendemos ese reto y tenemos claridad de cómo lograrlo.

-¿Hay fisuras en el chavismo?

-Sí, se empiezan a ver fracturas. En la medida en que el gobierno se salió de la Constitución, dio un golpe de Estado y hay presión en la calle, se comienzan a ver contradicciones internas. La fiscal general [Luisa Ortega] defiende una posición de principios y la legitimidad de la Constitución. Hay diputados afines al régimen que se distancian del gobierno, e incluso ocurre entre las fuerzas armadas. El esfuerzo que hacemos en la calle, de más de 35 días de manifestaciones, creó un terremoto interno de contradicciones que son fundamentales para un cambio.

-¿Qué depara el futuro?

-Ya son muchos años marchando, votando y superando obstáculos. No veo en el panorama nada que no sea el triunfo. Hay que seguir resistiendo, luchando para lograr la libertad que quiere el pueblo venezolano.

-De llegar al poder, ¿buscarían una causa judicial contra Maduro?

-No cambiaremos una dictadura por otra dictadura. Los casos se revisarán uno a uno. No vamos a una cacería de brujas, sino que devolveremos el poder a la rama judicial como parte del proceso para restaurar la democracia. No me toca a mí decidir si juzgaremos a Maduro.

-¿Están abiertos a negociar?

-La negociación del año pasado terminó. Tuvo una vigencia y el gobierno no cumplió. Los mediadores [ex presidentes, entre ellos el español José Luis Rodríguez Zapatero] ya no lo son porque el proceso culminó. Ya no vamos a negociar. Es momento de cumplir con la Constitución y las leyes. Quien la está violando es Maduro.

-¿Una elección es la única solución?

-Es la mejor solución. El voto es la paz. El voto es el diálogo en el que todos los venezolanos hablan.

-¿Qué países de la región son los que más apoyan su causa?

-Todo el hemisferio. Desde Canadá hasta la Argentina. Todos saben que la situación en Venezuela no tiene soporte, es un país que está caotizado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas