Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las bibliotecas populares salen de compra por la Feria

Más de mil instituciones de todas las provincias se aseguraron los títulos que les pidieron sus lectores

SEGUIR
LA NACION
Sábado 06 de mayo de 2017
0

"Es el evento más lindo de la Feria del Libro", dijo ayer por la mañana Enrique Avogadro, secretario de Cultura y Creatividad del Ministerio de Cultura de la Nación, en la sala José Hernández ¿A qué se refería? Era la bienvenida a los representantes de 1026 bibliotecas populares de todas las provincias del país durante la apertura de la 12° edición del programa Libro%, que permite compras de libros publicados por sellos nacionales al 50% por ciento de su valor comercial, durante tres días. "Ya 981 bibliotecas cobraron el subsidio para compra de libros por 13.000 pesos y otras 43 lo recibirán en estos días -anunció a LA NACION Leandro de Sagastizábal, presidente de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip)-. En 2016 fueron 958 las que vinieron; este año superaremos las mil." A ese monto, destinado exclusivamente a la compra de libros, se deben sumar 12.925 pesos para pasajes y alojamiento de dos emisarios por cada biblioteca. "En mayo estamos enviando a 1300 bibliotecas populares 86 títulos publicados por 41 sellos locales por un valor de $ 11.990.000", señaló De Sagastizábal. En 2016, se crearon 8 nuevas bibliotecas. Y ayer, las 14 que fueron fundadas en 1917 recibieron aplausos de todo el auditorio.

Foto: ANDREA KNIGHT

El presidente de Conabip -una de las instituciones culturales más antiguas y destacadas del país, creada por Domingo Faustino Sarmiento en 1870- rindió homenaje al escritor Abelardo Castillo, que había grabado un spot como "Socio de la lectura" para promover el apoyo a las bibliotecas. "Se dice que los libros son caros y eso es cierto, pero en todas las bibliotecas populares los libros son gratuitos", fueron las palabras del gran narrador argentino con la camiseta puesta de la Conapib.

El ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, hizo alusión al contrapunto que tuvo en la inauguración de la FIL 2017: "El mundo del libro es mi familia; si nos peleamos es porque nos queremos". El narrador Eduardo Sacheri, al recibir la distinción "Amigo de las bibliotecas populares", agradeció el trabajo de los bibliotecarios por "contagiar" el amor por la lectura y los libros.

Bibliotecarios, las estrellas

Los verdaderos protagonistas fueron los representantes de las bibliotecas de todas las provincias. La provincia con mayor cantidad de enviados fue la de Buenos Aires, con 323 bibliotecas presentes, seguida por Santa Fe (169) y Córdoba (110). Provistos de sus acreditaciones, carritos y cajas (que, una vez repletas de libros, serán enviadas sin costo por Correo Argentino), los bibliotecarios esperaron con paciencia la apertura de la feria, que durante tres días, tendrá un horario exclusivo para ellos. Ayer, minutos después de las 11, los primeros stands en colmarse fueron los de Penguin Random House y Grupo Planeta.

Cada bibliotecario llega a la FIL con una lista estudiada de pedidos de su comunidad de pertenencia. Allí, niños en edad escolar, padres, la inmensa cantidad de lectoras de pueblos del Chaco, La Pampa y Jujuy, jóvenes universitarios y jubilados indican sus preferencias. Entre los más solicitados ayer se encontraban las novelas romántico-históricas de Florencia Canale, Viviana Rivero y Reyna Carranza (autora editada por el sello cordobés El Emporio); Patria, de Fernando Aramburu; la serie de Harry Potter y otras novelas juveniles, los policiales de Jo Nesbo, Claudia Piñeiro y Henning Mankell; ficciones de Alessandro Baricco, Carlos Ruiz Zafón y Mariana Enríquez; textos de Eduardo Galeano, libros para chicos de Iamiqué, Pequeño Editor, Una Luna, Mágicas Naranjas y Aerolitos, además de ensayos de Marcelo Larraquy, Facundo Manes y Felipe Pigna.

Alejandra, de la biblioteca Bernardino Rivadavia de la localidad de Gonzales Chaves, del sur de la provincia de Buenos Aires, contó que chicos y adultos esperaban con alegría el regreso de los bibliotecarios. "Hacemos rifas para juntar un poco más de plata para las compras cada año. Las bibliotecas populares son del pueblo", agregó, emocionada.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas