Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿Otro Cocca? Al margen de las críticas y los cambios, lo ven más humanizado

El entrenador de la Academia, disgustado con el nivel del equipo, hará variantes para jugar hoy con Gimnasia; los futbolistas destacan del técnico que está más abierto al diálogo que en 2014

Sábado 06 de mayo de 2017
0
Foto: LA NACION

El sábado a la noche, en la intimidad del vestuario del estadio Alfredo Beranger, Diego Cocca disimulaba la bronca tras la dura caída por 3 a 0 ante Temperley. "¡Hay que seguir! Un tropezón lo tiene cualquiera", fue el mensaje que le transmitió al plantel. Un par de minutos después, ante la prensa, su calentura se coló entre otras frases que buscaban aportar calma: "No me gusta entrar a la cancha sabiendo que hay que hacer tres goles para ganar". El martes, en el primer ensayo táctico de la semana, en un ejercicio defensivo, Cocca disponía cuatro cambios entre la última línea y el medio campo.

Momento a momento. Día a día. A prueba y error. Así es la idiosincrasia del último entrenador exitoso en la historia de Racing, que dispondrá seis modificaciones para recibir esta tarde a Gimnasia luego de la dura derrota ante Temperley. Dos son obligados: Marco Torsiglieri (en su lugar estará Vittor) y Gustavo Bou (volverá Lisandro López) arrastran molestias musculares y ni siquiera estarán en el banco de suplentes. Cuatro son futbolísticos: Lautaro Martínez ingresará por Cuadra, Pillud dejará el lateral derecho para que baje a esa posición Gastón Díaz, Luciano Aued regresa en el lugar de Meli y Diego González se corre a la derecha del medio campo para que Ezequiel Videla sea el volante de contención. "Estamos en la búsqueda de encontrar lo mejor para el equipo. No es casualidad lo que decidimos. Lo pensamos y lo planificamos para encontrar lo mejor. Los jugadores lo entendieron. Todos estamos contentos con los movimientos que hicimos esta semana", explicó ayer el DT en conferencia de prensa.

Si bien el entrenador ya expresó que no comparte las comparaciones con su anterior ciclo, el momento parece similar al que se vivió en septiembre de 2014, cuando la Academia quedó eliminado de la Copa Argentina y Cocca todavía no tenía la espalda que tiene hoy: "El equipo no transmitió lo que nosotros queremos que transmita. Hay algunos jugadores que todavía están digiriendo lo que es jugar en Racing, no han hecho ese click", había sido el duro sobre sus dirigidos. Entre esa derrota y el partido siguiente (empate 1 a 1 vs. Newell's), dispuso dos cambios: bajó a Gastón Díaz al lateral derecho en lugar de Pillud y colocó a Luciano Aued por Nelson Acevedo para que arme el doble cinco junto a Videla. Esas modificaciones se repetirán hoy. No parece ser casualidad.

Tanto desde el plantel como desde distintos ámbitos del club, repiten que entre los cambios positivos que se ven de aquel Cocca al actual está la aparición de un DT más humanizado, más abierto. Como si ya no tuviera que demostrar nada. Además, lo que había sido uno de sus mayores déficits en su anterior ciclo se volvió virtud: la promoción de juveniles. Los casos de Martínez, Cuadra y Mansilla son claros. En cambio, en el rubro que sigue en el debe es con los refuerzos. Ni Torsiglieri ni Meli lograron afirmarse y hoy aparecen fuera del once ideal del entrenador. Lo mismo había pasado entre 2014 y 2015 con Nelson Acevedo, Facundo Castillón, Washington Camacho, Santiago Nagüel, Ricardo Noir y Mariano Pavone, entre otros.

Por eso, tanto el técnico como la dirigencia saben que el próximo mercado de pases será clave. De hecho, por el primer diagnóstico que hizo Cocca del plantel al regresar al club, sumado a la posición que tenía Racing en la tabla, no pensaba en pelear el campeonato y sí se ilusionaba con lo que podría ocurrir después de junio. Incluso durante la racha de cinco triunfos seguidos, cuando Boca cedió puntos y el primer puesto no parecía tan lejos, ni el plantel ni el cuerpo técnico cambiaron el discurso. "Nuestro objetivo es mejorar", fue el latiguillo semanal. En esa primera evaluación de los jugadores, basada en los nombres y en lo que ocurrió en 2016, también estaba el temor por la fragilidad defensiva. Y el tiempo le dio la razón: en siete partidos le marcaron 13 goles.

Por eso cuatro de los seis cambios que dispondrá hoy son en la última línea. "En la defensa transmitimos inseguridad y Agustín (Orion) es uno de los que está transmitiendo inseguridad", dijo el técnico tras la victoria por 4 a 3 ante Atlético Tucumán. El día de su retorno como entrenador de Racing, Cocca se quedó después de la práctica sentado sobre una pelota hablando durante una hora y media con Orion. Qué se dijeron nunca se supo, pero la anécdota marca otra de las virtudes que suelen rescatar los protagonistas del DT: la cercanía, la apertura y el diálogo permanente. "A veces es mejor una buena charla que un buen entrenamiento", soltó en una conferencia de prensa, en una de las tantas frases filosóficas que le gusta usar al técnico en público. Otras: "El fútbol son sensaciones"; "para buscar hay que mover"; "el agua estancada se pudre". En eso, acaso, influyen las largas sobremesas futboleras después de cenar con César Luis Menotti.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas