Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"La investigación da por verídicos los dichos del fiscal"

El procurador Conte Grand despejó dudas sobre el ataque a Cartasegna

Sábado 06 de mayo de 2017
SEGUIR
Corresponsalía La Plata

LA PLATA.- La justicia bonaerense comenzó a despejar algunas dudas sobre el brutal ataque sufrido por el fiscal Fernando Cartasegna en su despacho de los tribunales de esta ciudad. Los investigadores aseguraron que la versión de los hechos que contó el fiscal fue tomada como base para avanzar sobre la pesquisa del agresor. Así quedó despejada la duda que había surgido a partir de distintos trascendidos que señalaban, incluso, que el fiscal podría haber simulado los ataques.

"Si bien aún no se pudo constatar en un ciento por ciento la forma en que ocurrió el ataque, la investigación da por verídicos los dichos del fiscal", dijo a LA NACION el procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand.

Ayer, se conocieron algunos detalles del ataque que sufrió Cartasegna en su despacho. El fiscal fue atado con un lazo hecho de cables y el agresor lo golpeó y lo arrastró por todo el despacho. Le obligó a escribir con azúcar la palabra Nisman, lo insultó y humilló.

"Fue todo muy cruel: lo obligó a lamer el azúcar para que se notara bien el nombre del fiscal federal asesino", contó a LA NACION una fuente del entorno del fiscal.

Según esa fuente, Cartasegna todavía tiene el cuello y parte de la garganta lastimada y no puede hablar fluidamente. Por eso no realizó declaraciones a la prensa, más allá de un breve contacto con una radio, aunque también se comprometió a respetar el secreto de sumario que impusieron sobre el hecho.

Las fiscales Ana Medina y Betina Lucky, que investigan las agresiones, continuaron ayer tomando declaración a los empleados y auxiliares de la UFI 4 de delitos conexos con Trata de Personas y Pedofilia. También se esperaba el resultado de análisis de las imágenes de video recolectadas en las cámaras de seguridad situadas en el perímetro del edificio de la fiscalía.

En tanto, el fiscal general de La Plata, Héctor Vogliolo, designó a cuatro fiscales: Hugo Tesón, Mariana Ruffino, Martín Chiorazzi y Alejandro Marchet, para que se hagan cargo de las causas que estaba investigando Cartasegna en las Fiscalías 4 y 9.

"Yo le firme la licencia por tiempo indeterminado y le dije que se tomara todos los días que fuera necesario para recuperarse. Cuando esté en condiciones para regresar, seguramente continuará con todas las causas que tenía a cargo", explicó Conte Grand.

Un caso de trata de personas

Si bien se mantiene el hermetismo sobre la investigación, trascendió que la línea que cobró más fuerza en los últimos días es la que vincula la agresión al fiscal con una causa de tratas de personas que él habría desbaratado hace unos años.

"No podemos decir nada porque hay muchas hipótesis. Una de esas líneas podría estar vinculada al tema de trata, pero no se descarta nada", agregó Conte Grand, que deslizó que la investigación de la recaudación policial ilegal a través de abogados caranchos habría pasado a segundo plano.

Fuentes con acceso al expediente dijeron a LA NACION que la manera de actuar en los ataques que sufrió el fiscal no correspondería a un modus operandi de uniformados corruptos. "Si bien siempre hay policías metidos, no creemos que haya inteligencia estructural de una fuerza de seguridad. Lo que sí es seguro es que lo venían siguiendo y lo estaba vigilando en la casa", dijo ese informante.

El fin de semana pasado Cartasegna comenzó a recibir intimidaciones: el sábado lo golpearon dos hombres y una mujer vestidos con uniformes policiales a pocos metros de la fiscalía. Un día después ingresaron en su casa y maltrataron a las mascotas. Dejaron como advertencia mafiosa panfletos con leyendas que decían: "Conozca el próximo Nisman" y "Muerte a Nisman".

El miércoles pasado, Cartasegna fue atacado en su despacho del palacio de fiscalía en pleno centro de esta ciudad.

Te puede interesar