Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Piden datos a Gils Carbó por otro inmueble

Un juez requirió documentos sobre un alquiler

Sábado 06 de mayo de 2017
0

El juez de instrucción porteño Rodolfo Cresseri ordenó ayer buscar una serie de documentación en las oficinas de la Procuración General de la Nación, en una causa en la que se investiga el alquiler de un edificio efectuado por la gestión de Alejandra Gils Carbó .

Aunque la procuradora ya está siendo investigada en la Justicia Federal por la compra de otro edificio -esa causa está en manos del juez Julián Ercolini-, el juez Cresseri interviene en otro expediente, luego de una nota periodística publicada en Clarín, en la que se informaba sobre el alquiler de otras oficinas en la avenida Corrientes al 1600. El monto del contrato sería de $ 200.000 por mes, según la nota.

Debido a la situación, el fiscal José María Campagnoli formuló entonces una denuncia que deriva ahora en la orden del juez Cresseri para busca documentación sobre tal alquiler.

En diálogo con LA NACION, en la Procuración insistieron en que no se trató de un allanamiento, sino de una orden de presentación en el edificio que funciona en la sede de Avenida de Mayo 760.

El juez solicitó copias de una serie de expedientes en torno a la licitación pública 7/2015, al contrato por del edificio de la avenida Corrientes, informaron fuentes oficiales. El magistrado pidió también una adenda, en virtud de la cual se habrían pagado sumas por anticipado, además de "los recibos de pago que hubiere o cualquier otra constancia" sobre el asunto. notoriamente falsa y con hechos comprobables que desmienten la denuncia".

El juez "ordenó un procedimiento que atribuimos a la posición que tuvimos en el día de la fecha respecto de los juicios de lesa humanidad y en contra de la libertad de los genocidas", sostuvieron fuentes de la Procuración.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas