Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las tres décadas de La venganza será terrible

El ciclo de Alejandro Dolina repasa 30 años de historia en un voluminoso libro que presenta Editorial Planeta

Lunes 08 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Victoria Gesualdi / AFV

La venganza será terrible cumplió 30 años y Editorial Planeta lo celebra con un libro consagrado al histórico ciclo de Alejandro Dolina. Actualmente, el programa sale en dos ediciones diarias (lunes a viernes de 20 a 22 y de 00 a 2) por la AM 750. "Ha cambiado el nombre -cuenta el conductor-. La venganza será terrible es el título desde hace 20 años. Los 10 años anteriores tuvimos otros nombres. Los nombres no permanecen, y en general los programas que perduran también cambian. No son lo mismo, porque uno se va modificando. Los conductores cambiamos. Si tenemos suerte, aprendemos algunas destrezas. Y sin hacer demasiado ruido, resulta que el programa se va modificando día a día."

En su casona de Núñez, Dolina repasa la trayectoria de su programa, que es su trayectoria misma. Los que lo acompañaron en todos estos años, los que estuvieron un buen tiempo a su lado. Y los que están hoy. "Ahora están trabajando mis hijos -comenta-. Tuve la suerte de haber ligado compañeros talentosos que luego fueron ocupando los lugares que merecían: Elizabeth Vernaci, Guillermo Stronati, Jorge Dorio, Gabriel Rolón, Gillespi, Coco Silly, Patricio Barton. En el libro están todos los testimonios con magníficas fotos en papel satinado. Y sus recuerdos."

Dolina no diría que la idea del libro es suya, pero una vez que estuvo rondando por su cabeza creció hasta ver cómo se plasmaba. "Lo fuimos conversando entre todos. Por suerte tenemos muchos amigos, lo que yo llamo «artistas vecinos». Gente talentosa que ha escuchado y participado en La venganza... La gente de Planeta se interesó muchísimo. Nos encontramos al final del libro con que hemos recobrado del olvido algunas cosas que creíamos haber perdido. Empezamos a juntar fotos, recuerdos. A cada uno que se presentaba le preguntábamos una cosa distinta. Es un libro de recuerdos que no necesariamente tienen que ser reales. Después de todo, ¿quién sabe cuál es la realidad última?"

El conductor ya tiene "siete u ocho libros editados", recuerda, y agrega: "Éste es el primero que no escribí. Lo escribió Nicolás Miguelez, de Planeta, sobre la base de entrevistas que me han hecho a mí y al resto de los integrantes del programa". También confluyen en el libro notas, artículos y entrevistas en las que aparecen otras plumas. Y otros personajes: Marcos Mundstock, Oscar Steimberg, Diego Maradona, Diego Torres, Agustín Pichot, Emanuel Ginóbili, Víctor Hugo Morales, Diego Torres, Jorge Dubatti...

Para Dolina, la permanencia, el paso de los años, "no es ningún mérito". Y se explaya en su punto de vista. "Puede darse el caso de alguien que persevere en algo durante 30 años y que lo haga mal. Nosotros tenemos suerte. La gente sigue estando allí y hemos recorrido varias emisoras. Comenzamos en El Mundo, seguimos en Rivadavia, Del Plata, Continental, FM Tango, Radio Nacional, volvimos a Del Plata y ahora estamos en la AM 750. Hemos recorrido todo el país y también el Uruguay. En esas presentaciones experimentamos la alegría del que va de visita y del que es visitado. Esa especie de ansiedad que uno tiene cuando visita a una persona querida. Esto les da mucha intensidad a los programas que hacemos allí."

Los recuerdos pesan y el libro de La venganza será terrible también. "Es un libro pesado. Un niño no podría llevarlo. El lector allí se va a encontrar con fotos interesantes, con situaciones olvidadas y nuevas. Hay desgrabaciones de momentos del programa. Hay algunos radiocines completos. Hay charlas históricas, mitológicas. Y testimonios de deportistas, políticos, escritores. Algunos escriben, otros responden a preguntas. Muchos nos han dado fotos y material de recuerdo. Hay imágenes con Sandro, con Campanella, de cuando hicimos Recordando el show de Alejandro Molina."

Si la mera permanencia no es una virtud, la perseverancia sí lo es para quien inventó segmentos y personajes radiales antológicos como "El ama de casa es también un ser humano" o el Sordo Gancé. "Tengo la satisfacción de ser recordado por perseverar en una forma de trabajo. Efectivamente, cuando era chico decía frases ingeniosas, molestas para los mayores. Hasta que en un momento decidí hacer de eso una profesión ventajosa para mí."

Fieles como pocos, los oyentes de La venganza será terrible son de atesorar antiguos programas, grabaciones que se han pasado de mano en mano, de casete a casete. "Hemos intentado rasguñar alguno de esos registros para incluir en el libro, hablando con gente que ha grabado, sobre todo, los programas de los primeros años, cuando no era tan común que alguien viniera con un grabador a la audición. Yo me preparé para escribir y para ser músico. De la interacción de esas dos actividades surge el resto de las cosas, que no son sino ciertas mezclas. La radio fue muy hospitalaria conmigo. Me ha permitido desarrollar la habilidad narrativa de modo oral, casi improvisado. También me ha permitido canturrear un poco. Y después, gracias a la radio, pude lograr que mis libros, las novelas, fueran recibidos por mucha gente."

Los dos universos que conviven en Dolina, el radial y el literario, se abrazan en la obra y volverán a hacerlo el próximo domingo en la Feria del Libro, en la presentación de La venganza será terrible. 30 años, junto con Gabriel Rolón. "Yo soy feliz con la radio, aunque estoy más orgulloso de los libros. Lo que me da más felicidad en el día a día, lo que me permite reírme con mis compañeros y estar todo el tiempo pensando, pero lo que me ha salvado la vida es la radio. Si no fuera por ella sería un hombre mucho peor todavía."

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas