Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Concluyó la obra para evitar el desborde del arroyo Azul

Beneficia al casco urbano de esa localidad, pero también a otros distritos como Las Flores y Rauch

Lunes 08 de mayo de 2017
0

Hace unas semanas concluyó la obra de regulación del arroyo Azul Presa La Isidora, destinada a la regulación de los caudales del arroyo Azul del partido de Azul, provincia de Buenos Aires. La construcción se ubica en las vecindades de la estancia La Isidora, aproximadamente a unos 35 kilómetros aguas arriba de la ciudad de Azul, y da respuesta a una demanda histórica de los vecinos del partido.

La inversión superó los 280 millones de pesos y su principal objetivo es evitar los desbordes y dar soluciones a una situación que preocupa a los más de 65 mil habitantes que sufren las consecuencias de las inundaciones en la región desde hace más de 30 años.

La obra beneficia al casco urbano de Azul, protegiendo el ingreso de agua por las crecidas extraordinarias. Pero a su vez, la presa funciona como reguladora al controlar el agua, por lo que se producen beneficios secundarios en la bajada a otros distritos como Las Flores y Rauch, entre otros.

Los trabajos se iniciaron en 2014 y se ejecutaron hasta diciembre de 2015. Tras el cambio de gestión se reiniciaron hasta que fueron finalizados en abril de este año. Es la obra más importante para el partido de Azul y una de las más emblemáticas de la provincia.

Beneficios adicionales

La obra también consta de trabajos adicionales como puentes sobre los vertederos de las presas de los arroyos Azul y el alteo de rutas. Como la presa genera la interferencia sobre un camino vecinal y sobre el enlace entre las rutas nacionales N° 3 y N° 226, se realizó un alteo consistente en terraplenes, para garantizar el sobrepaso de la presa por sobre el coronamiento de la misma.

Además funcionará un centro de inspección que realizará registros estadísticos de medición para monitorear los niveles de agua, y en el que se alojarán piezómetros y una estación meteorológica, para llevar a cabo el control de la presa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas