Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El más poderoso del club de jóvenes líderes mundiales

Con 39 años, gobernará una de las mayores potencias del mundo; cuánto influye la edad en los mandatos

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 08 de mayo de 2017
Emmanuel Macron, tras el triunfo
Emmanuel Macron, tras el triunfo. Foto: Reuters
0

Los franceses decidieron ayer colocar a su país en manos del presidente más joven que jamás tuvo Francia en la Quinta República. Con sólo 39 años, Emmanuel Macron se suma así al reducido grupo de jóvenes dirigentes que gobiernan un país, entre los que se destacan el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau (45), de Grecia, Alexis Tsipras (42) y de Bélgica, Charles Michel (41).

Los jóvenes políticos suelen emerger como una renovación en sistemas políticos envejecidos, donde las sociedades buscan líderes frescos con iniciativas nuevas para solucionar viejos problemas.

"Los jóvenes vienen con menos carga ideológica, con menos compromisos y con más frescura, pero suelen irrumpir de forma explosiva e inesperada, como en el caso de Francia. Hace un par de años se esperaba que la batalla electoral fuera entre Nicolas Sarkozy y François Hollande; la tradicional pelea de boxeo de dos pesos pesados antiguos", dice Alejandro Carrera, profesor de Política en el IAE Business School.

"En los países democráticos sucede que hay instancias de cambio de guardia generacional. Se dio en Gran Bretaña con el ex primer ministro Tony Blair, que asumió con 44 años, y en España con Felipe Gonzalez, que tenía 38 cuando fue elegido presidente; los votaron porque eran candidatos jóvenes. En la Argentina, no se nos ocurre elegir a un presidente de 39 años, en cambio en Europa están esos cambios de guardia. Es interesante el fenómeno Macron, que arrasa con todo el establishment", agrega Carrera.

La alta tasa de desempleo juvenil también repercute en aquellos votantes que no se ven representados por la clase dirigente, que creció en otro contexto económico y social.

"En Europa, donde predominan las sociedades envejecidas, los beneficios sociales se dirigen más bien a los mayores y el problema del desempleo afecta sobre todo a los jóvenes", dice Ángel Rivero, profesor de Ciencia Política de la Universidad Autónoma de Madrid.

"En un momento de crisis política, que está vinculada con las sensaciones económicas y también a la crisis social y cultural de la inmigración, tiene sentido que la juventud y ciertos sectores de la sociedad busquen una renovación", agrega Rivero.

Además, con el ascenso de líderes jóvenes, se renueva el entusiasmo de parte de la sociedad de involucrarse más en la política. "Les ofrece la oportunidad de participar en la gestión de los asuntos que hasta hora encontraban lejanos porque eran otras generaciones las que se ocupaban de ellos", dice Rivero.

A la hora de mencionar las desventajas de elegir un dirigente joven, la falta de experiencia es la primera duda que asoma en los votantes. Macron nunca había tenido un cargo electivo hasta su designación de ayer; anteriormente fue dos años ministro de Economía de Hollande. "Creo que en su caso la crítica de su falta de experiencia no es del todo cierta, ya que tuvo una experiencia profesional en el sector financiero, y tiene una larga militancia en el partido socialista, que ha abandonado relativamente hace muy poco para fundar su propio partido político, ¡En Marcha!", concluye Rivero.

Otros dirigentes jóvenes

Justin Trudeau

45 años

Alexis Tsipras

42 años

Charles Michel

41 años

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas