Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Canelo borró a Chávez Jr. y tiene fecha con Golovkin

Álvarez venció al hijo de la ex leyenda y ya se anunció un duelo ante el kazajo, en septiembre

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 08 de mayo de 2017
0

La ovación retenida por los 20.510 espectadores que agotaron las entradas en el majestuoso T-Mobile Stadium de Las Vegas, fue ajena al anuncio de Michael Buffer tras proclamar vencedor por puntos, en doce rounds, al mexicano Saúl Canelo Álvarez (74.400kg.) sobre su compatriota Julio César Chávez Jr. (74,400kg.), por un unánime y anodino 120-108. Debió esperar unos minutos para manifestarse, postergando un bramido festivo causado por el convite de los organizadores al kazajo Gennady Golovkin, campeón mediano (CMB-FIB-AMB), a subir al cuadrilátero para aseverar, con una sonrisa entusiasta, el gran anuncio que dejó la velada: "¡Confirmado: Golovkin vs Álvarez, el 16 de septiembre próximo, en Las Vegas!"

Pocas veces en la historia de este deporte se vivió una situación tan compleja y aplaudida. La consecuencia importó mucho más que el trámite de una pelea -absurdamente- tan esperada, en donde más allá del nacionalismo y la influencia del turismo azteca en Las Vegas, Álvarez, sin esforzarse en demasiado, enterró las fantasías que podían proyectar a Chávez Jr. a dar una de las "sorpresas del siglo". Con un boxeo simple y lineal, Canelo superó en todas las distancias a un Chávez Jr. que hizo mal lo poco que intentó. Pretendió boxear en vez pelear y sólo supo aguantar el castigo con una vergüenza profesional destacable. No tuvo respuestas anímicas y eso lo condenó.

Mas allá de protagonizar un evento millonario para esta industria (Álvarez se aproximaría a los 12 millones de dólares de ganancias y, Chávez Jr., a seis millones), ambos fueron socios para repartir dinero y para componer mensajes y videos políticos y sociales, opositores a la filosofía internacional del presidente Donald Trump sobre los inmigrantes mexicanos y la futura construcción de un muro fronterizo. Y quizás este motivo sensibilizó a Canelo y lo mostró piadoso de su rival en los últimos dos asaltos.

Canelo Álvarez superó con comodidad a Chávez Jr.
Canelo Álvarez superó con comodidad a Chávez Jr.. Foto: Reuters

"Puedo hacer todo. Boxear, moverme con velocidad y atacar. La pelea con Golovkin está hecha y firmada. Peleo como profesional desde que tengo 16 años y cuando yo nací se acabó el miedo. Soy el mejor porque he boxeado con todos, por eso estoy donde estoy". Firme y seguro, sin ángel oratorio, Canelo, de 26 años, y un record de 49 éxitos (34 K.O), un revés y empate, lució feliz por este desafío indispensable y necesario para un deporte que requiere de un cotejo colosal que sepulte -a corto plazo- los daños, aún visibles, causados por la frustrante entrega de Floyd Mayweather y Manny Pacquiao, en 2015.

"Estoy muy excitado. Al fin pelearemos y esto será diferente. Para los dos, al menos para mí, será, en un 100%, el rival más jerarquizado de mi carrera.", afirmó Golovkin, de 35 años y un record de 37 victorias. Pese a haber vacilado en su último match ante Daniel Jacobs, a quien batió por puntos, interrumpiendo una serie de 22 K.O consecutivos, su concepto e imagen se mantienen en un nivel ligeramente superior al de Canelo, pero sería difícil, a horas de la gran noticia, anticipar un favorito.

Golovkin agregó: "Sólo me resta desearle suerte". Y Álvarez replicó: "Suerte se le desea a los mediocres, no a mí". Fue un modo de aceptar el reto y escuchar el primer campanazo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas