Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Buscá el factor sorpresa

Basta de planes clásicos en los que la cita típica es ir a comer, al cine o al teatro; la ciudad y sus alrededores tienen mucho más para ofrecer, y los beneficios de Club te acompañan en este descubrimiento

Lunes 08 de mayo de 2017 • 18:58
0
Descontracturá tus salidas con Club LA NACION
Descontracturá tus salidas con Club LA NACION.

¿Por fin te animaste y la invitaste a salir? ¿Estás aburrido de las clásicas citas con tu mujer? ¿Él siempre te propone el mismo programa? ¿En tu grupo de amigos cada fin de semana es igual que el anterior? Por desgracia, la rutina hasta en los planes para divertirse puede terminar teniendo el efecto contrario. Pero a no preocuparse, solo es cuestión de poner la creatividad en juego y aprovechar alguna de las otras y tantas opciones que la ciudad tiene para ofrecer. Y es que los momentos increíbles suelen esperar del otro lado de la zona de confort. A continuación, planes para renovar la capacidad de asombro.

1. Como en un centro de ski

Aún falta más de un mes para las vacaciones de invierno, pero ya es posible comenzar a practicar los deportes de nieve. En plena ciudad, DrySnow brinda la posibilidad de experimentar ski y snowboard en una pista de nieve seca. "Nuestro objetivo es el entrenamiento y la enseñanza de estos deportes a lo largo del año", apuntan desde la compañía. Y así, crearon en el club GEBA una estructura con una pendiente de unos 15° y 4 metros de alto en su punto más elevado. Con otros 30 de largo y 10 de ancho, está hecha de un material que provee un deslizamiento similar a la nieve, con lo que genera una increíble sensación de esquiar a apenas metros del tráfico citadino.

Dado que posee dos salidas distintas (hay otra a los 3 metros de altura), resulta un plan idóneo tanto para los más avanzados como para aquellos que quisieran comenzar a explorar este mundo -y hasta considerar la nieve como su próximo destino de vacaciones-. Se pueden reservar clases con profesores o alquilar 45 minutos de pista libre. Y en ambos casos, se puede esquiar con equipo propio o alquilar uno allí.

2. Con los ojos cerrados

Sí, ir al teatro puede ser una salida más cotidiana y clásica, pero ¿qué tal ir con los ojos cerrados? He aquí una experiencia para magnificar todos los otros sentidos y descubrir el mundo y sus historias desde otra perspectiva. El Centro Argentino de Teatro Ciego es el único teatro en el mundo donde todos los espectáculos son desarrollados en total oscuridad, y por estos días tiene 10 propuestas en cartel. Entre ellas, A ciegas gourmet, un show que combina una comida diseñada para ser degustada a oscuras con una obra con música en vivo a cargo de una cantante y un pianista. O Luces, la revolución, que cuenta la historia de amor de dos personajes en los años que condujeron a la independencia patria y permite experimentar situaciones como una tertulia típica de la época, la labor de las lavanderas en el río o hasta presenciar un combate. Y hasta los niños pueden tener su lugar con una obra como Mi amiga, la oscuridad, que relata la vida de las hermanas Claridad y Oscuridad y, a través de ellas, va iniciando a los chicos en las maravillas del teatro en el que nada se ve pero todo se siente.

3. Museo de pasiones

Tal vez lo tuyo no sea el arte y no hayas entrado a un museo desde los días de colegio. Pero si sos fanático del fútbol y, más aún, te encuadrás en River o en Boca, tenemos uno al que vas a querer ir. El Museo de River y el Museo de la Pasión Boquense son dos íconos, y presentan colecciones que van a hacer las delicias de los hinchas más fieles. Exhibiciones multimedia, bancos de datos, memorabilia y los más lustrosos trofeos están exhibidos en un espacio que además tiene el gran encanto de estar ahí nomás, a pasitos de la cancha más amada. En ambos casos, la visita puede incluir un "estadio tour", un recorrido por la intimidad de estos templos, que hasta puede proveer la oportunidad de espiar un entrenamiento o cruzarse con alguna figura del equipo.

4. A ponerse los zapatos

¿Hace cuánto que no jugás al bowling?
¿Hace cuánto que no jugás al bowling?.

De a dos o de a más, pero siempre con los zapatos correctos: el bowling es un deporte que puede entusiasmar a muchos, pero que no suele practicarse seguido, más que nada porque no abundan los lugares donde hacerlo. Y si sos de los hábiles, podés aprovechar para impresionar a tu pareja con tus movimientos, estrategia, y seguro con alguna chuza. En Bowling & Co el juego en alguna de sus 28 pistas puede combinarse con tragos, comida o tapeos, y entonces encontrar el marco perfecto para durar varias partidas. Asimismo, el espacio cuenta con una pista de hielo y 5 mesas de pool. Y además, de miércoles a sábado ofrecen distintas clases de baile, de bachata y kizomba a salsa y country. Otro ámbito en el que ponerse a prueba, desafiar habilidades y dar por tierra con cualquier asomo de timidez.

5. Revivir la infancia

He aquí un programa para toda la familia. O para llevar a tus sobrinos y convertirte en el tío preferido. La República de los Niños es el principal parque temático y educativo de Latinoamérica, y presenta una ciudad miniatura en la que es posible interactuar con los principales edificios públicos de la sociedad contemporánea. Entre los más convocantes, resaltan el Palacio de Justicia, la Casa de Gobierno y la Legislatura. Y también el Banco, claro, inspirado en el Palacio Ducal de Venecia y donde los chicos pueden practicar y solicitar un crédito o un préstamo o abrir una caja de ahorro.

También cuenta con un parque en el que se encuentra la Plaza de la Amistad, con estatuas de personajes de historietas y dibujos animados, y en cuyos alrededores se ubican juegos mecánicos, una granja educativa, un estadio, una pileta de natación, una estación de tren, un lago y un anfiteatro, entre otros íconos. Además, la República ofrece talleres y actividades varias en cada uno de los espacios.

6. Como en otra época

Lo comentamos desde otra nota de tapa hace unas semanas: el jazz está más vivo que nunca en la sociedad porteña. Y en ese camino, salir a explorar nuevas agrupaciones de este género es un programa más que interesante, que puede ser una buena cita romántica, pero también hacer a una amena noche entre amigos. Entre otros clubes del rubro, Bebop combina una gran programación con una carta apta para sibaritas, con variantes para picar como langostinos crocantes con alioli de mango y pickles de pepino y provoleta con pico de gallo; platos más contundentes como una hamburguesa con queso tybo, tomate, cebolla y salsa barbacoa o un sándwich de jamón crudo, brie y rúcula en pan de baguette y dulzuras como manzanas acarameladas, salsa de yogur y chocolate blanco o cheesecake de banana con helado de frambuesas. Todo, posible de acompañarse con vinos de la bodega Catena Zapata. De los mismos dueños de Aldo's, Birkin y Casa Cruz, su expertise en la cocina no falla, y todo en este reducto promete una velada perfecta de principio a fin.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas