Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Idina Menzel, entre la secuela de Frozen y la remake de Eternamente amigas

La estrella de Broadway habló con LA NACION sobre la flamante película de Lifetime, el desafío de ser Bette Midler por un rato y qué podemos esperar del regreso de la Reina Elsa

Miércoles 10 de mayo de 2017 • 00:05
SEGUIR
LA NACION
Idina Menzel y el desafío de liderar la remake de Eternamente amigas
Idina Menzel y el desafío de liderar la remake de Eternamente amigas. Foto: Archivo / Gentileza Lifetime

No es fácil reversionar una película de culto y mucho menos abordar un papel que fue previamente interpretado por una verdadera estrella. Sin embargo, la actriz y cantante Idina Menzel no se dejó intimidar y, cuando le propusieron liderar la remake de Eternamente amigas - el drama de 1988 de Garry Marshall protagonizado por Bette Midler y Babara Hershey -, la artista de Broadway y protagonista de Frozen no sólo aceptó de inmediato sino que además recibió el visto bueno de Midler, una de sus máximas ídolas. En la versión de Lifetime dirigida por Allison Sanders, Menzel interpreta a C.C. Bloom, esa temeraria cantante que entabla desde la niñez una amistad inquebrantable con Hillary Whitney (Nia Long), amistad que se afianza en los logros, pero que se pone a prueba en situaciones oscuras.

En diálogo con LA NACION, Menzel habló sobre cómo fue reencontrarse con una historia tan querida por la audiencia, cuyo himno "Wind Beneath My Wings" alude al heroísmo inherente a todo vínculo entre dos personas incondicionales.

Una remake que le rinde tributo a Bette Midler

Nia Long e Idina Menzel, inseparables en Eternamente amigas
Nia Long e Idina Menzel, inseparables en Eternamente amigas. Foto: Archivo / Gentileza Lifetime

"Crecí adorando a Bette Midler, me inspiraba mucho su espíritu, la forma en la que se plantaba en el escenario, el carisma de sus trabajos en cine, la estudiaba con detenimiento, era una heroína para mí, un icono", cuenta Menzel, con una voz sumamente cálida, del otro lado del teléfono. Esa admiración fue precisamente un arma de doble filo para la actriz. Una parte de ella quería rendirle tributo al abordar el mismo personaje y otra parte, la más insegura, creía que no iba a estar a la altura. Sin embargo, la necesidad de entregarle a la audiencia una versión contemporánea de Eternamente amigas fue más fuerte.

"Después de meditarlo un poco, consideré que había una generación mucho más joven que no había visto la película, que ya había pasado tiempo y que esta remake era una buena forma de generar una conversación sobre las mujeres, sobre cómo podemos equilibrar nuestras ambiciones, nuestra vida sentimental y nuestros trabajos", le explica la actriz a LA NACION, haciendo la salvedad de que films sobre la amistad femenina no son precisamente frecuentes en la actualidad: "'¿Cuántas veces vemos relatos de mujeres fuertes, con una historia de amor que es esa amistad y no un vínculo con un hombre?", se pregunta Menzel, casi de manera retórica.

Barbara Hershey en Eternamente amigas/Beaches (1988), la película de Garry Marshall
Barbara Hershey en Eternamente amigas/Beaches (1988), la película de Garry Marshall. Foto: Archivo

Al ser consultada sobre los cambios que se hicieron respecto a la historia original, Menzel retoma el concepto de homenaje para asegurar que no era imperativo darle un giro brusco al clásico de Marshall: "Cuando hacés una remake tenés que ser respetuoso con la original, sobre todo cuando se trata de una película tan querida como Eternamente amigas; es decir, yo sé que no voy a ser nunca Bette Midler, pero sí confiaba en que podía aportar algo y hacer la diferencia", expresa la artista, cuya carrera no desconoce de interpretaciones de mujeres fuertes. Menzel exploró la complejidad femenina en Broadway con Rent y Wicked; en televisión con Glee y en cine con Frozen, entre muchos otros proyectos. "Me gustan los personajes que explotan sus cualidades únicas, mujeres que no tienen miedo de ser ellas mismas, eso creo que inspira a las nuevas generaciones y me inspira mucho a mí también", remarca.

La versatilidad como combustible

Eternamente amigas ya tiene su remake
Eternamente amigas ya tiene su remake. Foto: Archivo / Gentileza Lifetime

"El arte es un combustible" dice Menzel, de manera enfática, ya sea para discutir su trabajo en Eternamente amigas como para ahondar en las maravillosas especificidades de Broadway. Para ella, todo medio es único, es una vía para inspirar y ser inspirada. "Todos tienen algo en común que es la posibilidad que me dan de ser auténtica con la audiencia, porque cuando no hay verdad en lo que hacés, el público lo nota, y a mí me interesa dar un mensaje honesto", asegura la actriz.

Por lo tanto, Menzel lucha a la hora de precisar cuál es el mejor medio para conectarse con sus seguidores. "Me siento muy afortunada de poder fluctuar de un espacio al otro", explica. "Cuando hago Broadway es excitante porque son ocho shows por semana que me dejan agotada; después puedo encerrarme en el estudio a grabar mi música y el contexto es mucho más solitario y me vuelvo introspectiva; y también puedo pasar a un espacio televisivo, donde la energía es otra", asegura, ratificando su necesidad por rotar entre sus pasiones. "Todo me alimenta y me da equilibrio".

La secuela de Frozen, cada vez más cerca

En 2014, Kristen Anderson-Lopez y Robert Lopez ganaban el Oscar por componer "Let It Go", la canción original de Frozen que Menzel interpretó en ese escenario tan intimidante. Hoy, al recordar ese momento, la actriz que le puso la voz a Elsa en el film de Disney lo hace con gratitud. "Esa canción fue un regalo para mí porque conecté con muchos niños, fue una bendición y me permitió brillar a través de un papel muy importante".

Entonces, ¿cuándo regresa la esperada secuela? Menzel se muestra cautelosa al responder, pero de todos modos arroja algunos datos: "Están concentrados en el guión y definiendo a los actores, pero sé que en el próximo verano me harán trabajar mucho (risas), y yo estoy más que entusiasmada de volver a interpretar a Elsa, de quien van a conocer otra faceta, sé que vamos a ver mucho más de su historia; me encanta reunirme con la familia Disney, jugar, divertirme, equivocarme y probar cosas nuevas", cuenta Menzel.

De esta manera, y aunque para la reaparición de Elsa haya que aguardar un tiempo, con Eternamente amigas podremos ver nuevamente a la Idina que combina escenas dramáticas con momentos musicales, con esa voz y ese carisma que, ahora más que nunca, apropiadamente reflotan los paralelismos con Midler. "Cuando era chica la vi a Bette luchar en esa película en su ascenso a la fama y me hizo valorar mis propias amistades, recuerdo vívidamente cómo lloré con el film y el lazo que me unía a las dos amigas de la escuela con las que lo vi", rememora Menzel, como esperando que al espectador de 2017 le suceda lo mismo con esta remake que pone a los amigos en un sitial superior. "A medida que uno va creciendo, empieza a costar mantener las amistades porque uno forma una familia y se establecen otras prioridades; pero las relaciones que duran en el tiempo, esas amigas que están siempre... ésas son las que vale la pena atesorar".


¿Dónde verla? Eternamente amigas se podrá ver esta noche, miércoles 10 de mayo, a las 23, por Lifetime.
En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.