Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los planes de Boca y River para salir airosos de un clásico con juego atrevido y mucho riesgo

Para el técnico de Boca, el déficit defensivo se soluciona con buenas decisiones; para el entrenador de River, la clave pasa por la cuestión conceptual

Martes 09 de mayo de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Jonatan Maidana, de River, y Juan Manuel Insaurralde, de Boca; dos hombres que serán fundamentales en equipos que toman muchos riesgos
Jonatan Maidana, de River, y Juan Manuel Insaurralde, de Boca; dos hombres que serán fundamentales en equipos que toman muchos riesgos. Foto: Archivo

Guillermo y las distracciones de Boca

El Boca de los Barros Schelotto se acostumbró, desde el inicio del ciclo, a pensar exclusivamente en el área rival. Guillermo y Gustavo supieron ser atacantes en sus etapas como futbolistas, factor que influyó para ofrecer una idea súper ofensiva que se convirtió en una absoluta prioridad dentro de sus premisas. El sistema podría generarle problemas defensivos constantes a partir del deseo de lastimar permanentemente. Sin embargo, son los jugadores xeneizes los que se equivocan cerca del propio arco y complican el trámite de los partidos. Por eso, muchas veces el equipo se destaca en el campo rival, pero sufre atrás. Y termina dividido en dos.

A pesar de que en la mayoría de los 9 partidos que disputó desde el reinicio del torneo no pudo hacer la diferencia de los últimos meses del 2016, hay una confianza ciega en el poderío ofensivo. Los números lo avalan: cosechó 48 goles, siendo el que más anotó a lo largo de las 23 jornadas y uno de los dos equipos que alcanzaron la barrera de los 40 tantos (el otro, Racing). De esa considerable cantidad, una cuarentena fueron anotados por delanteros y más de la mitad se los repartieron entre Benedetto (14), Pavón (8) y Centurión (6), el tridente que jugará ante el millonario.

Boca no deja la sensación de ser un conjunto implacable por sus problemas defensivos. Sólo recibió 18 goles, un buen número teniendo en cuenta que Independiente y Gimnasia ostentan 16, siendo los que menos recibieron. Aquello fue motivo suficiente para Guillermo, que aseguró hace un tiempo tener "una buena defensa" porque "son pocos los equipos que tienen menos goles en contra que nosotros".


28 de los 48 goles xeneizes los anotó el tridente de ataque preferido de Guillermo Barros Schelotto: Darío Benedetto (14 anotaciones), Cristian Pavón (8) y Ricardo Centurión (6).

Sin embargo, la cuestión es más profunda. Por la propuesta vertiginosa de los Mellizos, los rivales le generan escasas oportunidades que alcanzan para complicarlo y desnudar las falencias de la última línea. Es por eso que tras el grosero error de Peruzzi ante Talleres, que excedió de confianza al querer proteger hasta el lateral una pelota que terminó en gol y derrota (1-2), el DT dio la clave de la flaqueza defensiva: "Tomamos malas decisiones en situaciones que son muy fáciles de resolver". A través de fallas en conjunto también quedaron en el camino dos puntos ante Patronato: "Es difícil de explicar. Nos patearon una vez y nos empataron", se lamentó.

¿Por qué la defensa no cambia? El Mellizo cree que los relevos no le aportarán soluciones a las dudas de Peruzzi, Vergini, Insaurralde y Fabra. Por eso parece una urgencia acceder al artículo 225 para que Peruzzi pueda jugar.

No todo es responsabilidad exclusiva de ellos. En este 2017 a Boca le anotaron 5 tantos y 2 fueron de pelota parada: en los triunfos ante San Martín (2-1) y Vélez (3-1). Entonces, el problema central está en las distracciones, que incluyen a mediocampistas y delanteros. Así , en la era de los Mellizos, mantuvo la valla invicta en sólo 17 de los 49 compromisos oficiales.

Justamente fue en los últimos tres encuentros (Rafaela, Arsenal y Estudiantes) donde se dio esto último. Sin embargo, la ecuación se dio vuelta: cuando más segura se vio a la última línea, los delanteros sólo pesaron ante Arsenal (3-0).

Para el domingo, de todas formas, el hincha confía en los once nombres. Irá a la Bombonera con la esperanza de que Boca, en el partido que posee la llave del campeonato, se convierta por primera vez en un verdadero equipo.

Peruzzi y el artículo 225: el Mellizo lo pedirá por el juvenil Marcelo Torres

Gino Peruzzi vio el sábado por la noche la quinta tarjeta amarilla ante Estudiantes, en La Plata, y había quedado suspendido para jugar ante River. Pero Guillermo Barros Schelotto resolvió junto con su hermano Gustavo pedir el artículo 225 por el delantero Marcelo Torres, que está con el seleccionado Sub 20 que disputará el Mundial en Corea. Así, Peruzzi podrá jugar en la Bombonera.

Gallardo dice que hay que asumir los riesgos conceptualmente

"Asumimos riesgos por la forma que tenemos de jugar; mientras los jugadores se sientan con confianza, me parece perfecto". La frase de Marcelo Gallardo pinta de cuerpo y alma al River actual. Con vértigo ofensivo, conexiones y movimientos imprevisibles en el medio campo, más la posesión de pelota, el equipo aprovecha su poderío: lleva 25 goles en los 12 partidos del semestre. Pero la contracara por momentos se da a la hora de defender: cuando retrocede, ante el riesgo de proyectar ambos laterales, adelantar la última línea y llegar con mucha gente a tres cuartos de cancha para atacar, el rival encuentra ventajas para lastimar.

Dos momentos a lo largo del semestre lo reflejan. Uno es en el primer tiempo del 4-2 con Melgar, que llevó a la posterior declaración del Muñeco. En menos de 25 minutos, el partido estaba 3-2 y el elenco peruano había lastimado por duplicado, gracias a las dudas que entregaba el Millonario al perder la pelota, dejando demasiados espacios por los costados.

El otro también se dio en la Libertadores, en el 2-1 ante Emelec. Después de un primer tiempo con deficiencias de ubicación y marca, Jorge Moreira, uno de los jugadores que más había padecido el partido, convirtió el 1-1 en uno de sus tantos embates. Lo mismo pasó con Milton Casco: generó peligro con sus proyecciones, pero le costó la lucha contra los delanteros.


22 goles en 22 partidos recibió River en el campeonato; hay ocho equipos que tienen un registro mejor: Boca (18), Newell's (17), Colón (17), Independiente (16), Gimnasia (16), Defensa y Justicia (18), Atlético de Rafaela (21) y Huracán (21).

"El equipo logró ser más armónico en las elaboraciones en ataque con mucha gente y pensando en el arco de enfrente, pero hay que corregir el retroceso. Nos llegan poco, pero nos lastiman demasiado", había dicho Gallardo tras el 2-1 a Godoy Cruz en Mendoza, que dejó señales de alerta. Los titulares están cada vez más ensamblados y hay un dinamismo que no se veía el año pasado, pero el sistema de juego genera sus propios riesgos.

"Es una cuestión conceptual. No hay errores defensivos, sino de todo el equipo", explicó el entrenador luego del 4-1 con Temperley. "Tratamos de atacar y defender en conjunto. Nuestra propuesta es ofensiva y eso hace que generemos espacios. Asumimos las responsabilidades y hemos ganamos la mayoría de los partidos".

De los 12 juegos del semestre, en nueve la defensa fue Moreira, Maidana, Martínez Quarta y Casco. En los tres restantes, el DT debió optar por Camilo Mayada en lugar de Moreira y, ante Unión, además jugó Luciano Lollo en reemplazo de Maidana. Aquel fue uno de los tres encuentros en los que River no recibió goles: también lo consiguió en el 2-0 a Quilmes y el 2-0 a Tigre. En los nueve restantes, siempre le convirtieron, y sólo Lanús (3) y Melgar (2) lo lastimaron más de una vez. En total, son 12 anotaciones; una por partido.

Pero, por ahora, no es un problema que lo perjudique. Desde el 0-0 con Unión, el equipo consiguió un rendimiento que está en alza, especialmente con el equilibro que logró con Ariel Rojas, y logró enfilar nueve victorias y un empate, ante Sarmiento (1-1).

Pero no solo Rojas brinda soluciones. A pesar de que mañana debe enfrentarse con Emelec, el Millonario también piensa en Boca y por eso Gallardo optará por un equipo alternativo en la Copa. El domingo, la premisa será una sola: minimizar la posibilidad del error, porque dejar de tomar riesgos implicaría cambiar la idea de juego. Y hoy, eso no es una opción.

Varios suplentes jugarán con Emelec

Marcelo Gallardo le dará descanso a la base de jugadores titulares, con la mira en el choque de mañana, por la cuarta fecha del Grupo 3 de la Copa Libertadores, en el estadio Monumental. La posible formación: Batalla, Mayada, Mina, Lollo y Olivera; Mora, Domingo, Rossi y Andrade; Larrondo y Auzqui. Ignacio Fernández sigue con los trabajos de recuperación del desgarro grado 1 en el bíceps femoral izquierdo. Por ahora, no está descartado para el choque en la Bombonera.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas