Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gabo tiene quien lo lea: actores y escritores recrearon su universo mítico y entrañable

A 50 años de Cien años de soledad, una maratón de lectura rindió tributo al escritor colombiano; hubo música con sus temas favoritos

Martes 09 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Luis Novaresio leyó fragmentos de Cien años de soledad
Luis Novaresio leyó fragmentos de Cien años de soledad. Foto: Rodrigo Néspolo

El comienzo de la tercera y última semana de la Feria del Libro tuvo ayer un clima especial. Y no sólo por la lluvia -que hizo honor al otoño porteño-, sino también por la gratuidad del ingreso para todo público, que contribuyó a que visitantes no tan frecuentes se arrimaran a la Rural. La excusa era inmejorable: un puñado de artistas, escritores y periodistas leyeron fragmentos de textos de Gabriel García Márquez, a quien la FIL quiso rendirle homenaje.

La ya clásica maratón de lectura fue dedicada esta vez enteramente a la producción del premio Nobel de Literatura, al cumplirse medio siglo desde la publicación en el país de Cien años de soledad, la novela que inscribió a Gabo entre los más grandes autores de la literatura universal.

Voces para un tributo

Uno por uno fueron prestando sus voces para recrear los mundos singulares de una veintena de textos. Estuvieron Juana Viale, Romina Ricci, Oscar Gómez Castañón, María Julia Oliván, Luis Novaresio, Marcelo Melingo, Gonzalo Heredia, Reynaldo Sietecase, Ana Padovani, Mirta Busnelli, Erica Rivas y Muriel Santa Ana. "Elegimos fragmentos jocosos o muy intensos, y para ello echamos mano de la obra literaria y periodística de García Márquez, pero también de otro tipo de textos, como obras de teatro y el discurso que pronunció frente a la Academia sueca al recibir el Nobel, en el que denuncia la desaparición de niños en la Argentina durante los años de los militares", contó a LA NACIÓN Fredy Yezzed, escritor colombiano residente en Buenos Aires y responsable de la selección de los fragmentos que integraron el homenaje.

Las lecturas fueron completadas con algunas de las canciones favoritas del escritor, interpretadas por un grupo que se formó especialmente para la ocasión con músicos originarios de distintos países de América latina. Dirigidos por Iván Meluk, deleitaron al auditorio con vallenatos y blues. Se escucharon "Perfidia", "Fiebre amarilla", "La celosa" y "La diosa coronada".

Los lectores sólo debían leer el fragmento asignado, pero muchos se apartaron del guión y, llevados por el entusiasmo, lo contextualizaron o simplemente compartieron su estado de ánimo. "¡Qué hermoso!", exclamó Novaresio al terminar de leer algunos párrafos de Cien años de soledad. "¡Qué linda esta fiesta!", resumió Sietecase.

También algunos espectadores se salieron del programa. Fue el caso de un grupo de adolescentes que, apenas el actor Gonzalo Heredia terminó de leer un fragmento de Crónica de una muerte anunciada, salieron velozmente de la sala con la esperanza de encontrarlo fuera y pedirle un autógrafo.

Soñar con Macondo

Un stand situado en el Pabellón Amarillo rinde homenaje a Cien años de soledad. A sus actividades se sumó un espectáculo infantil que buscó introducir a los niños en la atmósfera del realismo mágico. Ayer y el domingo, en el stand de la Ciudad y en la Biblioteca infantil, respectivamente, por el narrador Daniel Hernández, quien cautivó a todos con su relato y, al final, anticipó: "Mil historias como éstas se cuentan en el libro que ahora no puedo seguir contando porque sería para cien años, Cien años de soledad, el libro que cuando ustedes sean grandes seguramente leerán. Quizá recuerden entonces aquella remota tarde en la Feria del Libro en la que alguien los llevó a conocer Macondo".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas