Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Lava Jato: multan a Techint en Brasil y la excluyen de nuevos contratos

El Tribunal de Cuentas brasileño le prohibió al holding argentino que se presente a licitaciones por 5 años; otro organismo exige una indemnización; la firma negó irregularidades

Martes 09 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION

El Estado brasileño acusó a Techint y a otras 12 empresas de cometer actos ilícitos para perjudicar a la petrolera estatal Petrobras y les reclamó una indemnización global cercana, entre todas, a los US$ 3600 millones para resarcir los daños que, estimó, habrían causado a las arcas públicas de ese país.

La acción en contra de Techint, las restantes empresas y siete personas -entre ellas Marcelo Odebrecht- la presentó la Advocacía Geral de Uniao (AGU), el equivalente brasileño a la Procuración General del Tesoro argentino. Y radicó su demanda ante la justicia federal de su país el 24 de abril, aunque desde entonces permanece bajo secreto.

Foto: Archivo

Para Techint se trata de su segundo traspié con las autoridades brasileñas en menos de seis semanas por coletazos de la megacausa Lava Jato, que, en manos del juez federal Sergio Moro, sacude a Brasil desde 2014. El 22 de marzo pasado, el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU, equivalente a la Sindicatura General, Sigen, local) le prohibió competir por nuevos contratos de cualquier organismo federal brasileño durante los próximos cinco años por sospechas de cartelización.

Desde Techint defendieron su actuación en territorio brasileño ante la consulta de LA NACION, negaron que su constructora en ese país -Techint Engenharia e Construção- hubiera cometido algún ilícito o irregularidad e indicaron que son ajenos a los pagos de coimas.

"Techint Engenharia e Construção actuó dentro del marco de la legislación y las normas legales aplicables", indicaron de manera oficial desde la compañía a LA NACION. "La empresa está presentando recursos administrativos y judiciales de las decisiones que la involucran, por lo cual no hay ninguna decisión definitiva hasta el momento."

¿Qué acusaciones afronta Techint en Brasil? Por un lado, la AGU se presentó ante la justicia federal en Curitiba y solicitó que las 13 empresas demandadas sean condenadas por supuestos fraudes cometidos en 19 licitaciones de Petrobras. Entre esas licitaciones figura una que Petrobras adjudicó a Odebrecht junto con Techint para la construcción de un tramo del Gasduc III, una obra destinada a conectar las redes de gasoductos brasileños con un costo total de 1100 millones de reales, unos US$ 351 millones al tipo de cambio vigente.

Para eso, la Advocacía se basó en un informe elaborado por el Tribunal de Cuentas (TCU), que estimó que esos 19 contratos otorgados por Petrobras incluyeron sobreprecios del 17%, lo que no reconoció Odebrecht, que sí admitió que pagó sobornos para quedarse con ese contrato.

Sin pruebas

Hasta ahora, sin embargo, ninguno de los arrepentidos en la investigación Lava Jato involucró a Techint en el pago de esos sobornos. Por el contrario, excluyeron de esa operatoria delictual a la empresa, que sostiene que ni la AGU ni la policía probaron que hubiera sobreprecios en ese contrato, que se desarrolló entre 2008 y 2010.

Desde Techint consideran además que la demanda de la Advocacía presenta "debilidades", ya que plantea "actos ilícitos generales", pero sin probar los daños concretos "caso por caso".

El reclamo de la AGU conlleva otro riesgo latente para la constructora de Paolo Rocca en Brasil: la demanda plantea la responsabilidad "solidaria" de las empresas, por lo que, dada la situación legal y financiera de Odebrecht, Techint Engenharia e Construção podría afrontar en soledad el cheque por US$ 351 millones.

Por su parte, el 22 de marzo pasado, el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) le cerró a Techint las puertas de todos los organismos públicos federales de Brasil que durante los próximos cinco años convoquen a nuevas licitaciones para otorgar contratos de obra pública.

La decisión del TCU abarcó a Techint y a otras seis empresas que participaron en la construcción de la usina Angra 3, en Río de Janeiro, mientras que suspendió su decisión durante dos meses sobre otras tres constructoras -Odebrecht, Andrade Gutierrez y Camargo Correa-, ya que se encuentran bajo el régimen de negociación con la fiscalía a cargo del Lava Jato.

El alcance de esa megacausa, sin embargo, conlleva turbulencias. Así, el responsable máximo de investigar a las empresas dentro del TCU, Vital do Rêgo, afronta dos investigaciones del Supremo Tribunal de Justicia (STF, el equivalente a la Corte argentina) por recibir "ventajas indebidas" de Odebrecht y de la constructora OAS.

La defensa

Ante la consulta de LA NACION, en tanto, desde Techint también defendieron su actuación en ese contrato que analizó el TCU, en el que se los acusa de prácticas cartelizadas, pero no por el presunto pago de sobornos -"propinas", en la jerga local- para obtener "ventajas indebidas".

Desde Techint indicaron que ya apelaron en sede administrativa la sanción que impuso el TCU y que están dispuestos a recurrir a la vía judicial para objetar ese cerrojo federal, que no les impide competir por nuevos contratos a nivel estadual ni municipal.

Al igual que en la construcción de un tramo del Gasduc III por el que ahora afrontan una demanda multimillonaria de la Advocacía, Techint lidia ahora con el TCU por asociarse para el proyecto de la usina Angra 3 con la constructora Odebrecht, que también reconoció que pagó "propinas" por su cuenta para quedarse con ese contrato.

Un almirante preso por coimas

Al sellar su acuerdo de colaboración con la justicia brasileña, el gigante Odebrecht reconoció el pago de sobornos -"propinas" para "ventajas indebidas", en la jerga local- al entonces titular de Electronuclear, el almirante Othon Pinheiro, hoy detenido, para obtener el multimillonario contrato que compartió en consorcio con Techint.

Odebrecht y Techint se encargaron de la construcción de un tramo del proyecto "Angra 3", que terminó como foco de dos investigaciones específicas dentro de la megacausa Lava Jato: las conocidas como "Radiotividade" y "Pripyat".

Sin embargo, según los arrepentidos que se acogieron a la delación premiada y aportaron datos sobre los sobornos al almirante Pinheiro, sólo Odebrecht se abocó a esos pagos ilegales. Hasta ahora, al menos, despegaron a Techint.

Un tsunami judicial que viene de lejos

La megacausa Lava Jato expande su impacto

Marcelo Odebrecht - ex CEO de Odebrecht

"El príncipe": Conocido en Brasil como "el príncipe de la obra pública", Marcelo Odebrecht estaba llamado a asumir las riendas del imperio familiar de las manos de su padre, Emilio

"El reo": Como parte de la megainvestigación Lava Jato, Odebrecht terminó contra las cuerdas, hasta que el juez federal Sergio Moro lo condenó a 19 años y 4 meses de prisión

"El delator": Tras las rejas, Odebrecht se acogió al régimen de la "delación premiada". Y a cambio de una reducción de su condena aportó información sobre el sistema de coimas que lideró

Sergio Moro - juez federal brasileño

Mani Pulite: Juez federal en Curitiba y alejado de los grandes centros de poder, Sergio Moro estudió durante años el Mani Pulite, la gran investigación sobre la corrupción italiana

La punta de un iceberg: A principios de 2014, la policía inició una pequeña investigación sobre "cueveros" y fuga de divisas, que con el paso de los meses resultó la punta de un iceberg gigantesco

Un sistema que cruje: Tres años después, el caso conocido como Lava Jato puso contra las cuerdas al sistema político y empresarial brasileño, con ramificaciones en América latina, África y Europa

Paolo Rocca - CEO del grupo Techint

Desembarco en Brasil: Con operaciones en todo el mundo, la filial abocada a la construcción desembarcó en Brasil en 1947; allí instaló el 60% de todos los gasoductos y oleoductos de ese país

Puesto 21: Techint Engenharia e Construção ocupó el puesto 21 en el ranking de constructoras que operan dentro de Brasil, según una medición por facturación que se elaboró en 2014

Socio de Odebrecht: Dados los cerrojos formales e informales a las empresas foráneas, Techint sumó negocios en Brasil mediante alianzas con constructoras locales, entre ellas Odebrecht. Ahora esa alianza derivó en problemas judiciales

En esta nota:
Te puede interesar