Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Juan Carlos Tedesco: incansable luchador por la escuela pública

Martes 09 de mayo de 2017
0

"Tenemos discursos políticos que no se expresan en el diseño y la gestión de las políticas, así como postulados pedagógicos que no se traducen en estrategias de enseñanza y aprendizaje que puedan tener vigencia en las aulas. Esta debilidad no constituye un problema específicamente nacional, sino que afecta al campo disciplinario y político de la educación en países avanzados, lo cual, sin embargo, no nos exime de la responsabilidad de contribuir a la construcción de respuestas que rompan el inmovilismo en el cual estamos instalados." La educación fue la razón de ser de Juan Carlos Tedesco, ex ministro de Educación de la Nación entre el 10 de diciembre de 2007 y el 20 de julio de 2009, que murió ayer en esta ciudad.

Premio Konex 2016 Humanidades Argentinas, en la disciplina Educación, y reciente Premio Latinoamericano y Caribeño de Ciencias Sociales del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), fue un luchador incansable por la educación pública. Y lo puso de manifiesto en sus cargos oficiales como ministro nacional y como director de la Unidad de Planeamiento Educativo Nacional, como en sus múltiples responsabilidades como docente e integrante de organismos internacionales.

Foto: LA NACION

Había nacido el 5 de febrero de 1944 y se había graduado en Ciencias de la Educación en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Sus primeros pasos en la docencia los dio en las universidades nacionales de La Plata, Comahue y La Pampa.

Como especialista en política educativa comenzó a trabajar para la Unesco en 1976. A partir de allí inició un camino de investigación y docencia que lo llevó a ser director del Centro Regional de Educación Superior para América Latina y el Caribe (Cresalc), en Venezuela, de 1982 a 1986, y director de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe, en Chile, entre 1986 y 1992.

Residió en Ginebra, entre 1992 y 1997, período en el que fue el director de la Oficina Internacional de Educación de la Unesco. Regresó al país en 1997 para asumir la dirección de la sede regional de esa misma institución, en la que permaneció hasta 2005. Desde abril de 2006 hasta diciembre de 2007 fue secretario de Educación nacional y luego sucedió a Daniel Filmus al frente del ministerio hasta julio de 2009, cuando lo reemplazó Alberto Sileoni.

Su amplio currículum, en el que no puede soslayarse su pasión futbolística por Racing Club, se completa como miembro del Consejo Argentino ante la Secretaría General de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y con una decena de libros como autor o compilador.

La noticia de su muerte, como consecuencia de una enfermedad terminal, conmovió a docentes e investigadores. "Querido padre pedagógico, educador inclaudicable, persona extraordinaria. Nos deja un legado de ética", lo definió Axel Rivas (Cippec).

Para Carlos Ruta, rector de la Universidad Nacional de San Martín donde Tedesco dirigía el Programa para la Mejora de la Enseñanza, murió un "amigo entrañable de una honestidad a toda prueba". "Siempre buscó despertar el deseo por una sociedad más justa. Como él decía, la educación es condición necesaria de la justicia social", añadió.

El actual ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, lo recordó como "un hombre de bien, un hombre de la educación".

Sus restos son velados desde anoche en O'Higgins 2842.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas