Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno impulsa una ley para limitar los alcances del "dos por uno"

Presenta hoy en el Senado un proyecto para restringir la aplicación del fallo de la Corte en delitos de lesa humanidad; sólo se podrían beneficiar los condenados con prisión preventiva durante la vigencia de la norma, entre 1994 y 2001

Martes 09 de mayo de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Carteles contra el “dos por uno”, ayer, en la ex ESMA; también hubo leyendas en contra de los jueces de la Corte
Carteles contra el “dos por uno”, ayer, en la ex ESMA; también hubo leyendas en contra de los jueces de la Corte. Foto: Fabián Marelli

Incómodo luego del fallo de la Corte Suprema que autoriza la aplicación de la conmutación de penas conocida como "dos por uno" para militares condenados por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar, el gobierno de Mauricio Macri decidió impulsar un proyecto de ley en el Congreso para morigerar los efectos de ese fallo, criticado por organismos de derechos humanos y que será repudiado en una marcha prevista para mañana en la Plaza de Mayo.

El proyecto será presentado hoy por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo , en la Cámara alta. La iniciativa intenta morigerar los alcances de la resolución de la Corte, que falló en favor de otorgar el beneficio al represor Luis Muiña, condenado por torturas en el hospital Posadas. Pinedo buscará acordar su tratamiento con el peronismo.

El proyecto, de apenas dos artículos, establece en el primero de ellos: "El cómputo de las penas establecido en su oportunidad por el artículo 7° de la ley 24.390 (del 2 por 1) será aplicable solamente a aquellos casos en los que el condenado hubiere estado privado de su libertad en forma preventiva durante su vigencia". Es decir, entre 1994 y 2001, período en el que casi no había militares detenidos en este tipo de causas, ya que estaban alcanzados por las leyes de obediencia debida y punto final.

En el segundo artículo del proyecto oficial se afirma que se aplicará este criterio "a las causas en trámite", con lo que se impedirá que otros condenados por violaciones de los derechos humanos puedan acogerse al beneficio y reducir el tiempo de sus condenas.

Pinedo, que ayer estuvo en la Casa Rosada, consensuó el proyecto con el diputado Pablo Tonelli , experto en temas judiciales del macrismo. "Estamos analizando la posibilidad de un proyecto de ley que regule la ejecución de la pena y que sirva para evitar estos beneficios para condenados por delitos de lesa humanidad", dijo Tonelli.

La iniciativa, que el Frente para la Victoria en el Senado se comprometió a "estudiar", se suma a las declaraciones del jefe de Gabinete, Marcos Peña, que el sábado pasado expresó su disconformidad con la aplicación del dos por uno. Antes que él, el ministro de Justicia, Germán Garavano , y la vicepresidenta Gabriela Michetti se habían manifestado en idéntico sentido.

Por la mañana, y con un tono más elevado, fue la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal , quien sentó postura. "Nuestra posición es clara: los delitos de lesa humanidad deben ser tratados como delitos de lesa humanidad y no como delitos comunes", dijo la gobernadora.

"No hay forma de reparar en algo el dolor de las víctimas, de sus familias y de los sobrevivientes si no es con respuestas justas. No hay otra respuesta que la respuesta justa, no puede haber atajos. Tenemos que ser claros y respetuosos en el marco de la democracia y de la división de poderes, pero también en nuestra propia libertad de decir lo que pensamos", dijo la gobernadora en clara crítica al fallo, votado por los jueces Carlos Rosenkrantz , Horacio Rosatti y Elena Highton de Nolasco . Un dato que no es menor: la gobernadora habló del tema sin mediar preguntas.

Cerca del Presidente negaron que esta estrategia estuviera consensuada. "Ella habló en su primera aparición pública, lo mismo que el resto", afirmaron allegados a Peña.

En Balcarce 50 intentaron, una vez más, despegarse del fallo de la Corte Suprema, que trajo innumerables críticas, incluso dentro de la coalición Cambiemos.

"Es disparatado pensar que tuvimos algo que ver, sólo el que tiene esa visión equivocada sobre nosotros puede pensarlo", expresaron cerca del Presidente. Fuentes del oficialismo indicaron que los nuevos jueces de la Corte Suprema no estuvieron "ni una sola vez" en el despacho del jefe de Gabinete.

¿Y el costo político? "No tenemos nada que ver. Si el kirchnerismo insiste en decir que buscamos amnistiar a los genocidas, se les va a venir en contra a ellos porque la mayoría de la gente no les cree", expresó una altísima fuente del Gobierno.

Con argumentos similares, el diputado nacional radical Mario Negri defendió al Presidente de las críticas por el polémico fallo. "Del kirchnerismo no podemos esperar otra cosa. Ellos siguen pensando que la Justicia es la extensión de un mostrador que depende del Gobierno", sostuvo el legislador.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas