Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Darío Cvitanich, el eje del bien en Banfield: las razones que lo llevaron a ser capitán y ejecutor de los penales

El Taladro le ganó anoche 2-0 a Sarmiento con dos goles de su jugador emblema, que el próximo fin de semana volverá a jugar el clásico del sur después de 9 años

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 09 de mayo de 2017 • 00:14
Darío Cvitanich, el símbolo de Banfield: volvió al club y se erigió como referente
Darío Cvitanich, el símbolo de Banfield: volvió al club y se erigió como referente. Foto: FotoBAIRES
0

No solamente es el jugador de mayor jerarquía en el plantel que conduce Julio César Falcioni , también es el ídolo de los hinchas de Banfield . Darío Cvitanich es el mayor emblema del Taladro, que anoche le ganó a Sarmiento de Junín con dos goles suyos para alimentar sus sólidas aspiraciones de clasificarse a la Copa Libertadores, certamen que disputó por última vez en 2010.

El futbolista que compartió ataque con el uruguayo Luis Suárez en el Ajax, de Holanda, asumió ayer el liderazgo completo de su equipo a partir de dos circunstancias puntuales: la capitanía y la ejecución de los penales. Hasta la 22° fecha la cinta la portaba Gonzalo Bettini y los remates desde los 11 metros estaban reservados para Brian Sarmiento.

En la etapa del torneo disputada el año pasado, el capitán era Walter Erviti y el encargado de los penales, Santiago Silva. Con la partida de los dos emblemáticos jugadores campeones en 2009, Falcioni debió reasignar esas responsabilidades. Entonces, Bettini, surgido de las divisiones inferiores en el predio de Luis Guillón, fue elegido capitán y Sarmiento pasó a ser el ejecutor de los penales.

Pese al pedido del entrenador, en su regreso al club Cvitanich entendió que era lo mejor respetar la designación de Bettini. Pero eso cambió ayer, cuando formalizó la natural ascendencia en el plantel con la cinta en su poder. En cuanto a los penales, pasó a ser el encargado luego de que, ante Tigre, Sarmiento picase la pelota posada en el círculo blanco dentro del área y luego del rebote en el travesaño la tomase nuevamente para invalidar la continuidad del juego.

El próximo fin de semana Cvitanich volverá a disputar el clásico del sur ante Lanús. El último que protagonizó, hace más de nueve años, quedó grabado para siempre en los hinchas de Banfield con una histórica victoria 5-0, en la que el futbolista nacido en Baradero convirtió dos goles y tuvo una actuación perfecta.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas