Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con una inversión de $ 230 millones, AGD inaugura una planta procesadora de almendras en Mendoza

Emplea a 50 personas permanentes y a 65 eventuales; el presidente Macri va a la apertura

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 09 de mayo de 2017 • 13:00
0

CÓRDOBA.- Aceitera General Deheza (AGD) inaugura mañana su planta procesadora de almendras, Finca Santa Mónica, en el desierto de Lavalle, en la provincia de Mendoza.Con una inversión de 230 millones de pesos (160 millones en la producción agrícola y 70 millones en la fábrica), la empresa hará allí la limpieza, pelado, descascarado, selección electrónica, tamañado, envasado y almacenamiento de almendras.

Desde AGD indicaron a LA NACION que la apuesta es acompañar el potencial de Mendoza como productor de alimentos de calidad para exportar que darán a la Argentina y a la marca mayor presencia en los mercados internacionales sustituyendo las importaciones de almendras.

La empresa cordobesa de la familia Urquía nació en 1948 dedicada a la industrialización de semillas oleaginosas y hoy es un moderno complejo agroindustrial que muele 20.000 toneladas diarias de semillas y tiene una capacidad de almacenamiento superior a 3,4 millones de toneladas.

Buscan potenciar la producción en Mendoza
Buscan potenciar la producción en Mendoza.

Es uno de los mayores exportadores argentinos de maní confitería. Llega con sus productos a 45 países y emplea a 2500 personas.

Con la producción e industrialización de almendros en Mendoza, la compañía se autoabastecerá pero además espera procesar para terceros. Explican que el equipamiento de todos los procesos de la planta es de última generación, lo que garantiza una alta eficiencia y el cuidado del medio ambiente.

En la construcción del complejo trabajaron 200 personas, mientras que 50 permanentes y 65 eventuales se desempeñarán en el proceso. Los 265.000 almendros fueron producidos e injertados en Mendoza por viveros locales en las 800 hectáreas de plantación.

Cada parcela tiene entre 7 y 8 hectáreas con riego por goteo, de alta eficiencia en el uso del agua y su consecuente cuidado del medio ambiente; 11 ventiladores antiheladas protegen 80 hectáreas de la finca lo que permiten que no haya producción cero.

Además, se instalaron 22 ventiladores antiheladas que se completarán antes de agosto para ampliar la cantidad de hectáreas protegidas. La cosecha tiene tres etapas mecanizadas de alta tecnología, vibrado de los árboles (para desprendimiento de las almendras), barrido (para hilerar los frutos) y cosecha (recolección). La capacidad operativa de la planta es de 8.000 kilos por hora de descascarado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas